Viernes, 12 Febrero 2021 02:45

Entrevista. Basterra, sobre el cierre de las exportaciones de maíz: “No hubo un retroceso, se logró el objetivo de que se junte el sector y se levantó la medida”

Alberto Fernández se reunió este miércoles con representantes de la Mesa de Enlace luego del malestar del campo por las declaraciones del Presidente sobre una posible suba de las retenciones y la vuelta de cupos para exportar. Uno de los funcionarios que participó del encuentro fue el ministro de Agricultura, Luis Basterra, quien fue el encargado de trasmitir las sensaciones de la reunión con los ruralistas. "El Presidente dijo que las retenciones no son el instrumento, que él no tiene la voluntad ni la intención de aplicar sino que propone que se alcance un acuerdo", dijo el funcionario. "Un acuerdo para que cada uno pueda ser partícipe de este objetivo central: que la mesa de los argentinos tenga alimentos accesibles", completó el funcionario. Luego de la mini conferencia de prensa con todos los medios, el titular de la cartera agropecuaria accedió a charlar con Clarín.

¿Cómo califica la reunión entre el Gobierno y la Mesa de Enlace?

La reunión fue positiva porque hubo acuerdo en que el aumento de los precios de los alimentos es un problema, no del Gobierno, sino de todos los argentinos y lo que hemos logrado es el compromiso del Estado Nacional con los productores de hacer una revisión periódica de los distintos costos, tanto de la producción como de los distintos eslabones de la cadena para ver cuál es el mayor esfuerzo y compromiso que cada uno de los eslabones puede poner para que podamos tener precios accesibles para la población. En esa hipótesis, el Presidente expresó claramente que la intención no es aumentar las retenciones sino lograr que los precios sean accesibles.

El Presidente manifestó en la entrevista del domingo pasado que “si el campo no entiende” subirá retenciones y pondrá cupos de exportación. Entonces, ¿qué quiso decir con esta fuerte frase?

Si uno escucha todo el reportaje, lo que dijo es que tiene que sensibilizarse de la manera que se sensibilizó hoy, en la que demuestra su actitud de diálogo para poder interpretar la dificultad, que viven en la realidad argentina, y que es una convocatoria a que podamos resolver el problema de la accesibilidad, como lo hicimos con la carne, como lo hicimos con el aceite, que a partir de la próxima semana van a venir un modelo en el cual van a ver precios accesibles y como intentamos y aspiramos que ocurra con la harina y también con el maíz, qué es la base de distintas cadenas como la de los pollos, como la de los cerdos. Esto es saliendo del modelo de precios máximos para ir a su modelo de precios cuidados que permita que puedan jugar más libremente las distintas cadenas agroalimentarias pero que los productos esenciales sigan siendo accesibles a la gente.

Entonces, confirma que el objetivo es salir de precios máximos...

Es la intención de salir de precios máximos a partir de garantizar que sea accesible los productos con el uso de diferentes herramientas. En el caso del aceite fue un fideicomiso, en el de la carne, fue un acuerdo entre partes. Veremos si puede ser un acuerdo, un fideicomiso o alguna reducción o voluntad. Estamos dispuestos a encontrar cuál es el instrumento que mejor le resulte a las cadenas para lograr el objetivo que son los alimentos accesibles.

¿En qué quedó el fideicomiso que intenta armar la cadena maicera?

Está en estudio. Para nada está descartado el fideicomiso para el maíz y además se ratificaron las mesas del maíz y del trigo como instrumento para el análisis de ambas cadenas.

¿Hacen una autocrítica sobre la decisión de cerrar las exportaciones de maíz?

En absoluto. Logramos que se junten los sectores. Cuando escucho que hubo un retroceso, la verdad que no hubo un retroceso, se logró el objetivo de que se junte el sector y se levantó la medida. Sirvió para que aparezca el maíz que parecía que no estaba disponible. Se juntaron los productores, los acopiadores y los que consumen maíz, particularmente, los productores de pollo y de cerdo para ver dónde estaba. Y empezaron a encontrar que en determinados lugares había maíz y se consiguió que aparezca, por eso nosotros levantamos la medida.

¿Puede haber medidas similares para el trigo si no aparece la oferta, como explica que ocurrió con el maíz?

El trigo va a aparecer. Prácticamente ya está comprometido todo el volumen de exportación de trigo. Así que una medida de esta naturaleza tampoco tiene mayor efecto. Lo que sí hay es un compromiso de las entidades a que la oferta de trigo fluya y de hecho, en estos días, se ha incrementado bastante. Porque además el trigo no es como la soja, no puede esperar tanto tiempo en un silo bolsa y entonces empieza a circular. Es cuestión de tiempo.

Clarín – Esteban Fuentes