Viernes, 19 Febrero 2021 02:27

Maquinaria agrícola. Avances tecnológicos que permiten reducir los costos productivos

Rastras de discos multipropósito, sembradoras con dosificación neumática, trasmisiones eléctricas y piloto automático para el mejor aprovechamiento de la capacidad de los equipos, son algunos de los recursos que la industria de la maquinaria agrícola ofrece al productor para llevar adelante una agricultura sostenible. “Con las rastras de discos multipropósito acotamos las aplicaciones de agroquímicos en toda circunstancia, y especialmente en campos cercanos a los pueblos. Asimismo, controlamos las malezas disminuyendo simultáneamente la inversión en herbicidas, de manera que, cuando el productor hace la cuenta luego de trabajar una superficie no muy grande, con ese ahorro se paga la rastra”. Por ejemplo, una rastra con un ancho de trabajo de 7 metros, se paga con el ahorro de herbicidas de aproximadamente 2000 hectáreas. Así explica Osvaldo Giorgi, actual vice-presidente de la empresa Máquinas Agrícolas Giorgi S.A.

“Por otro lado, los herbicidas no controlan el 100% de las malezas, que son resistentes a los herbicidas y a los cócteles de productos con los que se suelen hacer las aplicaciones y que levantan el costo por hectárea de la producción de cultivos”.

Asimismo, Giorgi recuerda que los usuarios de la rastra articulada, comentan que logran una excelente distribución de los residuos en superficie, la oxigenación de la capa superficial del suelo, en 3 a 5 cm de profundidad y un prolijo nivelado del suelo que favorece el tránsito de la sembradora en la siembra siguiente.

La rastra articulada es multipropósito, y permite mantener el proceso de la siembra directa continúa reduciendo costos.

Y si de bajar costos se trata, Giorgi también explica que, de la misma fábrica, salen modelos de sembradoras monograno que bajan los costos, como por ejemplo las máquinas equipadas con dosificadores neumáticos en varias opciones, que agilizan la puesta a punto y la calibración. Ello más allá del mejor trato que le imprimen a la semilla, respecto de la placa mecánica.

Con los dosificadores neumáticos no es necesario buscar una placa distinta para híbrido de maíz o de girasol que se siembra. Por otro lado, la calibración del enrasador de semilla es rápida y fácil realizar. Y no existe gatillo expulsor que requiera de calibración. “En otras palabras, se acortan notablemente los tiempos de trabajo indirectos en la sembradora y ello baja el costo operativo”.

“Esa baja de costos se hace más notable en equipos de gran ancho de labor, y en esta categoría ofrecemos varios modelos como el de 60 cuerpos sembradores, distanciados a 38 cm o de 50 cuerpos separados a 52,5 cm. Sus capacidades de tolva oscilan entre 8.000 y 10.000 litros, lo cual otorga una gran autonomía de trabajo, que en el caso de soja puede llegar a 50 hectáreas sembradas” señala.

“Son máquinas que siembran las 24 horas, si el clima lo permite, a razón de 350 a 400 hectáreas por día”, detalla Giorgi para finalizar.

Clarín