Sábado, 05 Septiembre 2020 02:30

El sector de los biocombustibles busca una respuesta política ante la falta de precios

La situación del sector de los biocombustibles es crítica. Es por eso que la Federación Argentina Sindical de Petróleo, Gas y Biocombustibles, los sindicatos de Petróleo, Gas y Biocombustibles de San Lorenzo y de Bahía Blanca, y la Cámara Santafesina de Energías Renovables (Casfer), se reunieron en un encuentro virtual para tratar de encontrarle una salida a la crisis terminal que están atravesando las empresas pymes de biocombustibles ante el incumplimiento (desde hace más de 8 meses) por parte del Estado Nacional en la publicación de precios.

Rubén Pérez, secretario General del Sindicato del Petróleo, Gas y Biocombustibles, manifestó que se está llegando al límite y señaló que se están paralizando todas las actividades y está quedando la gente en la calle”. El dirigente contó que en Buenos Aires ya hay suspensiones de trabajadores y dijo que Santa Fe está en las vísperas de eso.

“La situación es acuciante. Se lo planteamos al gobierno, nos reunimos con Kulfas en marzo, hoy estamos con la pandemia pero la situación de los biocombustibles es que prácticamente el costo de la materia prima supera al costo que fija la secretaria de energía para el biocombustible por lo que se hace inviable y quedarían este mes cientos de trabajadores suspendidos o despedidos y sin trabajo”, precisó Pérez.

Durante otro encuentro virtual que se realizó el jueves la federación que nuclea a todos los sindicatos del país confirmó que ya tienen en agenda una reunión virtual con el nuevo secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, para abordar la situación y no publicación de precios de referencia.

Pérez se lamentó porque un gobierno con el mismo signo político como el de Néstor Kirchner que en 2006 promovió la producción de biocombustibles en el interior del país hoy no pueda brindar respuestas a los reclamos. “Es incongruente”, remató al tiempo que comentó que el loby de las petroleras presiona para que no se aumente el nivel de corte de los biocombustibles porque les significa una importante inversión en instalaciones y le genera un costo extra y las automotrices también porque no quieren ajustar los vehículos a nuevas mezclas.

“El biocombustible es una realidad en muchos países de Europa, Asia y hasta Estados Unidos, que lo utilizan para sus vehículos y tractores. No es algo que pedimos a contramano del mundo. En Alemania tienen el corte al 18%”, precisó sobre un sector que reúne a unos 4000 mil trabajadores en puestos de trabajo directo y suma 8 mil con los indirectos.

Juan Facciano, presidente de Cámara Santafecina de Energías Renovables (Casfer), apuntó por su parte que todos los actores del sector “coincidimos que la crisis que está atravesando la industria de los biocombustibles es política y requiere una definición política por parte del Estado nacional”.

“El sector empresario y los representantes de los trabajadores queremos que el Estado nacional y la secretaría de Energía cumpla con la ley, con el marco regulatorio que rige la actividad. Desde diciembre no se publican los precios que por disposición legal deberían publicarse todos los meses. Esta situación llevó a que hoy la industria del biodiesel pyme este en una absoluta situación de quebranto y a las puertas de tener que cesar sus actividades de manera definitiva”, destacó.

Mesa de trabajo

La Federación Argentina Sindical de Petróleo, Gas y Biocombustibles manifiesta su máxima preocupación por la profunda crisis que atraviesa la actividad de biodiesel en toda nuestra República Argentina poniendo en riesgo 9.000 puestos de trabajo, indicó en un comunicado.

La organización viene denunciando y solicitando respuesta desde hace meses, y hoy la situación ha empeorado notablemente con las consecuencias del parálisis total de plantas de biocombustibles y la suspensión y despidos de trabajadores. “La falta de una política clara sobre el sector energético empuja a las empresas, en su mayoría pymes, a discontinuar la producción y llevar a una realidad de total incertidumbre sobre el futuro de la actividad. Hoy tenemos compañeros afectados en distintas provincias, principalmente en Entre Ríos, Santa Fe, Tucumán, Córdoba y Buenos Aires, y es necesaria la urgente intervención de la Secretaria de Energía”, indicó.

La federación recordó que las empresas del sector fueron creadas durante la gestión del presidente Néstor Kirchner generando un gran impacto en las economías regionales, dando trabajo a miles de trabajadores en las zonas más alejadas de los centros urbanos. “Lamentablemente, en la actualidad y luego de cuatro años de falta de política energética en pos de la producción y el trabajo argentino, seguimos con la ausencia de acciones contundentes que defiendan esta actividad tan relevante en estos tiempos”, reseñó.

Los gremios que conformamos la Federación instaron a la conformación de una mesa de trabajo que lleve a soluciones urgentes a todos los actores de la rama biocombustible. “Necesitamos retornar al sendero de la producción y del trabajo”, resaltaron en un comunicado.

Pensando una nueva ley para la actividad

La Liga Bioenergética de Provincias Argentinas considera que, dada la relevancia de la industria sería mejor que el Congreso sancione una nueva ley para el sector. Este camino permitiría, entre otras cosas, ir hacia mayores porcentajes mínimos de corte, que hoy son del 12% para el bioetanol y del 10% para el biodiésel.

En el caso del bioetanol, el anteproyecto de la Liga Bioenergética prevé un corte obligatorio del 15% desde el inicio de su vigencia, que iría aumentando progresivamente hasta alcanzar el 27,5% en el año 2027, porcentaje que ya utiliza el mercado automotor de Brasil. Y también busca impulsar los vehículos con motores flex, que pueden utilizar 100% de etanol.

Este proyecto también ofrece un horizonte de largo plazo y reglas del juego previsibles, que permitirán a más jugadores invertir en el sector y favorecerán una mayor participación de las provincias en un modelo federal.

Sin embargo, esta posibilidad de desarrollo y agregado de valor ambiental y económicamente sostenible no es, lamentablemente, acompañada por todos. Hace unos días, comenzó a circular una propuesta que las petroleras le habrían presentado al ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, con lineamientos generales para otra ley de biocombustibles. Este otro proyecto es totalmente antagónico al propuesto por la Liga Bioenergética. Entre sus características, prevé que se habilite a las petroleras a producir biocombustibles y la construcción de plantas de gran tamaño.

Agroclave – La Capital (Rosario)