Miércoles, 20 Enero 2021 02:27

Vicentin: saldo positivo por casi un millón de dólares y en negociación abierta

En el último bimestre del año, la cerealera Vicentin tuvo un resultado positivo por casi un millón de dólares en sus operaciones de fasón, almacenamiento de granos y ventas en el mercado interno. Según expresó un informe a los acreedores que dio a conocer hoy, la continuidad de las actividades le permitirá "transitar un camino hacia la resolución concursal con una sólida posición de caja". Este plazo fijado por la Justicia es para septiembre próximo. "En función de los escenarios financieros proyectados para el período 2020-2021, aún en el más desfavorable, la Sociedad proyecta cumplir con todos sus compromisos internos", señaló Vicentin en el informe, en referencia a que no prevén inconvenientes con el pago de sueldos e impuestos.

Respecto de los ingresos, el informe destacó que alcanzaron US$10,7 millones de dólares por trabajo a terceros, elevación y almacenaje de granos y cobranzas, en tanto que los egresos, se situaron en el orden de los US$9,8 millones en concepto de "costos de molienda, puerto, gastos de estructura, remuneraciones y medio aguinaldo". Esta diferencia dio un saldo positivo en caja de US$976.000.

Según Vicentin, el paro portuario de más de 20 días que afectó a todas las terminales portuarias y al complejo oleaginoso afectó los ingresos proyectados.

Otro hecho que pudo haber complicado las operaciones, pero que finalmente no las afectó fue la baja del Registro Único de la Cadena Agroalimentaria (RUCA) de Díaz & Forti, la corredora de granos del Grupo Olio que opera a fasón en las instalaciones de Vicentin. Según Vicentin, la empresa cumplió con sus compromisos y espera en la Justicia que se resuelva la cuestión de fondo. Díaz & Forti había sido excluida del RUCA por decisión del Ministerio de Agricultura por una acusación del Banco Central de haber demorado la liquidación de divisas por US$450 millones.

La otra compañía que opera en las instalaciones de Vicentin es la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) que, a su vez, es uno de sus principales acreedores por unos US$90 millones.

Fuentes allegadas a la cerealera declarada en cesación de pagos en diciembre de 2019 por US$1300 millones expresaron que sostener la actividad de la firma será clave para llegar a septiembre próximo a un acuerdo con los acreedores, mientras se desarrollan conversaciones para atraer inversores a la compañía.

El jueves pasado, el juez civil y comercial de Reconquista, Fabián Lorenzini, dispuso que el 75% de los acreedores comerciales que habían vendido sus granos a la cerealera debían cobrar en pesos y no en dólares como demandaban.

La Nación