Domingo, 06 Septiembre 2020 16:40

PANORAMA AGRÍCOLA SEMANA

Con subas de hasta el 2%, la soja volvió a ser la noticia de la semana de negocios en la Bolsa de Chicago, al consolidar su nivel de precios en lo más alto desde inicios de junio de 2018. La agilidad de las exportaciones a pocas semanas del inicio de la cosecha y la certeza de que el volumen 2020/2021 quedará debajo de las últimas previsiones del USDA fueron los principales fundamentos alcistas. Para el maíz y el trigo el segmento comercial cerró con poco cambios. En el mercado doméstico también fue la soja el producto destacado de la semana, mientras que el maíz cerró casi sin variantes y el trigo nuevo tuvo su momento el martes –antes de las lluvias–, con ofertas de hasta 190 dólares.

Indicadores exógenos que impactan sobre los precios

 

Viernes 4 de Septiembre

Viernes 28 de Agosto

Variación en %

Petróleo

39,77

42,97

-7,45

Dólar/Euro

1,1825

1,1896

-0,60

Real/Dólar

5,2995

5,4005

-1,87

Peso/Dólar*

74,18

73,80

+0,51

* Tipo de cambio Comprador (cotización divisa) del Banco Nación.

SOJA

Volvió a ser positiva la semana para los precios de la soja argentina, dado que la transición de las ofertas de los compradores fue de 255 a 260 dólares por tonelada para la zona del Gran Rosario y de 240 a 245 dólares para los puertos de Bahía Blanca y de Necochea.

Para el viernes el FAS teórico de la soja fue calculado por el Ministerio de Agricultura de la Nación en $ 18.144, mientras que para el inicio de la nueva semana comercial fue fijado en 18.230 pesos. En el cierre de semana, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) relevó el FAS teórico de la soja para la industria aceitera exportadora en 244,90 dólares por tonelada, equivalentes a 18.216 pesos. El valor FOB del poroto de soja en los puertos argentinos pasó de 385 a 391 dólares por tonelada; el del aceite, de 764 a 761 dólares, y el de la harina, de 353 a 360 dólares por tonelada, según los datos publicados por Agricultura.

Aunque leve, la tónica alcista se replicó también en el Matba Rofex, donde los ajustes de las posiciones noviembre y mayo crecieron de 257 a 259,50 y de 239 a 240 dólares por tonelada. En cuanto a la soja de la próxima cosecha, para las entregas entre abril y mayo, las propuestas de los compradores se mantuvieron entre 235 y 240 dólares por tonelada para el Gran Rosario y en 235 dólares para Bahía Blanca y Necochea.

En su informe semanal sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 2 de septiembre y el 10 de octubre deben salir desde el Gran Rosario 1.633.815 toneladas de harina y 159.450 toneladas de aceite; desde Bahía Blanca, 52.000 toneladas de poroto y 17.000 toneladas de harina; desde Necochea, 94.167 toneladas de poroto y 24.500 toneladas de harina, y desde otros puertos, 44.000 toneladas de poroto y 22.000 toneladas de harina.

 

La soja completó la cuarta semana alcista consecutiva en la Bolsa de Chicago, donde los contratos septiembre y noviembre ganaron un 2 y un 1,84%, tras pasar de 349,25 a 356,23 y de 349,25 a 355,68 dólares por tonelada. Con estas nuevas mejoras, el valor de la oleaginosa se mantiene en el nivel más alto desde principios de junio de 2018.

Los principales fundamentos alcistas resultaron la falta de lluvias sobre los principales Estados productores de granos gruesos estadounidenses y un ritmo de ventas externas que se mantiene sólido, con China concretando nuevas compras semana tras semana.

En cuanto al clima, la ausencia de lluvias en zonas clave como Iowa, Illinois e Indiana no solo impidió un repunte del estado de los cultivos, sino que acentúo su desmejora. Ahora, por lo avanzado del desarrollo de las plantas a pocas semanas del inicio de la cosecha, el tiempo húmedo no sólo no aportaría beneficios a las plantas, sino que podrían entorpecer las primeras labores de recolección. Por lo que aquello que ayer hubiera sido bajista, ahora podría ser alcista.

