Domingo, 24 Noviembre 2019 16:10

PANORAMA AGRÍCOLA SEMANAL

La semana de negocios en el mercado estadounidense dejó como hecho destacado una caída superior al 2% para los precios de la soja, consecuencia directa de la falta de acuerdos entre Estados Unidos y China. Para el trigo, en cambio, hubo subas mayores al 2,4% en Chicago y al 1,7% en Kansas, mientras que el maíz cerró con leves pérdidas. En la plaza local, sin grandes sobresaltos en los precios, hubo mayoría de bajas para la soja y el trigo, en tanto que se mantuvo firme el valor del maíz disponible.

Indicadores exógenos que impactan sobre los precios

 

Viernes 22

Viernes 15

Variación en %

Petróleo

57,77

57,72

+0,09

Dólar/Euro

1,1023

1,1055

-0,29

Real/Dólar

4,1962

4,1957

+0,01

Peso/Dólar

59,57

59,47

+0,17

* Tipo de cambio Comprador (cotización divisa) del Banco Nación.

SOJA

Resultó negativa la semana de negocios para la soja argentina. La transición de las ofertas de los compradores fue de 250 a 248,50 dólares por tonelada disponible para el Gran Rosario; de 250 a 240 dólares para Bahía Blanca, y de 243 a 240 dólares para Necochea. La mejor rueda de la semana se desarrolló el jueves, cuando la oferta abierta en Rosario, de US$ 250, habilitó nuevos negocios y un volumen importante de fijaciones.

Para el viernes el FAS teórico de la soja fue calculado por el Ministerio de Agricultura de la Nación en $ 15.157, mientras que para el lunes fue fijado en 15.109 pesos. En el cierre de semana, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) relevó el FAS teórico de la soja para la industria aceitera exportadora en 15.096 pesos por tonelada. El valor FOB en los puertos argentinos pasó de 355 a 353 dólares por tonelada.

La tónica negativa comprendió también a la soja nueva, dado que las propuestas para la mercadería con descarga entre abril y mayo bajaron de 241 a 238 dólares para el Gran Rosario; de 245 a 238 dólares para Bahía Blanca, y de 240 a 238 dólares para Necochea. En el Matba Rofex el saldo semana fue negativo para las posiciones enero y mayo, que retrocedieron de 256,70 a 253 y de 241,50 a 238,30 dólares por tonelada, respectivamente.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 20 de noviembre y el 20 de diciembre deben salir desde el Gran Rosario 181.000 toneladas de poroto de soja, 1.143.596 toneladas de harina y 269.760 toneladas de aceite; desde Bahía Blanca, 239.000 toneladas de poroto y 9500 toneladas de aceite; desde Necochea, 73.321 toneladas de poroto, 25.370 toneladas de harina y 20.000 toneladas de aceite, y desde otros puertos, 53.000 toneladas de poroto y 8000 toneladas de aceite.

Respecto de los cultivos, el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) elevó su intención de siembra de soja de 17,6 a 17,7 millones de hectáreas y relevó el progreso de la implantación sobre el 31,3% de dicha superficie, con un adelanto interanual de 1,7 puntos.

 

Con saldo negativo para los precios de la soja cerró la semana en la Bolsa de Chicago, donde los contratos enero y marzo perdieron un 2,31 y un 2,09%, al pasar de 337,40 a 329,59 y de 341,99 a 334,83 dólares por tonelada. La posibilidad cierta de que 2019 termine sin un acuerdo entre Estados Unidos y China para comenzar a dejar atrás la guerra comercial fue el principal fundamento negativo para las cotizaciones de la oleaginosa.

En efecto, durante la semana las señales surgidas desde la Casa Blanca fueron en sentido contrario a un acuerdo, en particular, porque Donald Trump no está dispuesto a acceder al pedido de China, de ir desarmando la trama de aranceles cruzados que se fueron imponiendo desde marzo de 2018, cuando comenzó la guerra comercial. El miércoles el propio presidente dijo que las negociaciones con China “no están avanzando al nivel que yo quiero”.

