Viernes, 12 Febrero 2021 03:00

El Gobierno y el campo volverán a reunirse hoy para profundizar el debate sobre el precio de los alimentos

Tras la reunión del miércoles último en Casa de Gobierno entre el presidente Alberto Fernández y los dirigentes de la Mesa de Enlace, en el que el Gobierno se comprometió a no subir las retenciones y a no intervenir en los mercados mediante los cupos a las exportaciones, hoy habrá un nuevo encuentro entre las partes donde el tema inflacionario, será uno de los ejes a debatir. Cerca del mediodía se reunirán los integrantes de la Mesa Nacional de Trigo, en la ciudad de Leones, en el este de la provincia de Córdoba. Estará presente el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Basterra, e integrantes de la dirigencia del campo, junto a autoridades provinciales, municipales y otros sectores que integran la cadena triguera.

En la mencionada cadena, desde el ámbito privado se buscan consensuar mecanismos que garanticen el abastecimiento interno, en medio de la incertidumbre que generaron las declaraciones del ministro Luis Basterra, quien semanas atrás dijo: “En trigo estamos viendo de no tener que forzar el cierre de mercados para que quede trigo acá”. Por su parte, el sector exportador aseguró en ese momento, que “no habrá medidas de restricción de exportación en el corto plazo de parte del gobierno argentino, teniendo en cuenta el diálogo abierto y permanente que tenemos a través de la Mesa Nacional del Trigo”.

Mientras tanto, el Gobierno y la Mesa de Enlace se comprometieron a realizar diferentes reuniones para analizar la composición del precio de los alimentos en las cadenas de comercialización, donde los dirigentes ya ratificaron ante Alberto Fernández que es baja la incidencia del sector primario en los valores en góndola de los alimentos, donde si hay una importante gravitación del costo argentino y los impuestos.

Una de las principales cadenas donde habrá un análisis de precios, será la del trigo. Es por eso que en la reunión de hoy en Leones, será uno de los ejes del debate. En ese sentido, uno de los últimos informes elaborados por la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) reflejó que desde que el trigo sale del campo hasta el pan que se vende, el precio se multiplica por siete veces.

Composición del precio del pan (FADA) 

El estudio sostiene que en el precio final del pan, el trigo representa el 12%, el molino el 6%, la panadería el 57% y los impuestos el 25%. Además, al analizar el precio del pan según qué lo compone, se detectó que el 60% son costos, 25% impuestos y 15% ganancias. De esos impuestos, el 78% son nacionales, 19% provinciales y 3% municipales.

Natalia Ariño, economista de Fada, agregó: “Traduciendo de otro modo, de 1 kg de pan, 600 gramos representan los costos de producirlo, 250 gramos impuestos y 150 gramos ganancias de toda la cadena. En seis meses, aumentó la participación de los costos y se redujo la de impuestos y ganancia global. El eslabón de la panadería es donde se produce el mayor salto de la cadena al incorporar sus costos, los que componen casi la mitad del precio del pan”.

“Ese salto que se registra en la panadería tiene una explicación, ya que en este eslabón se combinan dos procesos: producción y comercialización. Tiene un uso intensivo de mano de obra, costos de servicios y costos de alquiler. Adicionalmente, las escalas de producción lo largo de las cadenas son distintas, mientras el trigo y harina se realizan a gran escala, en la panadería es menor, por lo que los costos unitarios son mayores”, explicó en el informe, David Miazzo, economista jefe de Fada.

Acuerdos

Luego del acuerdo con los exportadores y supermercados para comercializar diferentes cortes vacunos a precios accesibles, el Gobierno también apunta a buscar más acuerdos con otras cadenas de valor como el trigo y el maíz. En la Secretaría de Comercio Interior, que conduce Paula Español, aseguran que la idea es que se exporte cada vez más sin que eso se haga a costa de una presión sobre los precios domésticos.

Desde el ámbito privado, y con la conformación de la Mesa del Trigo, en uno de los últimos encuentros de sus integrantes, se determinó que no existen riesgos de desabastecimiento interno este año. Los molineros, en tanto, sí reconocieron que existen una escasez de oferta por la “baja disposición” de los productores de vender.

Los números que aportó Gustavo Idígoras, Presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y del Centro de Exportadores de Cereales (CIARA-CEC), fueron los siguientes: un stock inicial de trigo de 2,4 millones de toneladas de trigo; una cosecha total, con un fuerte impacto de la falta de precipitaciones, de 17,4 millones de toneladas; la demanda interna de la molinería sería de 6,2 millones de toneladas; otros destinos, como semillas, alcanzaría las 900 mil toneladas, y una exportación de 10 millones de toneladas, de las cuales los exportadores ya registraron operaciones por 9 millones de toneladas.

Por otro lado, hay un reclamo de la Federación de la Industria Molinera (FAIM) en relación al Programa Precios Cuidados: “No es sostenible para los molinos el esquema de precios congelados de la harina desde marzo del año pasado, mientras que la inflación fue del 36%”, señalaron desde la entidad que preside Diego Cifarelli. Ante dicha problemática, la Mesa solicitará al Gobierno una actualización de los mismos, teniendo en cuenta los costos de la actividad, los valores actuales del trigo y los índices inflacionarios previstos para el presente año.

Infobae