Lunes, 18 Enero 2021 02:28

El campo rechaza la creación de un fideicomiso y propone bajas impositivas

Una vez finalizado el conflicto entre tres de las cuatro entidades de la Mesa de Enlace y el Gobierno, que finalmente dio marcha atrás con el cepo a la exportación del maíz, el debate por la contención de los precios de los alimentos en el mercado interno, como la carne, continúa. Una de las propuestas del Ministerio de Agricultura, que preside Luis Basterra, es "la constitución de un fideicomiso de larga duración como solución estructural y método de desacople entre el mercado internacional y el de abastecimiento a transformadores de maíz". Sin embargo, los integrantes de la Mesa de Enlace rechazan la creación de un fideicomiso para el maíz, como el que se aplica con el girasol.

Los dirigentes ruralistas consultados definen al fideicomiso como un fondo compensador. "Hay alguien que pone plata, otro que administra y, un tercero que recibe", dicen, pero sostienen que ellos no quieren ni colocar dinero, ni administrarlo, ni recibirlo.

"Insertemos a nivel internacional la mayoría de producción que se puede y, del incremento del ingreso del Gobierno tanto por retenciones a buenos volúmenes de exportación, como por la mejora de precios internacionales, que va a ser del orden de u$s 2400 millones, se saque para quitarle impuestos como el IVA a ciertos productos", explicó Carlos Achetoni, presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA) a El Cronista y agregó que con las retenciones del 12% y los tipos de cambio diferenciales, el maíz ya tiene un desacople respecto al precio internacional.

Según explicaron los integrantes de la Mesa de Enlace, el cálculo de los u$s 2400 millones extra que recaudará el Gobierno surge de comparar los números que expuso el ministro de Economía, Martín Guzmán, al Congreso en la presentación del Presupuesto 2021 con el impacto que tendrán las últimas subas del valor FOB tanto de la soja, del maíz y el trigo.

En línea con Achetoni, el presidente de la Federación de Acopiadores, Fernando Rivara, detalló que el Gobierno debería "tomar una parte de esa cantidad de plata extra impensada hace seis meses para disminuir la incidencia en los alimentos, lo puede hacer de mil maneras distintas: sacándole el IVA a determinados productos, como no cobrándole el consumo de energía eléctrica a determinadas industrias".

Ante la discusión de un fideicomiso para la próxima campaña, uno de los puntos que más polémica genera es que en el caso del girasol hay solo siete operadores, donde uno concentra el 80% del mercado, mientras en el mercado del maíz es más amplio.

Para el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Chemes, estas situaciones las paga el productor: "porque ese fideicomiso se transfiere a precio, que lo termina recibiendo el productor, el único eslabón que no puede transferir y ajustar ninguna de esas situaciones porque es el más vulnerable", y opinó que la solución que debería brindar el Gobierno es "generar políticas de Estado confiables, que incentiven a producir más y así vamos a tener más volumen e granos y no subirán los precios".

El Cronista – Lara López Calvo