En su valoración sobre la condición de las plantas, el lunes el USDA ponderó el 66% de la soja en estado bueno/excelente, por debajo del 69% de la semana pasada, pero por encima del 55% de igual momento de 2019. El mercado esperaba una caída de la condición de entre 1 y 2 puntos. En Illinois la proporción de soja en estado bueno/excelente bajó del 73 al 72%, mientras que en Iowa cayó del 56 al 50%. El organismo agregó que formó vainas el 95% de las plantas, frente al 92% de la semana anterior; al 84% de 2019 para la misma fecha, y al 93% promedio. Y está perdiendo hojas el 8% de la soja, contra el 4% del reporte anterior; el 3% del año pasado, y el 8% promedio. El viernes los operadores estimaron una caída de un punto, hasta el 65%, de la proporción en estado bueno/excelente. El nuevo reporte oficial se conocerá el martes, tras el feriado por el Día del Trabajo en Estados Unidos.

Y respecto de las exportaciones, lo notable es la regularidad de las ventas. Durante la semana que aquí analizamos, sin llegar al volumen del segmento anterior, volvió a resultar positivo el informe sobre las exportaciones estadounidenses, dado que otra vez quedó arriba del promedio (1,11 millones de toneladas) necesario para cumplir con la proyección de exportaciones 2020/2021 fijado por el USDA en su último trabajo mensual, de 57,83 millones de toneladas. El jueves el organismo relevó ventas por 1.762.800 toneladas, por debajo de las 1.874.400 toneladas de la semana anterior, pero cerca del máximo previsto por los operadores, dentro de un rango que fue de 1 a 1,8 millones de toneladas. Del total negociado, 1.010.000 toneladas fueron adquiridas por China.

Durante la semana, en sus reportes diarios el USDA confirmó nuevas ventas de soja por 900.000 toneladas, de las cuales 450.000 fueron reportadas hacia China y el resto, sin rumbo especificado.

El viernes próximo el USDA publicará su informe mensual con las estimaciones sobre oferta y demanda de granos en el nivel mundial. Si bien desde el martes los privados presentarán sus propias previsiones y aparecerá un promedio entre todas ellas, hay certeza sobre que los 120,42 millones de toneladas calculados por el organismo en agosto no se alcanzarán. El viernes, IEG Vantage (ex Informa Economics) estimó la producción de soja en 117,65 millones de toneladas, en función de un rinde promedio de 35,04 quintales por hectárea.

 

MAÍZ

Mayormente sostenidos se mantuvieron los precios del maíz argentino durante la semana. En efecto, las propuestas de los exportadores crecieron de 150 a 151 dólares por tonelada para la zona del Gran Rosario, mientras que para Bahía Blanca y para Necochea quedaron estables en 150 dólares por tonelada. En todos los casos, las equivalencias en pesos superaron la capacidad teórica de pago.

Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por Agricultura en $ 10.294, mientras que para el inicio de la nueva semana comercial fue fijado en 10.426 pesos. El valor FOB del maíz en los puertos argentinos se mantuvo en 176 dólares por tonelada, según lo publicado por Agricultura.

En el Matba Rofex la semana dejó altibajos para las cotizaciones del maíz, dado que mientras los ajustes de las posiciones septiembre y diciembre crecieron de 153 a 156 y de 154,30 a 155,30 dólares por tonelada, el contrato abril retrocedió de 148,50 a 147,50 dólares por tonelada. Sin variantes se negoció el maíz de la próxima cosecha, para las entregas entre marzo y mayo. Los compradores volvieron a pagar 150 dólares por tonelada para Bahía Blanca y 145 dólares para el Gran Rosario y para Necochea.

En su informe semanal sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 2 de septiembre y el 10 de octubre deben salir desde el Gran Rosario 1.353.400 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 370.278 toneladas; desde Necochea, 96.684 toneladas, y desde otros puertos, 3200 toneladas.

 

La semana del maíz dejó ligeros altibajos para los precios en la Bolsa de Chicago. En efecto, mientras la posición septiembre sumó un 0,37% tras pasar de 136,21 a 136,71 dólares por tonelada, el contrato diciembre resignó un 0,35%, al pasar de 141,43 a 140,94 dólares. La falta de humedad que terminó de configurar un nivel de producción que no será récord ni todo lo abundante que se imaginó en el inicio de la campa, pero que igualmente será abundante, fue un factor de sostén para los precios, al igual que las muy buenas ventas externas.