El entusiasmo generado en el mercado tras las reuniones del 10 y del 11 de octubre en Washington por el acuerdo “fase uno”, tal como fue reconocido por ambas partes en disputa, que hizo que la soja rondara los 350 dólares, poco a poco se fue diluyendo. Las cinco semanas fijadas entonces para bajar al papel todo lo tratado pasaron y la hoja sigue igual de blanca. Nada se ha escrito sobre ella. Menos aún se vislumbra la firma de algún documento entre Trump y Xi Jinping. ¿Qué hubiera pasado si la Cumbre de Líderes de la APEC que debió concretarse en Chine entre el 16 y el 17 del actual no se hubiera cancelado?

En lo que va de la prolongada guerra comercial este tipo de idas y vueltas fueron la regla, no la excepción. Imperturbable, en todo este tiempo Trump alternó críticas y lisonjas hacia Xi, pero siempre dejó en claro que sólo firmaría un acuerdo que a él le guste. Así, cuando el ego le gana a la razón, resulta desaconsejable hacer pronósticos, porque lo que se presenta como un buen día puede cubrirse de nubes en cuestión de segundos o en lo que tarda un tuit en desplazar al anterior.

La guerra comercial sigue vigente y si su daño sobre los precios no es aún más grave es por lo maltrecha que quedó la campaña 2019/2020 estadounidense por el impacto del mal clima. Sin ese factor hoy el mercado estaría transitando por otros caminos. Pero los propios operadores de Chicago saben bien que si el acuerdo no se alcanza pronto o si China no extiende sus “compras de buena voluntad” el alivio de la menor oferta doméstica pronto será eclipsado por la entrada de una abundante oferta sudamericana que, además, por acción de los procesos devaluatorios de las monedas frente al dólar, resultará más atractiva para China.

Para entender un poco mejor la desazón de los operadores y el ánimo “liquidador” de los fondos de inversión vale señalar que sobre el cierre de la semana hubo dos datos que bien podrían haber contribuido a mejorar los precios de la soja. El jueves, en su informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos el USDA reveló ventas de poroto de soja por 1.516.700 toneladas, por encima de las 1.253.000 toneladas del reporte anterior y del rango previsto por los operadores, que fue de 800.000 a 1.400.000 toneladas. Y el viernes, el Ministerio de Agricultura de China informó que por primera vez en 19 meses creció (un 0,6%) el porcentaje de cerdas reproductoras, lo que podría implicar un punto de quiebre en la sostenida caída de las existencias porcinas chinas como consecuencia de la fiebre porcina africana. Ni una, ni otra noticia evitaron cierre bajistas para las ruedas del jueves y del viernes en Chicago.

Se sumó como factor bajista la previsión de buenas lluvias sobre Brasil durante la nueva semana, que favorecerían las primeras etapas evolutivas de los cultivos implantados y que mejorarían la condición de los suelos donde aún no se sembró. Según la consultora ARC Mercosul la siembra avanzó sobre el 77,3% del área prevista, frente al inédito 89,6% de 2018 y al 80,5% promedio de los últimos cinco años.

Así, de no mediar acontecimientos súbitos, la nueva semana de negocios, que será interrumpida por la celebración del Día de Acción de Gracias el jueves, sólo puede aspirar a ver mejoras técnicas para los precios de la soja. Mientras tanto, la cosecha entra en su última etapa. En ese sentido, el lunes pasado el USDA relevó su avance sobre el 91% del área apta, frente al 85% de la semana anterior; al 91% de igual momento de 2018; al 95% promedio. De cara al nuevo reporte los operadores estimaron el viernes un progreso sobre el 95 por ciento.

MAÍZ

La semana del maíz argentino dejó subas para la mercadería disponible y cierta estabilidad para las cotizaciones del grano de la próxima cosecha. La transición para el grano con entrega inmediata fue de 150 a 152 dólares por tonelada para el Gran Rosario; de 153 a 160 dólares para Bahía Blanca, y de 146 a 147 dólares para Necochea.

Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por Agricultura en $ 8597, mientras que para el lunes fue fijado en 8595 pesos. Las ofertas de los consumos relevadas por la BCBA se ubicaron entre 8900 y 9400 pesos por tonelada, según condición, calidad, procedencia y forma de pago. El valor FOB en los puertos argentinos pasó de 166 a 168 dólares por tonelada.

