Sábado, 10 Octubre 2020 17:30

PANORAMA AGRÍCOLA SEMANAL

Con el informe del USDA como factor de peso, los precios de los granos volvieron a completar una semana con saldo positivo en la Bolsa de Chicago, donde las ganancias superaron el 4% para la soja y el maíz, y el 3,5% para el trigo que, en la Bolsa de Kansas, obtuvo alzas de hasta el 5,1%. La tendencia alcista también comprendió al mercado local, donde los precios invitan a diseñar estrategias de comercialización, mientras se esperan lluvias que mejoren el panorama productivo.

Indicadores exógenos que impactan sobre los precios

 

Viernes 9

Viernes 2

Variación en %

Petróleo

40,60

37,05

+9,58

Dólar/Euro

1,1825

1,1718

+0,91

Real/Dólar

5,5218

5,6600

-2,44

Peso/Dólar*

76,95

76,75

+0,26

* Tipo de cambio Comprador (cotización divisa) del Banco Nación.

SOJA

El balance semanal volvió a ser muy positivo para los precios de la soja disponible, con una transición para las propuestas de los compradores de 300 a 313 dólares por tonelada (de 23.025 a 24.100 pesos) para las terminales del Gran Rosario; de 285 a 303 dólares para Bahía Blanca, y de 285 a 300 dólares por tonelada para Necochea.

Para el viernes el FAS teórico de la soja fue calculado por el Ministerio de Agricultura de la Nación en $ 23.007, mientras que para el inicio de la nueva semana comercial fue fijado en 23.400 pesos. En el cierre de semana, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) relevó el FAS teórico de la soja para la industria aceitera exportadora en 300,40 dólares por tonelada, equivalentes a 23.165 pesos. El valor FOB del poroto de soja en los puertos argentinos subió de 427 a 447 dólares por tonelada; el del aceite, de 776 a 827 dólares, y el de la harina, de 407 a 420 dólares por tonelada, según los datos publicados por Agricultura.

Las ganancias se expresaron también en el Matba Rofex, donde los ajustes de las posiciones noviembre y enero de la soja sumaron un 5,31 y un 5,36%, tras variar de 303 a 319,10 y de 257,70 a 271,50 dólares por tonelada. De igual modo subieron las propuestas de los compradores por la soja de la próxima cosecha para las entregas entre abril y mayo. Lo hicieron de 260 a 270 dólares por tonelada para el Gran Rosario y para Bahía Blanca, y de 255 a 265 dólares por tonelada para Necochea.

En su informe semanal sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 7 y el 23 de octubre deben salir desde el Gran Rosario 1.295.513 toneladas de harina y 502.397 toneladas de aceite; desde Bahía Blanca, 58.000 toneladas de poroto y 12.000 toneladas de aceite; desde Necochea, 50.600 toneladas de poroto y 5500 toneladas de aceite, y desde otros puertos, 10.500 toneladas de harina.

El viernes, en su informe mensual, el USDA redujo de 49,70 a 49 millones de toneladas el volumen de la cosecha argentina de soja 2019/2020 y de 10,25 a 10 millones las exportaciones de poroto de soja. En cuanto al ciclo 2020/2021, el organismo mantuvo sus proyecciones en 53,50 millones de toneladas para la cosecha, lo que parece demasiado auspicioso, y en 7,50 millones las ventas externas.

 

El rally alcista de la soja sigue su curso en la Bolsa de Chicago, donde la semana dejó alzas del 4,38 y del 4% para las posiciones noviembre y enero, cuyos ajustes crecieron de 375,06 a 391,50 y de 376,53 a 391,60 dólares por tonelada. Pese al acelerado avance de la cosecha, el peso de exportaciones que evolucionan como pocas veces antes –incluso previo al inicio de la guerra comercial– y de existencias finales que ya quebraron la resistencia de los 10 millones de toneladas y que el USDA proyectó el viernes como las más bajas desde el ciclo 2015/2016 fue suficiente para prolongar la racha positiva de los precios, que quedaron en el nivel más alto desde marzo de 2018, pero a un paso de ser los mejores desde principios de enero de 2017.

