Miércoles, 27 Enero 2021 02:30

En 2020, el agro tuvo la mayor participación en las exportaciones desde 1988

Los productos primarios y las manufacturas de origen agropecuario totalizaron el año pasado exportaciones por 38.000 millones de dólares. Esta cifra significa el 69,24 por ciento del comercio exterior total argentino que fue de 54.884 millones de dólares, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec). Esta participación del agro es la mayor desde 1988, de acuerdo con la serie histórica de exportaciones del Indec. En aquel entonces, los productos del campo representaron un 69,46 por ciento de los dólares ingresados al país; es decir, una relevancia levemente superior a la que tuvieron el año pasado.

En estas tres décadas, las mayores incidencias del agro habían ocurrido en 1991, con el 68,7 por ciento; 1992, con el 68,1 por ciento; y en 2016, con el 67,4 por ciento. El pico desde 1980 (año en que empieza la serie), es 1983, con una participación del 82,3 por ciento.

Variación negativa

Esto ocurrió pese a que los envíos de productos primarios y manufacturas agroindustriales se redujeron 8,3 por ciento, desde los 41.482 millones de dólares de 2019.

Por granos y otros alimentos vendidos sin procesar ingresaron 16.216 millones de dólares, unos 1.300 millones menos que en el año previo; y por MOA entraron 21.788 millones, 2.200 millones menos.

De todos modos, lo que sucedió es que las exportaciones totales se derrumbaron mucho más, 15,7 por ciento, desde los 65.115 millones de dólares del ejercicio anterior.

Esto como consecuencia del desplome del 30,7 por ciento del comercio exterior de manufacturas de origen industrial (MOI).

Diciembre negro

Un dato que sorprendió fue el correspondiente a diciembre: los dólares aportados por los productos primarios fueron solo 751 millones, 45,3 por ciento menos que en el mismo mes de 2019.

Del mismo modo, las MOA se retrajeron 44,2 por ciento, hasta solo 1.099 millones de dólares.

En cambio, las MOI solo bajaron 18,3 por ciento y sumaron 1.315 millones de dólares.

Esta singular situación, que ocurrió justo en el momento en que comenzaron a dispararse los precios de las principales materias primas que exporta el país, es probable que haya obedecido al paro que mantuvieron durante 21 días los gremios de recibidores de granos y aceiteros, que redujeron el ingreso de camiones a los puertos al menor nivel desde 2001.

La Voz del Interior – Favio Ré