Para el maíz con entrega entre marzo y mayo las ofertas variaron de 143/145 a 142 dólares para el Gran Rosario, mientras que se mantuvieron estables para Bahía Blanca y para Necochea, en 153 y en 145 dólares por tonelada, respectivamente. En el Matba Rofex el balance semanal dejó ligeras bajas, dado que los ajustes de las posiciones diciembre y abril descendieron de 153 a 151,50 y de 140,80 a 140 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 20 de noviembre y el 20 de diciembre deben salir desde el Gran Rosario 1.315.283 toneladas de maízdesde Bahía Blanca, 344.300 toneladas; desde Necochea, 76.600 toneladasy desde otros puertos, 15.000 toneladas.

Acerca de los cultivos, el jueves la BCBA redujo su intención de siembra de maíz para grano comercial de 6,4 a 6,3 millones de hectáreas y relevó el avance de la implantación sobre el 45,7% de esa superficie, tras un progreso semanal de 1,4 puntos.

 

El balance de la semana dejó leves bajas para los precios del maíz en la Bolsa de Chicago, donde los contratos diciembre y marzo resignaron un 0,67 y un 0,59%, al pasar de 146,15 a 145,17 y de 149,89 a 149,01 dólares por tonelada. La falta de acuerdo entre Estados Unidos y China (las promocionadas grandes compras chinas incluirían a todo el complejo maíz) y el prácticamente nulo impulso generado por el “paquete gigante” de normas presentado por Trump como un fomento a la demanda de etanol fueron los factores negativos que condicionaron la evolución de los precios del cereal.

Sobre el último punto citado, desde los Estados agrícolas que fueron sustento del triunfo de Trump en las elecciones presidenciales volvieron a oírse reclamos por lo endeble que resultaron las medidas anunciadas por la Casa Blanca para impulsar la demanda de etanol. La queja sigue focalizada sobre las exenciones concedidas por la Agencia de Protección Ambiental a pequeñas refinerías (que forman parte de grandes empresas del sector petrolero) para dejarlas al margen de la obligatoriedad de mezclar combustible fósil con etanol.

En ese sentido, la agencia Reuters informó el viernes que el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, le pidió a la oficina del senador de Iowa, Chuck Grassley (republicano), una explicación sobre cómo las exenciones a pequeñas refinerías impactan negativamente en la industria del etanol y sobre por qué la propuesta de la Administración Trump no proporciona alivio. “La oficina de Grassley respondió a las preguntas el jueves, dijeron las fuentes, que no compartieron los detalles de las respuesta. Y la Casa Blanca declinó hacer comentarios”, sostuvo Reuters.

A un año de las nuevas elecciones presidenciales en las que Trump busca su reelección, el equilibrio entre los lobbies petrolero y agrícola mantendría al presidente estadounidense sobre la cuerda floja. Por lo que cada paso tendrá consecuencias.

Acerca de los cultivos, el lunes el USDA relevó el progreso de la cosecha de maíz sobre el 76% del área apta, contra el 66% del reporte anterior; el 89% de igual momento de 2018, y el 92% promedio de las cuatro campañas precedentes. El viernes los operadores estimaron el progreso de la cosecha sobre el 87% del área. Dado el atraso de la campaña, el USDA anunció que extenderá todo lo que resulte necesario la publicación de sus reportes semanales, que usualmente dejan de emitirse a fines de noviembre.

Por último, resultó neutro para el mercado de maíz el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el jueves el USDA relevó ventas por 788.000 toneladas, por encima de las 581.600 toneladas del trabajo precedente, pero dentro del rango estimado por los privados, que fue de 400.000 a 900.000 toneladas.

TRIGO

Mayoría de bajas fue el saldo de la semana para los precios del trigo argentino. Las ofertas por el grano disponible bajaron de 168 a 165 dólares por tonelada para el Gran Rosario y de 183 a 178 dólares para Bahía Blanca, mientras que para Necochea se mantuvieron estables en 170 dólares por tonelada.

Para el viernes el FAS teórico del trigo fue calculado por Agricultura en $ 10.153, mientras que para el lunes fue fijado en 10.152 pesos. El rango de ofertas de los molinos relevado a diario por la BCBA pasó de 11.200/15.250 a 11.000/14.000 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago. El valor FOB del trigo pan en los puertos argentinos para los embarques en noviembre se mantuvo en 197 dólares por tonelada.