El mercado tuvo el martes el primero impacto alcista con el retorno de los compradores chinos a asegurarse envíos de soja estadounidense, incluso antes del cierre de la semana de feriados que concluyó el jueves. Ese interés, que el miércoles y el jueves se vio reflejado en confirmaciones del USDA de nuevas ventas a China por 132.000 y por 374.000 toneladas, respectivamente, también quedó plasmado en el informe semanal sobre las ventas externas para el período 25/9 – 1/10. En efecto, el jueves el USDA relevó ventas de poroto de soja por 2.590.700 toneladas, casi a la par con las 2.591.200 toneladas del reporte anterior y por encima del rango previsto por los privados, de entre 1,5 y 2,5 millones de toneladas. Del total, 1.538.100 toneladas correspondieron a compras chinas. Ahora, en función de la nueva proyección del USDA para las exportaciones 2020/2021 (59,87 millones de toneladas), el promedio semanal necesario para cumplir dicha meta es levemente superior a los 1,15 millones de toneladas.

Y el viernes el USDA selló el recorrido semanal alcista de la soja con las cifras publicadas en su informe mensual de estimaciones agrícolas. Allí, el organismo estimó la cosecha de soja 2020/2021 de los Estados Unidos en 116,15 millones de toneladas, por debajo de los 117,38 millones previstos en septiembre y de los 116,70 millones calculados por los privados. Para llegar a dicho volumen el organismo mantuvo el rinde promedio en 34,90 quintales por hectárea, pero redujo la superficie que llegará a ser cosechada de 33,59 a 33,31 millones de hectáreas.

En el resto de las variables comerciales, y con la reducción de las existencias iniciales de 15,64 a 14,25 millones de toneladas, el organismo ajustó muy levemente el uso total, de 63,07 a 63,03 millones, pero dio el golpe al elevar su estimación sobre las exportaciones, de 57,83 a 59,87 millones de toneladas. Así, las existencias finales fueron proyectadas en 7,90 millones de toneladas, lejos de los 12,52 millones del informe anterior y también por debajo de los 9,88 previstos por los operadores. De este modo, el stock final cae debajo de los 10 millones por primera vez desde la campaña 2016/2017, que terminó con 8,21 millones, y resulta el más bajo desde los 5,35 millones del ciclo 2015/2016.

Como lo señalamos el viernes en el análisis del informe mensual, frente a un volumen de existencias tan bajo, el mercado seguirá muy pendiente de lo que suceda con lo que resta de la recolección, dado que eventuales nuevas pérdidas podrían llevar el volumen de las reservas a un nivel crítico. De igual modo, la posibilidad de que un atraso en la siembra brasileña, que actualmente necesita lluvias para avanzar, impida el ingreso del grano sudamericano en el mercado en enero podría alentar mayores ventas estadounidenses, sobre todo a China que, según los proyectado por el USDA, demandará un récord histórico de 100 millones de toneladas a lo largo de todo el ciclo comercial.

Respecto de Brasil, el USDA mantuvo el viernes sin cambios sus proyecciones de cosecha y de exportaciones, en 133 y en 85 millones de toneladas. Un día antes, en su primer relevamiento 2020/2021, la Conab proyectó la producción de soja en 133,67 millones de toneladas y las ventas externas, en 85 millones. Según el organismo, la intención de siembra evidencia una suba del 2,5% frente al ciclo anterior, al pasar de 36,95 a 37,88 millones de hectáreas.

De vuelta sobre las variables estadounidenses, el avance de la cosecha de soja fue relevado el lunes por el USDA sobre el 38% del área apta, contra el 20% de la semana pasada; el 12% de igual momento de 2019, y el 28% promedio de las últimas cuatro campañas. El promedio de las estimaciones privadas había augurado el avance de la cosecha sobre el 36% del área. En Illinois y en Iowa la recolección progresó sobre el 25 y sobre el 55% de las respectivas superficies aptas. En su valoración sobre la condición de las plantas, ponderó el 64% de la soja en estado bueno/excelente, sin cambios respecto de la semana pasada, pero por encima del 53% de igual momento de 2019. El dato oficial estuvo en línea con la previsión de los privados. El organismo agregó que está perdiendo hojas el 85% de la soja, contra el 74% del reporte anterior; el 67% del año pasado, y el 82% promedio. El viernes los operadores estimaron un progreso de la cosecha sobre el 60% del área apta. El nuevo reporte oficial se publicará el martes, tras el feriado por el “Día de Colón” en Estados Unidos.

