Jueves, 07 Enero 2021 02:28

EL Gobierno busca acuerdo con el campo para liberar exportaciones de maíz

El Gobierno está preocupado por el impacto directo que puede tener la suba de las cotizaciones internacionales de los commodities en los precios de los alimentos en el mercado interno, pero también quiere buscar una salida conciliadora con el campo luego del descontento que generó el cierre temporal de las exportaciones de maíz. Con esas premisas se reunirá con representantes del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA). El encuentro buscará acercar posiciones, pero también encontrar una salida superadora para asegurar el abastecimiento de maíz en el mercado interno. En consonancia la mesa multisectorial del maíz impulsada por el CAA elaboró ayer un documento para presentarle al Gobierno como hoja ruta para destrabar el conflicto.

Horas antes el presidente Alberto Fernández, en declaraciones radiales, había sido categórico: “Garanticen a los argentinos lo que los argentinos consumen y el resto exporten todo lo que quieran al precio que se les dé la gana”.

En esa línea trabaja el Gobierno en el acuerdo que buscaría cerrar con los exportadores. Un consenso que llegaría antes del próximo lunes con el objetivo de desarticular el paro de 72 horas anunciado por las entidades de la Mesa de Enlace a excepción de Coninagro.

Parte de esas negociaciones también tienen como protagonistas a los líderes de las firmas exportadoras cooperativistas como la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) y Agricultores Federados (AFA) quienes ayer mantuvieron un encuentro con el ministro de Agricultura, Luis Basterra.

Incluso luego de la reunión el gerente general de ACA, Mario Rubino, esbozó la posibilidad de un inminente levantamiento de la restricción para exportar maíz al afirmar: “Intercambiamos información e ideas sobre las problemáticas que nos aquejan”, y agregó que “hoy estamos con la suspensión del registro de exportación de maíz, que entendemos que se va a resolver, aportamos ideas al ministerio y creemos que hay posibilidades de que se va a solucionar”.

En este marco, horas antes el Presidente al referirse al conflicto con el campo habló de “solidaridad” y con esa premisa también se busca acercar posiciones con el campo. La situación económica que atraviesa la Argentina, mientras negocia con el FMI un acuerdo de facilidades extendidas para pagar una deuda de u$s44.000 millones y en medio de las complicaciones derivadas de la pandemia, no deja margen para errores y mucho menos conflictos con los sectores productivos. Pero tampoco lo hace para descuidar las necesidades del mercado interno. La escalada de la inflación es un tema que preocupa y ocupa al Gobierno.

Lo cierto es que la compleja situación que atraviesa la economía argentina fue uno de los puntos que generó que la entidad cooperativista Coninagro no se sume a la medida de fuerza impulsada por CRA, Sociedad Rural y Federación Agraria.

Consenso

En este contexto, el presidente de Coninagro Carlos Iannizzotto detalló su postura en un comunicado: “Así como consideramos que el delicado escenario social no tolera un paro, creemos que tampoco soporta medidas que desalientan la producción de los que invierten todos los días como son los productores. En suma, todo conflicto debe ser canalizado sin abandonar el diálogo, por ello seguimos apostando al consenso. Finalmente, no adherir al paro es una medida a favor del país, y no a favor del Gobierno, por ello Coninagro reitera su pedido público y de carácter formal de una reunión con el Presidente de la Nación”.

El final sigue abierto pero hasta el momento parece que el acuerdo con el campo está cada vez más cerca.

Ámbito Financiero – Yanina Otero