En cuanto a las propuestas por el trigo para entregas diferidas la transición para el Gran Rosario fue la siguiente: para diciembre, de 170 a 165 dólares por tonelada; para enero, de 172 a 170 dólares; para febrero, de 175 a 172 dólares, y para marzo, de 180 a 175 dólares por tonelada. En Bahía Blanca se pasó de 180 a 177 dólares por tonelada para diciembre, pero se mantuvo en 175 dólares la propuesta para enero. En Necochea, de los 173 dólares para diciembre y los 175 dólares para enero se pasó a una única oferta de 170 para diciembre/enero por tonelada. En el Matba Rofex casi no hubo cambios, dado que el ajuste de diciembre quedó estable en US$ 169,50 por tonelada, mientras que el respectivo a enero pasó de 171,80 a 171,70 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 20 de noviembre y el 20 de diciembre deben salir desde el Gran Rosario 348.500 toneladas de trigo y desde otros puertos, 8000 toneladas.

Acerca de los cultivos, el jueves la BCBA relevó el avance de la cosecha de trigo sobre el 20,2% del área apta, con un progreso semanal de 6,9 puntos y con un rinde promedio de 22,2 quintales por hectárea. “El 60% del área en pie presenta una condición entre regular y mala, debido, fundamentalmente, al escaso crecimiento de las plantas y a las demoras en el desarrollo. No obstante, las lluvias registradas en el margen este podrían compensar parcialmente la falta de espigas con un buen llenado de grano”, dijo la entidad.

 

El trigo de los Estados Unidos cerró la semana con saldo positivo para sus precios. En la Bolsa de Chicago las posiciones diciembre y marzo sumaron un 2,48 y un 2,52%, al pasar de 184,73 a 189,32 y de 185,92 a 190,61 dólares por tonelada, mientras que en la Bolsa de Kansas, los mismos contratos subieron un 1,68 y un 1,75%, tras variar de 153,22 a 155,79 y de 156,44 a 159,19 dólares por tonelada. Las adversas condiciones climáticas para la siembra de trigo en países clave de la Unión Europea (UE) fueron, en buena medida, el sustento de la tónica alcista de las cotizaciones.

En ese sentido, la calificación del trigo en Francia cayó bruscamente, mientras los agricultores avanzaron muy poco con la siembra de invierno como consecuencia de las intensas lluvias, según datos de France AgriMer. El 78% del trigo blando (aporta el mayor volumen a la producción general francesa) fue reportado en estado bueno/excelente en la semana que concluyó el 18 de noviembre, por debajo del 84% del segmento anterior y del 82% vigente un año atrás. Además, el reporte semanal reveló que la siembra avanzó sobre el 74% del área prevista, frente al 71% de la semana anterior y al 97% sembrado a igual fecha de 2018.

Las precipitaciones a nivel nacional en Francia durante octubre fueron un 40% superiores al promedio, según el servicio meteorológico público Météo France, y en noviembre se han observado lluvias más frecuentes junto con nevadas en algunas regiones en medio de temperaturas más frías de lo normal. Así, algunos analistas esperan que el clima húmedo en Francia y otros países de Europa occidental, como Gran Bretaña, reduzca el área de trigo y de cebada de invierno en la UE, lo que platearía un escenario más “amigable” para las expectativas de los exportadores estadounidenses en el ciclo 2010/2021.

En cuanto al estado de los cultivos en Estados Unidos, el lunes el USDA relevó el avance de la siembra de los trigos de invierno sobre el 95% del área prevista, frente al 92% de la semana pasada; al 92% de igual momento de 2018; al 95% promedio, y al 95% previsto en promedio por los privados. Ya emergió el 83% de las plantas. Acerca de la condición de los cultivos, ponderó el 52% en estado bueno/excelente, frente al 54% de la semana pasada; al 56% vigente un año atrás, y al 53% previsto por los privados.

Entre neutro a levemente positivo resultó para el mercado de trigo el informe semanal sobre las exportaciones estadounidenses. En efecto, el jueves el USDA relevó negocios por 437.700 toneladas, por encima de las 238.600 toneladas del reporte anterior y cerca del máximo previsto por los operadores, dentro de un rango que fue de 200.000 a 500.000 toneladas.

Granar Research

GRANAR - Tweets

BUSCAR NOTICIA O INFORME POR PALABRA CLAVE

BUSCADOR POR DIA

« Diciembre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31