Lunes, 08 Febrero 2021 02:29

Clima: prevén que La Niña se debilite en las próximas semanas

"Veníamos muy mal en la primavera y principios del verano por la sequía provocada por La Niña, pero las lluvias de fines de enero tuvieron un impacto positivo sobre los cultivos y les cambiaron el ánimo a muchos productores", indicó el meteorólogo Leonardo de Benedictis en un reciente webinar organizado por la consultora AZ- Group. No obstante, también aclaró que hubo zonas que no recibieron suficientes lluvias y otras que debieron soportar excesos hídricos y graves temporales. Luego adelantó que no hay que equivocarse y pensar que se terminaron los problemas humedad. "La Niña sigue estando presente, no cambió la situación global de la atmósfera y continuará su influencia durante febrero, un mes clave para los cultivos tardíos", alertó.

"Todavía las perspectivas siguen siendo de lluvias por debajo de lo normal en el corriente mes, lo cual no es tan grave gracias a las precipitaciones de la última semana de enero", agregó.

Sin embargo, al analizar más en detalle comportamiento hídrico durante febrero, de Benedictis proyectó que en la primera quincena volverán a subir las temperaturas y la tasa de evaporación, mientras que en la segunda podría registrarse menor actividad de La Niña, a partir del calentamiento del Pacífico, que podría cambiar el patrón de circulación de la atmósfera. "Entonces, se espera que el evento La Niña vaya aflojando de a poco con el correr de los días, con mermas en la intensidad y cierto reacomodamiento de la situación climática", adelantó en el evento de Az-Group.

Otoño más húmedo

"La reactivación de las lluvias podría empezar progresivamente en marzo, lo que podría complicar la logística de cosecha de los granos gruesos", anticipó. Estimó una situación más cercana a la neutral en abril. De concretarse ese escenario, sería favorable para la implantación de pasturas cultivadas y verdeos, y permitiría recargar los perfiles antes de la reducción de lluvias que caracteriza a la estación invernal.

Consultado sobre las tendencias para las siembras de granos gruesos de la campaña 2021/22, dijo que se proyectan mayores posibilidades de condiciones de neutralidad para la primavera de este año que de un evento El Niño. Sin embargo, esa no sería una condición perfecta, porque recordó que en los años neutros se registra mucha variabilidad espacial y temporal de las lluvias.

La Nación