Jueves, 28 Enero 2021 02:26

El sector citrícola cerró un buen 2020 y recibe la buena noticia de la apertura de Gran Bretaña

En julio de 2020 una noticia sacudía a los productores de cítricos argentinos: debido a la supuesta detección de casos de una enfermedad llamada Mancha Negra en lotes arribados a diferentes puertos de la Unión Europea, en particular de España, se produjo la suspensión de las exportaciones a ese mercado. Todavía está el Senasa, varios meses después, tratando de armar un protocolo que evite nuevos casos para así recuperar la posibilidad de vender a Europa en esta nueva temporada 2021.

A pesar de ese traspié, un informe del sitio web especializado en mercados frutícolas Top Info mostró que la campaña 2020 resultó positiva para los exportadores australes de ese tipo de fruta, incluyendo a la Argentina.

“Obviamente no faltaron los problemas ni en todos los casos se logró superar los niveles de los años previos pero en general aumentó fuertemente tanto el consumo de cítricos en nivel mundial como los volúmenes comercializados sin que esto afecte los precios, los cuales en general se mantuvieron en niveles satisfactorios”, sostiene el estudio de la directora de Top Info, Betina Ernst.

 

Mientras tanto, esta semana se supo que el Reino Unido desreguló las importaciones de cítricos, incluidos los de Sudáfrica, luego de su salida efectiva de la Unión Europea a principios de este año por el Brexit. Es una noticia no menor dado que es un mercado importante para los cítricos.

Más allá de que el Reino Unido continuará en alerta en el plano sanitario, desde ahora los productores de Sudáfrica y Latinoamérica, entre ellos la Argentina, podrán exportar frutas cítricas sin necesidad de un certificado fitosanitario, lo que reduce la burocracia y permite a los productores responder más rápidamente a los cambios en la demanda del mercado británico.

En cuanto al mercado europeo en general, actualmente el Senasa está negociando la reapertura para abril de este año si es posible. En julio pasado fue el organismo el que decidió suspender las exportaciones de limones frescos a la UE para lo que quedara de la temporada 2020 por la presencia de Mancha Negra.

Aunque no afecta la inocuidad del fruto para el consumo humano, la Unión Europea tiene exigencias respecto a la Mancha Negra-la considera una plaga cuarentenaria por estar ausente en su territorio-, la cual es causada por un hongo que se manifiesta con manchas de ese color en la piel del fruto. La misma está presente en los principales países productores de cítricos del hemisferio sur, incluida la Argentina.

Una vez suspendidos los envíos argentinos de limones a Europa en julio, los mismos se reprogramaron en parte a Estados Unidos, país que fue abierto hace cuatro años y que volvió a comprar adquiriendo un volumen de 34 mil toneladas. Europa del Este fue otro destino que compró incluso los volúmenes más elevados de los últimos diez años. También se incrementaron los embarques a Asia tras celebrarse la apertura del mercado chino con un envío de mil toneladas.

Bichos de Campo