Miércoles, 03 Febrero 2021 02:27

Bioceres apuesta a la inteligencia artificial para el desarrollo de soja HB4

La firma argentina Bioceres anunció la firma de un acuerdo de investigación y servicios con la compañía de origen mexicano Nature Source Improved Plants (NSIP) para diseñar y establecer un programa de mejoramiento acelerado de soja HB4 que se desarrollará en Estados Unidos. Lo disruptivo de este acuerdo es que la compañía local que cotiza en Wall Street podrá aprovechar la inteligencia artificial que provee NSIP para acelerar los procesos de investigación y desarrollo. Según indicaron fuentes de la empresa esta asociación busca combinar virtudes para acelerar el desarrollo y llegada al mercado de la tecnología HB4, la cual es un desarrollo 100% argentino. En este contexto el Gobierno argentino tuvo mucho que ver en la rúbrica de este acuerdo entre las empresas, ya que la Cancillería argentina fue quien acercó a las partes con la mirada puesta en potenciar el desarrollo de la firma local y la tecnología asociada al agro.

En el sector explican que hay un apoyo del 100% del Estado al desarrollo de la soja HB4, tolerante a sequía, tanto en materia regulatoria, gestiones internacionales y este tipo de relacionamiento, que fue impulsado concretamente por el trabajo de Jorge Neme en Cancillería.

En el marco del acuerdo, NSIP empleará su tecnología de optimización computacional para mejorar la investigación, el mapeo y la priorización de áreas de cultivo propensas a ser afectadas por la sequía en mercados internacionales clave, permitiéndole a Bioceres desarrollar de manera más eficiente variedades de HB4 específicas y, por lo tanto, acelerar y fortalecer el mejoramiento y comercialización. Otros beneficios esperados son menores costos de prueba y desarrollo asociados con la utilización de tecnologías basadas en investigación de NSIP.

Respecto del acuerdo con NSIP, Gerónimo Watson, director de Tecnología de Bioceres, señaló que “con el beneficio de las tecnologías de reproducción genómica de NSIP, estamos diseñando un programa de reproducción avanzado para acelerar la disponibilidad de productos y las asociaciones comerciales en los EE.UU., donde esperamos que nuestra tecnología patentada de tolerancia a la sequía se afiance rápidamente. La incorporación de las tecnologías de NSIP en el desarrollo de variedades de semillas de soja y trigo HB4 también nos ayudará a apuntar mejor a una gama más amplia de regiones de cultivo propensas ser afectadas por la sequía en todo el mundo, así como a llevarlas al mercado más rápido,” concluyó Watson.

En la Argentina la soja tolerante a sequía está aprobada desde 2015, pero todavía no se comercializa a la espera de una aprobación de China, el mayor comprador del mundo. Gracias a este convenio Bioceres además lograría poner un pie en Estados Unidos donde todavía no cuenta con presencia y donde podría acceder a un mercado más que interesante y de gran proyección.

Ámbito Financiero