 

MAÍZ

El maíz argentino vivió otra semana de importantes alzas para sus precios, con transiciones para el grano disponible de 170 a 181 dólares por tonelada (de 13.048 a 13.900 pesos) para la zona del Gran Rosario; de 167 a 180 dólares para el puerto de Bahía Blanca, y de 165 a 170 dólares por tonelada para Necochea.

Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por Agricultura en $ 12.605, mientras que para el inicio de la nueva semana comercial fue fijado en 12.804 pesos. El valor FOB del maíz en los puertos argentinos creció de 200 a 207 dólares por tonelada, según lo publicado por Agricultura.

Resultó fuerte la tónica alcista en el Matba Rofex, donde los ajustes de las posiciones diciembre y abril crecieron un 6,67 y un 6,60%, al pasar de 172,50 a 184 y de 159 a 169,50 dólares por tonelada. En cuanto a las ofertas por operaciones forward, las mejoras fueron de 155 a 166 dólares por tonelada de maíz con entrega entre marzo y mayo sobre el Gran Rosario; de 160 a 175 dólares para Bahía Blanca, y de 155 a 160 dólares por tonelada para Necochea.

En este punto, ya casi como una marca de agua indeleble, volvemos a señalar que en maíz, en soja y en trigo, el mercado está poniendo a disposición opciones más que atractivas para diseñar estrategias de comercialización inteligentes, desde niveles que eran impensados pocas semanas atrás. Resguardar inversiones y mantener latente la posibilidad de usufructuar mejoras adicionales debe ser un norte permanente dentro del negocio agropecuario.

En su informe semanal sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 7 y el 23 de octubre deben salir desde el Gran Rosario 742.770 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 274.850 toneladas; desde Necochea, 88.438 toneladas, y desde otros puertos, 32.500 toneladas.

Acerca de los cultivos, el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) indicó que durante la última semana la siembra de maíz con destino a grano comercial comenzó a desacelerarse en el centro del área agrícola. “La falta de humedad en los primeros centímetros del perfil en las provincias de Córdoba y de Santa Fe ponen en riesgo la concreción de la superficie presupuestada con planteos tempranos. Diferente es la situación en las provincias de Buenos Aires y de La Pampa, donde las lluvias relevadas los días previos mantienen las buenas condiciones para la incorporación del cereal”, detalló. Y agregó que el avance de siembra registrado se ubica sobre el 20,8% de la actual proyección, 6,3 millones de hectáreas, con una demora interanual de 3,4 puntos.

El viernes el USDA elevó la cosecha argentina de maíz 2019/2020 de 50 a 51 millones de toneladas y las exportaciones, de 37 a 38 millones. En cuanto a la campaña 2020/2021, el organismo mantuvo sin cambios sus proyecciones, en 50 y en 34 millones de toneladas, respectivamente.

 

El balance de la semana fue muy positivo para los precios del maíz en la Bolsa de Chicago, donde los contratos diciembre y marzo sumaron un 4,01 y un 3,34%, al pasar de 149,50 a 155,50 y de 153,24 a 158,36 dólares por tonelada. Al igual que la soja, los fundamentos para la prolongación de la tónica positiva fueron la celeridad de las ventas externas y las cifras reveladas por el USDA en su reporte mensual, que en buena medida habían tenido un anticipo en el informe trimestral de existencias que el organismo publicó el 30 del mes pasado, en el que ya había advertido sobre la caída de las existencias de la campaña 2019/2020.

En efecto, el viernes en su informe mensual de estimaciones agrícolas el USDA elevó el uso total de maíz estadounidense 2019/2020 de 301,39 a 307,58 millones de toneladas, en particular por el crecimiento del uso forrajero, y las exportaciones, de 44,83 a 45,17 millones. De ese modo, las existencias finales fueron ajustadas de 57,23 a 50,68 millones.