Sin embargo, la caída del petróleo hasta mínimos en dos meses y su relación con la industria del etanol volvió a aportar sombras. Ocurre que el repunte del consumo de combustibles no está siendo el esperado y que los efectos de la pandemia en cuanto a restricciones a la movilidad siguen vigentes, producto de los rebrotes que se están registrando tanto en Estados Unidos como en Europa, mientras que en América del Sur se mantiene como epicentro de la enfermedad. Cabe tener en cuenta que para “administrar” las existencias de maíz estadounidenses será relevante la industria del etanol, que necesita dejar atrás una crisis que aún persiste, aunque ya no sea noticia de tapa.

En cuanto a los cultivos, el lunes el USDA ponderó el 62% del maíz en estado bueno/excelente, por debajo del 64% de la semana pasada, pero por encima del 58% de igual momento de 2019. Los privados estimaban mermas de entre 1 y 3 puntos en la condición del maíz. En Iowa la proporción de maíz en estado bueno/excelente bajó del 50 al 45%, mientras que en Illinois lo hizo del 72 al 70%. Además, el organismo indicó que atravesó la etapa de grano lechoso el 94% de las plantas, frente al 88% del reporte anterior; al 78% del año pasado, y al 89% promedio. Está dentado el 63% del maíz, respecto del 44% de la semana anterior; de 37% de 2019, y del 56% promedio. Y está maduro el 12%, contra el 5% del reporte precedente; el 5% del año pasado, y el 10% promedio. En el cierre de la semana los operadores pronosticaron una nueva caída de la condición óptima de las plantas, hasta el 61 por ciento.

Constructivo para el mercado de maíz resultó el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el jueves el USDA relevó ventas 2020/2021 por 2.389.100 toneladas, por encima de las 1.180.500 toneladas del reporte anterior y cerca del máximo previsto por los privados, dentro de un rango que fue de 1,5 a 2,5 millones de toneladas. Del total, China adquirió 1.155.000 toneladas.

Además, durante la semana, en sus informes diarios, el USDA confirmó nuevas ventas de maíz por 1.192.000 toneladas hacia China. Esto sigue fortaleciendo la posición de quienes sostienen que el volumen previsto por el organismo para las importaciones chinas 2020/2021, de 7 millones de toneladas, está muy subestimado. No son pocos los que consideran que en su informe del viernes esa cifra debería crecer hasta, por lo menos, los 10 millones de toneladas.

Y en cuanto al nuevo informe mensual del USDA, no quedan operadores que crean que los 388,08 millones de toneladas previstos para la cosecha estadounidense puedan alcanzarse. El viernes, IEG Vantage proyectó la producción de maíz de los Estados Unidos en 380 millones de toneladas, en función de un rinde promedio de 111,79 quintales por hectárea. En el transcurso de la semana se multiplicarán las previsiones privadas y se podrá ofrecer un promedio de las expectativas del mercado.

 

TRIGO

Con la llegada de las necesarias lluvias a zonas del centro de la zona núcleo argentina, los precios del trigo de la nueva cosecha evidenciaron alguna bajas en la comparación semanal para la zona del Gran Rosario, donde las propuestas por el grano para noviembre retrocedieron de 180 a 175 dólares por tonelada; para diciembre, de 182 a 175 dólares, y para enero, de 182 a 180 dólares. Cabe señalar que el martes, el mejor día para los precios, los compradores ofrecieron 185 dólares para noviembre y hasta 190 dólares para diciembre y enero.

En cuanto a los puertos del sur de Buenos Aires, donde los cultivos evidencian las mejores condiciones en el nivel nacional, el saldo para el trigo con entrega entre diciembre y enero fue positivo, dado que las propuestas crecieron de 183 a 185 dólares por tonelada para Bahía Blanca y de 175 a 180 dólares para Necochea.

Acerca del cada vez más escaso trigo disponible, las ofertas de los compradores se mantuvieron en 185 dólares por tonelada para el Gran Rosario y en 180 dólares para Necochea, mientras que para Bahía Blanca bajaron de 190 a 185 dólares por tonelada.

Para el jueves el FAS teórico del trigo fue calculado por Agricultura en $ 14.705, mientras que para el inicio de la nueva semana comercial fue fijado en 14.656 pesos. El valor FOB del trigo en los puertos argentinos para embarques cercanos pasó 245 a 244 dólares por tonelada, mientras que para los embarques entre enero y febrero pasó de 232 a 227 dólares por tonelada, según lo informado por Agricultura.

