Miércoles, 17 Febrero 2021 02:27

Tecnología agrícola. Radiografía de la agricultura digital en la Argentina

Al Ing. Fernando Scaramuzza, técnico del INTA Manfredi y experto en agricultura de presión, cuando le piden que hable sobre ese tema, suele comenzar recordando que cuando niño acompañaba a su padre Omar y a su tío en las tareas de campo, en una pequeña unidad productiva que la familia manejaba en las inmediaciones de Oncativo, Córdoba. “Allí teníamos un criadero de cerdos y cultivos como soja, sorgo, trigo, algo de alfalfa. Un día a la sombra de un árbol afilábamos las azadas para cortar las malezas de la soja, que habían escapado a la escardillada, como se hacía en esa época. Y entonces le dije a mi papá, “ojalá que algún día salga un líquido que mate todas las malezas y deje solo al cultivo”. Más tarde a mediados de los 90 apareció la soja RR y también las nuevas tecnologías que impulsaron el gran crecimiento de la producción de granos en Argentina, hace más de 25 años”.

“En el año 95 se realizó el primer mapa de rendimiento, y recuerdo escuchar al Ing. Mario Bragachini contar que colgados de un molino y con un teléfono conectado a Estados Unidos lograron trazar el primer mapa de rendimiento que fue el comienzo de la agricultura de precisión en nuestro país. Así se obtuvieron los datos geo referenciados digitalizados, algo visto como muy loco para el momento”, recuerda.

El INTA Manfredi, explica el experto, “tuvo alto protagonismo con el desarrollo de la agricultura de precisión en Argentina y hoy somos parte de ese proceso de la agricultura sensorizada, digitalizada y automatizada que estamos viviendo y estamos inmersos en lo que se llama la agricultura digital”.

“En esta agricultura los actores a través de una pantalla, de una Tablet o de un celular, o de una plataforma, identificamos diferentes variables y las manejamos a distancia, y luego hacemos la gestión necesaria con ellas” explica.

-¿Cuán útiles son estas tecnologías para el productor?

-Esta agricultura digitalizada aporta, entre otras cosas, el uso responsable y sostenible de los recursos naturales, salud ambiental, mejora en la toma de decisiones, mejora en la eficiencia productiva, favorece el progreso tecnológico del sector, brinda seguridad alimentaria, facilita la trazabilidad de la materia prima.

Con el objeto de conocer más en detalle las necesidades del productor hemos hecho una encuesta a través de las redes sociales y medios de comunicación. De esta manera sabemos que 78% de los encuestados manifiesta que utiliza aplicaciones agropecuarias para tomar decisiones referidas a clima, pulverización, fertilización, siembra, cosecha, logística, comercialización, etc.). Y de ese grupo, el 67% manifestó tener una respuesta económica positiva gracias a ellas.

-¿Quiénes usan esta tecnología?

-Si bien el 44,8% de los usuarios son asesores y productores entrevistados operan en superficies mayores a 1500 ha, también es verdad que se registró un 26,4% de ellos que trabajan superficies menores a 300 ha, en una agricultura familiar e intensiva. Asimismo, un 13,4% manejan superficies entre 800 y 1500 ha, y un 15,3% operan entre 300 y 800 ha. Los principales usuarios son los productores, los asesores y los contratistas. En otro rango de usuarios están los operarios, investigadores, docentes comerciales y estudiantes se encentran entre los usuarios de estas herramientas para la actividad agropecuaria. Es lógico que quienes toman decisiones en mayores superficies, asesores y productores, lo hacen muchas veces a distancia y por ello es el mayor porcentaje. Pero también en economías de mayor intensidad de uso de la tierra son importantes usuarios de estas tecnologías.

-¿Para qué la usan?

-Estas herramientas se usan para siembra, pulverización, cosecha, fertilización, logística, clima (una de las variables más importantes en el proceso productivo), comercialización, monitoreo, entre otras.

-¿Qué aplicaciones utilizan?

-Y entre las aplicaciones que más mencionan los usuarios se encuentran: “Criollo” es una aplicación para el manejo de la pulverizadora a distancia desarrollada por el Ing. Agr. del INTA de Hillario Ascassubi, integrante del equipo de agricultura de precisión de INTA.

“Auravant”, es una plataforma desarrollada para maximizar rindes, minimizar costos, optimizar tiempos de trabajo, reducir impacto ambiental. Plataforma que trabaja a través de imágenes satelitales, índices como el de vigor, prescripciones para la aplicación de insumos como fertilizantes y densidad variable de siembra, entre otras cosas.

Otra aplicación es “Boosteragro”, que hace foco en los datos de las condiciones del clima. Otra mencionada por los usuarios es Sima, que es una plataforma llamada Sistema Integrado de Monitoreo Agrícola. Recolecta y geolocaliza datos a campo, calcula información, genera informes y los compara. Controla stand de plantas, control de severidad de ataque. Trabaja para ocho países de Latinoamérica.

“Casafe”, ofrece la información de la tradicional Guía Fitosanitaria de CASAFE colocada en un motor de búsqueda que responde consultas para toda la industria agropecuaria. Está dirigida a hacer más eficiente el combate de plagas, malezas y enfermedades de los cultivos, para lograr mejoras en la productividad y en la sustentabilidad. Es una parte fundamental de las Buenas Prácticas Agrícolas con información precisa a los profesionales agrónomos sobre cuáles son los productos autorizados por el SENASA, dosis de aplicación, toxicología y tiempos de carencia.

Otras son “Climate Field View” y “OneSoil” que monitorean el desarrollo de las plantas y permiten recabar datos y ayudan a evaluar lotes entre otras cosas.

“Las computadoras que llevan los tractores y la maquinaria en sus cabinas, ya no son simples consolas sino que son computadoras capaces de operar un “Play Store” como el que tenemos en el teléfono celular. Entonces, en base a ese equipamiento, hemos trabajado junto a Trimble y New Holland en brindar en manera amigable al usuario aplicaciones generadas por INTA, adaptándolas e incorporándolas, con el cual es posible descargarlas desde el aplicativo llamado AppCentral (Play Store). Es la consola XCN de New Holland desde donde AppCentral se brinda al usuario aplicaciones de diversos desarrolladores, de utilidad para las labores agrícolas y que el productor puede bajar y trabajar desde allí”.

“Hoy la precisión se basa en la estrategia de gestión y tratar de ser cada vez más eficientes en el uso de los recursos”, sostuvo el investigador de INTA Manfredi y reflexionó sobre la necesidad de un trabajo interdisciplinario para “innovar, generar herramientas y brindarles conocimiento a los productores”.

Clarín – Juan B. Raggio