Y respecto del nuevo ciclo, el organismo estimó la cosecha de maíz de los Estados Unidos en 373,95 millones de toneladas, por debajo de los 378,47 millones previstos en septiembre y de los 376,52 millones calculados por los privados en la previa del trabajo oficial. Para llegar a dicho volumen redujo de 112,04 a 111,97 quintales por hectárea el rinde promedio y de 33,79 a 33,39 millones de hectáreas la superficie que llegará a ser cosechada.

En el resto de las variables comerciales, y con el importante aporte de la reducción de las existencias iniciales antes citado, el USDA ajustó el uso forrajero de 147,96 a 146,69 millones de toneladas y el uso total, de 313,70 a 311,16 millones (el uso para etanol bajó de 129,55 a 128,28 millones). Las exportaciones fueron sostenidas en 59,06 millones. Tras esos ajustes, el stock final fue calculado en 55,04 millones de toneladas, por debajo de los 63,57 millones del mes pasado, pero por encima de los 53,85 millones esperados por los privados.

Vale señalar que ese último dato, del stock oficial arriba de las previsiones del mercado, no alcanzó para eclipsar el sentimiento alcista, dado que nadie se olvida que pocos meses atrás la perspectiva era de existencias finales arriba de los 70 millones de toneladas.

Como se señaló anteriormente, las exportaciones semanales siguen resultado constructivas para el mercado de maíz estadounidense. En efecto, el jueves el USDA relevó ventas por 1.225.700 toneladas, por debajo de las 2.027.100 toneladas del reporte anterior, pero en la parte alta del rango previsto por los privados, que fue de 700.000 a 1.500.000 toneladas. No hubo negocios con China en el volumen relevado.

Por último, el progreso de la cosecha de maíz fue relevado el lunes por el USDA sobre el 25% del área apta, contra el 15% de la semana pasada; el 14% de igual momento de 2019, y el 24% promedio de las últimas cuatro campañas. En promedio, el mercado esperaba un avance sobre el 26% de la superficie apta. En Iowa y en Illinois la cosecha avanzó sobre el 25 y sobre el 26% de las respectivas áreas aptas. Además, ponderó el 62% de los cultivos en estado bueno/excelente, por encima del 61% de la semana pasada y del 56% de igual momento de 2019. El mercado no esperaba cambios. El organismo indicó que está maduro el 87%, contra el 75% del reporte precedente; el 54% del año pasado, y el 78% promedio. El viernes los operadores estimaron el progreso de la cosecha sobre el 35% del área apta.

 

TRIGO

El mercado doméstico de trigo no quedó exceptuado de la tendencia alcista general, mientras la cosecha da sus primeros pasos en el norte del país. En la zona del Gran Rosario, las ofertas por el cereal para las entregas entre noviembre y diciembre crecieron de 195 a 200 dólares por tonelada (de 14.966 a 15.390 pesos) y para enero, de 198 a 205 dólares. En tanto que para Bahía Blanca y para Necochea, las propuestas para las descargas en diciembre/enero subieron de 190 a 200 y de 185 a 200 dólares por tonelada, respectivamente.

Para el jueves el FAS teórico del trigo fue calculado por Agricultura en $ 15.891, mientras que para el inicio de la nueva semana comercial fue fijado en 16.093 pesos. El valor FOB del trigo en los puertos argentinos para embarques cercanos aumentó de 253 a 258 dólares por tonelada, mientras que para los embarques entre enero y febrero creció de 241 a 253 dólares por tonelada, según lo informado por Agricultura.

Las pizarras del Matba Rofex también reflejaron subas para los precios del trigo. Los ajustes de las posiciones diciembre y enero crecieron un 5,21 y un 5,53%, tras pasar de 197,70 a 208 y de 199 a 210 dólares por tonelada.

En su informe semanal sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 7 y el 23 de octubre deben salir desde el Gran Rosario, 30.000 toneladas y desde Bahía Blanca, 30.000 toneladas.

