Jueves, 18 Febrero 2021 02:26

Maquinaria agrícola. Fue campeón, emigró a España, pero volvió para meter la empresa familiar entre las grandes

A la localidad santafesina de Arequito le hubiera costado mucho llegar a los medios nacionales si no fuera por Soledad Pastorutti. A fuerza de revolear su poncho, la cantante logró que su pueblo se cuele varias veces en portales, diarios, canales y radios de todo el país. Sin embargo, sus calles guardan miles de historias que merecen difusión. Una de ellas es la de la familia Tanzi, enraizada desde 1964 con una fábrica de sembradoras que hoy busca ubicar su nombre entre los más grandes del sector, merced a una nueva planta industrial de vanguardia. Y lo hace de la mano de la tercera generación, que tiene en Ignacio Tanzi -ex campeón argentino de motociclismo- su primus inter pares.

El año pasado, impulsada por el buen desempeño comercial, la empresa pisó el acelerador y en plena pandemia logró finalizar la primera etapa de su futura sede. Se trata de 5.000 m2 destinados a pintura, línea de montaje y expedición, sobre un total de 15.000 m2 que tendrá la nave, emplazada en un predio de 9 hectáreas ubicado en las afueras de la ciudad. "Si bien todos los procesos industriales y el equipamiento actual son modernos, queríamos tener una planta 100% nueva, con un layout nuevo, para fabricar con la calidad que lo hace cualquier multinacional", indica Tanzi, quien en medio de la charla cuela algunos recuerdos de su infancia, cuando solía jugar los fines de semana "en la carpintería del abuelo".

El conductor de la firma tiene hoy 35 años. Cuando tenía 19, luego de obtener los máximos logros deportivos en el país, recibió un llamado desde España para cumplir el sueño que hoy desvela a muchos jóvenes: un trabajo y una estancia segura en Europa. Hizo las valijas y partió, pero en 2017 regresó y pidió un lugar en la escudería familiar. Una de sus primeras apuestas fue ir por la tecnificación de los procesos industriales y el desarrollo de productos innovadores. Fruto de ello fue la tecnología Air Drill, de la que Tanzi se jacta de ser pionero en el mercado.

"Fuimos trabajando fuerte en las diferentes patas que para mi hacen falta en las empresas. No solo la innovación en las cuestiones técnicas, sino también en la veta comercial, saliendo a vender en el país pero buscando activamente plazas alrededor del mundo", reflexiona, para luego enumerar los destinos de sus exportaciones: Uruguay, Paraguay, España, Rusia, Ucrania, Kazajistán y Bulgaria. En este último, la compañía logró convertirse, en 2017, en la primera en hacer pie: ese mercado, según la cámara de los fabricantes de maquinaria agrícola se presenta como muy atractivo para el sector, dado que su producción de trigo (su principal cultivo) viene en fuerte ascenso.

Entre las más grandes

Hace un tiempo que los Tanzi tienen fijo el objetivo de involucrarse más directamente en la competencia por el mercado de sembradoras. Según evaluaron, un puntal de esa estrategia tenía que ver con la construcción de una nueva planta, que tuviera los más altos índices tecnológicos. Fue con esa visión que adquirieron el terreno en las afueras del pueblo y planificaron una fábrica desde cero. "Si bien todos los procesos industriales y el equipamiento actual son modernos, queríamos tener una planta 100% nueva, con un layout nuevo, para fabricar con la calidad que lo hace cualquier multinacional", indica el ex campeón argentino de motociclismo.

Los 5.000 m2 concluidos en 2020 representan una tercera parte de la superficie cubierta total, que incluirá 3.000 m2 destinados a exposiciones. También aprovecharán buena parte del resto del predio para montar un campo experimental. Una vez finalizada, la planta se convertirá en una de las mayores de Argentina en el rubro, en el que compite con verdaderos pesos pesados, como Crucianelli, Pla e incluso John Deere. La coyuntura le juega un guiño a su favor. Con un sector agrícola que sigue de parabienes, la maquinaria viene de cerrar un año con altos niveles de venta, según registró Fundación Mediterránea en su último informe, que toma las cifras que elaboró Indec para el tercer trimestre. En el caso particular de Tanzi, ya para junio tenían toda la producción del 2020 vendida.

"Dos décadas atrás, en Argentina había 60 fabricantes de sembradoras. Actualmente es la mitad, pero en realidad el 95% del mercado se distribuye entre 12 fábricas. De ellas, hay dos que tienen un volumen más significativo. Nosotros queremos jugar ahí y marcar una diferencia con el resto", señala Ignacio Tanzi, quien conduce los destinos de la firma junto a su hermana Letizia. Ambos son los representantes de la tercera generación de una familia que reconoce en el abuelo su germen inicial. Tal como lo afirman en uno de sus videos institucionales, la compañía está cosechando "los frutos de una conducta que nos distingue", cuyos ideales principales fueran definidos por Don Mario: valor humano y superación constante.

El Cronista – Juan Chiummento