En el Matba Rofex el balance semanal fue negativo, dado que los ajustes de las posiciones diciembre y enero del trigo retrocedieron de 184,50 a 181 y de 187,50 a 184 dólares por tonelada.

En su informe semanal sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 2 de septiembre y el 10 de octubre deben salir desde el Gran Rosario 85.100 toneladas de trigo. 

Respecto de los cultivos, el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que en el transcurso de los siete días precedentes hubo lluvias sobre el centro y el sur del área agrícola. “Si bien es pronto para evaluar el grado de recuperación, se espera que el cultivo presente una mejora durante los días venideros. En los cuadros más adelantados ya se esperan mermas de rendimiento, pero luego de esta lluvia se podrán realizar estimaciones más precisas. En paralelo, al norte del país, aunque las lluvias fueron escasas o nulas, el 59,2% del cereal transita desde encañazón en adelante y, por lo tanto, la capacidad de recuperación es reducida”. En detalle, la entidad indicó que las lluvias registradas en la franja central del área agrícola frenan el deterioro de los cuadros implantados en Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y en el norte de Buenos Aires. “Estas recargas de humedad llegan al inicio de las etapas críticas del cereal y en las próximas semanas se podrá evaluar más precisamente el nivel de recuperación en la condición del cultivo. Finalmente, al sur del área agrícola nacional, donde el cereal prácticamente no presentaba signos de estrés hídrico, con estos registros recibe un nuevo impulso de crecimiento y de recuperación tras el golpe de las heladas”.

 

Con la excepción de la posición más cercana –y a punto de extinguirse– en Kansas, los precios del trigo de los Estados Unidos terminaron la semana con un balance levemente alcista. En efecto, en la Bolsa de Chicago las posiciones septiembre y diciembre sumaron un 0,09 y un 0,27%, tras pasar de 198,14 a 198,32 y de 201,63 a 202,18 dólares por tonelada. En Kansas, los mismos contratos ganaron un 2,76 y un 0,05%, al variar de 169,67 a 174,35 y de 173,52 a 173,61 dólares por tonelada. Vale tener en consideración que en ambas plazas las últimas tres ruedas de negocios fueron negativas.

Y es sobre ese último dato sobre el que habría que poner atención. Los fondos de inversión que concentran su especulación sobre Chicago aportaron mucho a la tónica alcista en las semanas precedentes, en general, por cuestiones financieras que los invitaron a buscar un refugio a ciertas inestabilidades que se evidencian en la economía estadounidense. Pero, los fundamentos de mercado, que a la larga imponen su lógica, qué muestran: que Rusia comenzó a desplegar su potencial exportador, gracias a una cosecha que los privados ubican arriba de los 81/82 millones de toneladas. En ese sentido, durante agosto (segundo mes del ciclo comercial) las ventas rondaron los 4,7 millones de toneladas, contra los 3,4 millones de julio. Recientemente, la consultora SovEcon elevó de 81,2 a 82,60 millones de toneladas su estimación sobre la producción rusa, mientras que para IKAR el volumen de la cosecha es de 82,80 millones. Ambas, muy superiores al dato aportado por el USDA en agosto, de 78 millones de toneladas.

Otro hecho que le restó sostén a los precios del trigo estadounidenses desde la mitad de la semana fue el retorno de las lluvias a la zona centro de la Argentina, que mejoraron las chances de los cultivos.

En Estados Unidos, tras el cierre de la cosecha de las variedades de invierno, el lunes el USDA relevó el progresó de la recolección de primavera sobre el 69% del área apta, contra el 49% de la semana pasada; el 50% del año pasado, el 77% promedio de los últimos cuatro ciclos agrícolas. El dato oficial quedó abajo del 72% previsto por los privados. El viernes los operadores estimaron un progreso de la cosecha sobre el 85% de la superficie apta.

Por último, el reporte semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos resultó neutro para el mercado, dado que el jueves el USDA relevó ventas de trigo por 585.400 toneladas, por debajo de las 764.100 toneladas del informe anterior, pero dentro del rango previsto por los operadores, que fue de 350.000 a 600.000 toneladas. Del total, China adquirió 250.800 toneladas.

Granar Research

GRANAR - Tweets

BUSCAR NOTICIA O INFORME POR PALABRA CLAVE

BUSCADOR POR DIA

« Septiembre 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30