Respecto de los cultivos, el jueves la BCBA indicó que continúa la recolección de trigo en sectores del NOA y de NEA, con rindes de entre 5 y 10 quintales por hectárea. “En la franja central del área agrícola, los daños por las heladas varían tanto por la humedad disponible en los suelos de las regiones afectadas, como por el grado de desarrollo del cultivo, observándose las mayores complicaciones en los cuadros implantados en Córdoba y el Núcleo Norte. En cambio, al sur del área agrícola, el cultivo mantiene un buen estado, sin mayores daños por las heladas, allí, más del 90% del trigo se encuentra en condición entre normal y excelente, bajo una buena situación hídrica”.

El viernes, el USDA ajustó de 19,50 a 19 millones de toneladas su estimación sobre la cosecha argentina de trigo y de 13,50 a 13 millones las exportaciones.

 

El valor del trigo de los Estados Unidos siguió escalando posiciones durante la semana. En la Bolsa de Chicago las posiciones diciembre y marzo ganaron un 3,58 y un 3,15%, tras pasar de 210,63 a 218,17 y de 212,93 a 219,64 dólares por tonelada. Mayores fueron las ganancias en Kansas, donde los mismos contratos sumaron un 5,10 y un 5,01%, al variar de 187,21 a 196,76 y de 190,52 a 200,07 dólares por tonelada. Con un nivel de ventas externas que se mantiene relativamente constante dentro de los promedios necesarios para cumplir la meta actual, los fundamentos alcistas continuaron siendo la firmeza de las cotizaciones en Rusia, que le restan competitividad a sus exportaciones, y las complicaciones que están padeciendo los productores de ese país y de Ucrania para avanzar con las siembras de invierno, por el tiempo seco que amenaza con perjudicar severamente la nueva campaña del grano fino en la zona del Mar Negro.

En ese sentido, el viernes la consultora SovEcon advirtió que el clima seco actual podría reducir el área de siembra de trigo de invierno de Rusia en un 10-15%, principalmente en la parte central del país. Sin lluvias previstas para la nueva semana, el temor no sólo pasa por el área que podría quedar sin ser implantada, sino, también, por la suerte que podría correr el trigo sembrado en forma tardía frente a las bajas temperaturas que podrían darse durante el mes próximo.

Y siguiendo con Rusia, el viernes, en su informe mensual de estimaciones agrícolas, el USDA ofreció un tardío sinceramiento de sus cifras, al elevar la cosecha rusa de trigo de 78 a 83 millones de toneladas, algo que los privados venían explicitando en los meses anteriores. Las exportaciones, en tanto, fueron incrementadas de 37,50 a 39 millones.

Claro que el efecto potencialmente bajista de esa mayor cosecha quedó desfazado por la preocupación antes comentada sobre el progreso de la nueva campaña del grano fino ruso.

En cuanto a las cifras de Estados Unidos, el USDA estimó la cosecha en 49,69 millones de toneladas, tal lo había calculado en su informe de fines de septiembre. Además, redujo de 28,41 a 27,98 millones de toneladas las existencias iniciales y de 3,54 a 3,40 millones las importaciones, pero elevó de 2,45 a 2,72 millones el uso forrajero y de 30,24 a 30,51 el uso total. Las exportaciones fueron sostenidas en 26,54 millones. Así, el stock final estadounidense fue calculado en 24,03 millones de toneladas, por debajo de los 25,19 millones del mes pasado y de los 24,22 millones previstos por los privados.

El reporte semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos fue entre neutro a levemente positivo, dado que el jueves el USDA relevó ventas de trigo por 530.600 toneladas, por encima de las 506.200 toneladas del informe anterior y dentro del rango previsto por los privados, que fue de 250.000 a 600.000 toneladas.

En cuanto a los cultivos, el lunes el USDA relevó el progreso de la siembra de trigos de invierno sobre el 52% de la superficie estimada, contra el 35% de la semana pasada; el 48% de igual momento del año pasado, y el 47% promedio. El dato oficial resultó mayor que el 50% previsto por los operadores. Emergió el 24% de las plantas, frente al 10% de la semana anterior; al 22% de 2019, y al 21% promedio. El viernes los operadores estimaron el progreso de la siembra sobre el 65% de la superficie apta, a la espera del reporte oficial del martes.

Granar Research

GRANAR - Tweets

BUSCAR NOTICIA O INFORME POR PALABRA CLAVE

BUSCADOR POR DIA

« Octubre 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31