Sábado, 15 Agosto 2020 05:00

Promueven un mercado de futuros regional para la soja

Por trayectoria y por volumen, el mercado de futuros de Chicago sigue siendo la referencia para las operaciones de soja en todo el mundo. Vigente desde 1848, el Chicago Board of Trade (CBOT) no sólo concentra las mayores transacciones en materias primas como la oleaginosa, el maíz y el trigo, sino que también se ha diversificado y ha sumado a inversores detrás de productos financieros. Sin embargo, en los últimos años, la hegemonía de Estados Unidos como el principal productor de soja a nivel global se ha puesto en duda. Es más, en la última campaña Brasil lo desplazó de ese lugar de privilegio.

Los más de 126 millones de toneladas recolectados en la última campaña convirtieron al vecino país en el mayor originador de la oleaginosa del planeta.

Sumados los aportes de Argentina, Paraguay y también Uruguay, la cifra ronda los 190 millones de toneladas y representa más del 50 por ciento de la producción mundial.

Con esta carta de presentación se comienza a instalar en los ámbitos de debate vinculados al complejo oleaginoso la posibilidad de que la región tenga su propio mercado de futuros para el grano y sus subproductos.

“Por qué el precio se fija en Estados Unidos cuando en el Mercosur es donde se produce más soja”, se preguntó Ivo Sarjanovic, trader internacional y especialista en agronegocios, durante su participación en Experiencia Idea Agroindustria 2020, realizada desde Rosario de manera virtual.

Para el exdirectivo de Cargill, la Unión entre el Rofex (mercado de Rosario) y el Matba (mercado de Buenos Aires) puede ser el primer paso para la conformación de un instrumento que permita llevar a cabo coberturas locales y fijar referencias en la región.

La alternativa de precios diferentes a Chicago le permitiría al grano de Sudamérica poder escapar a las oscilaciones de precios que la guerra comercial entre Estados Unidos y China le genera al producto.

Dimensiones

En 2018, la asociación brasileña de Agricultores de soja (Aprosoja) comenzó a buscar apoyo para desarrollar un contrato de futuros de soja que haga más fácil los negocios con China.

La visión de un mercado regional también fue compartida por Gonzalo Ramírez Martiarena, ex-CEO Global de Louis Dreyfus Company, quien destacó que la operatoria “más local” contribuiría a que el productor utilizara más estos instrumentos y a ganar en seguridad frente a las variaciones de precios.

Según el último informe del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (Usda), el país norteamericano va a producir en la campaña 2020/2021 alrededor de 120 millones de toneladas de soja, de las cuales 57 millones exportará como grano.

Mientras tanto, es el sur del continente, Brasil proyecta una cosecha de 131 millones de toneladas con envíos al exterior del “poroto” por 84 millones de toneladas. Argentina, por su parte, tiene una estimación de producción para la futura campaña de 53,5 millones de toneladas, con exportaciones por 7,5 millones de toneladas.

“El mercado regional no sólo debería fijar cobertura para la soja, sino también para la harina y el aceite”, advirtió Sarjanovic.

A comienzos de los años 2000 hubo un intento en Brasil por fijar un precio para la soja en el puerto de Santos, pero la operatoria tuvo corta vida debido al poco interés que despertó y al volumen negociado.

Para Sarjanovic, las condiciones actuales son diferentes y las plataformas a nivel tecnológico y financiero permiten llevarlo a cabo.

Agrovoz – La Voz del Interior – Alejandro Rollán