Jueves, 14 Enero 2021 02:40

El Consejo Agroindustrial Argentino escala posiciones luego del conflicto por el maíz

Finalmente, el paro agropecuario dispuesto por las entidades de la Mesa de Enlace, Sociedad Rural, CRA y Federación Agraria, llegó a su fin sin pena ni gloria. Ayer por la tarde los líderes gremiales del campo anunciaron el fin de la medida luego de que el Gobierno acordara con el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) la liberación total de las exportaciones de maíz y el abastecimiento del grano para el mercado interno.

El real ganador de la contienda terminó siendo el CAA quien con su voluntad dialoguista logró llegar a un acuerdo con el Gobierno, mientras que las entidades de la Mesa de Enlace que convocaron la medida de fuerza quedaron desdibujadas en la ya pobre representatividad del sector ante el Gobierno. Otra cuestión clave es que se terminó de quebrar la frágil relación del oficialismo con las entidades ya que tanto los gremialistas del campo como el propio ministro de Agricultura, Luis Basterra, reconocieron públicamente que no había diálogo entre ellos.

“El análisis amerita hacer una primera escisión sobre con quién uno dialoga y con quién llega a los acuerdos. La Mesa de Enlace en ningún momento estuvo proclive al diálogo. Y ni siquiera tuvo consenso interno para definir una medida (de fuerza)”, señaló el funcionario nacional en declaraciones radiales.

Lo cierto es que tanto CRA como Federación Agraria esperan sentarse en la flamante Mesa de la cadena del maíz, convocada por el Gobierno ya que ambas entidades son parte también del CAA. Por su parte la Sociedad Rural Argentina continúa sin sumarse a la coalición que ya suma más de 50 cámaras del sector agroindustrial y por eso quedaría afuera de toda decisión.

En este escenario de diferencias dentro de la Mesa de Enlace, se destaca también la actitud que tomó la entidad cooperativista Coninagro, quien no formó parte de la medida de fuerza y si bien se pronunció contra la intervención del Gobierno en las exportaciones de maíz, solicitó primero la apertura del diálogo e incluso acercó a dos grandes firmas exportadoras como lo son ACA y AFA para que se sienten en la mesa de negociación con el Gobierno.

Mientras tanto en los campos, en las rutas y en los puertos, el cese de comercialización estuvo lejos de tener el impacto esperado por las Mesa de Enlace. La comercialización de granos si bien mostró una merma entre lunes y martes, los camiones no cesaron de descargar mercadería en los puertos exportadores de todo el país.

Lo que seguirá de ahora en más será no solo aceitar los mecanismos necesarios para asegurar el abastecimiento de maíz a precios convenientes en el mercado interno, sino que el Gobierno apuesta con todo a profundizar el trabajo con el CAA de cara a la promulgación de una Ley marco para fomentar el sector agroindustrial.

El gabinete económico de Alberto Fernández tiene en agenda más reuniones con las mesas sectoriales propuestas por el CAA y el proyecto vería la luz en los próximos meses. Entre los considerandos se espera que haya beneficios impositivos para los productores, se especula con la posibilidad de que puedan descontar la compra de semillas y fertilizantes del impuesto a las Ganancias, entre otros ítems, y con estos gestos concretos el oficialismo espera un mayor acercamiento con el sector este 2021.

Ámbito Financiero – Yanina Otero