Martes, 29 Diciembre 2020 03:00

Huelga aceitera: el Ministerio de Trabajo convocó hoy a una nueva audiencia

En el vigésimo día de la huelga nacional que paraliza al sector agroexportador, representantes de las organizaciones gremiales y las empresas que protagonizan el conflicto salarial más duro del 2020 se encontrarán en una nueva audiencia en el Ministerio de Trabajo de la Nación. El encuentro fue convocado por la cartera laboral en un intento de destrabar una disputa que impacta fuerte en la economía.

De un lado estarán los representantes de la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso (FTCIODyARA), el Sindicato de Obreros Aceiteros de San Lorenzo (Soea) y la Unión de Recibidores de Granos de la República Argentina (Urgara), que reclaman cerrar el aumento salarial correspondiente la paritaria 2020, acordar la pauta para 2021 y cobrar los de bonos de fin de año y por pandemia. Por el sector patronal, las entidades más importantes son las poderosas Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC).

La Ciara difundió el domingo por la noche un comunicado a través de Twitter, informando una mejora en la oferta salarial que habían realizado la semana pasada. La propuesta fue cerrar la paritaria de 2020 con un aumento del 35% (en abril se había pactado el 25%, a revisar), actualizar el salario para 2021 y en base el índice de costo de vida elaborado por el Indec y otorgar un bono de fin de año equivalente a un salario, y un bono excepcional de $ 70 mil a los obreros que trabajaron durante la pandemia.

La oferta mejora la de la semana anterior, cuando habían ofrecido sumas no remunerativas y escalonadas de aumentos salariales y un bono por pandemia de $ 60 mil.

En su comunicado, Ciara advirtió sobre las pérdidas económicas generadas por el conflicto y lanzó un mensaje conciliador: “Necesitamos realizar una fuerte alianza de los trabajadores y las empresas para afrontar las urgencias de nuestro país”, señaló y propuso convertir en “este esfuerzo común” en “garantía de paz social”. A su vez, señaló que “no es el momento de politizar una negociación avanzada sobre salarios altos sino que es el momento de acordar paz social y trabajo”.

El gremio de los aceiteros reclama un bono pandemia, un aumento del 10 % en el cierre de paritarias del 2020, un aumento del 35 % del bono anual, un incremento del 25% a partir de enero y que no se descuenten los días de huelga.

El fin de semana, el secretario general de la federación nacional de trabajadores del complejo oleaginoso, Daniel Yofra, reivindicó durante una nota en La Capital, el histórico programa aceitero de reclamar aumentos en base al salario mínimo, vital y móvil, calculado en base a la Constitución nacional y la ley de contrato de trabajo. Una cifra muy superior a la que se fija anualmente en el Consejo del Salario. Defendió también el derecho de la clase trabajadora a determinar el valor de la fuerza de trabajo, consideró que la dureza empresaria en el conflicto apunta a presionar al gobierno y subrayó que el conflicto puede ser “un faro” para el resto de los trabajadores, sobre todo por la unidad que están exhibiendo las organizaciones que llevan adelante el conflicto.

De hecho, a la par que aceiteros y recibidores de granos mantienen su huelga, los trabajadores del Centro de Patrones y Oficiales Fluviales y del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu) volvieron a parar hasta el día de ayer en reclamo de mejoras salariales.

La estrategia patronal de cuestionar el paro de los aceiteros, por estar entre los mejor pagos del país, tuvo el efecto contrario entre los trabajadores organizados, que visualizan a ese gremio como el que puede estirar la pauta salarial general para el año próximo. Así es que se masifican las expresiones de solidaridad en las asambleas que se realizan en las asambleas de las fábricas.

Entre los sindicatos que expresaron su solidaridad con los trabajadores del sector agroexportador está la Asociación Bancaria de Rosario. “Los largos días de esta huelga, dan cuenta de la firmeza de los trabajadores del sector y la justicia de sus reclamos y en tal sentido, nos reiteramos en nuestra mayor solidaridad”, señalaron.

En tanto, desde la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe) solicitaron “de forma urgente” a las autoridades provinciales y nacionales que articulen las medidas necesarias para poner fin a la inactividad en el cordón agroexportador. “La medida ya se extiende a las pequeñas y medianas empresas que prestan sus servicios al complejo”, señalaron.

La reunión convocada por el Ministerio de Trabajo comenzará a media mañana. El secretario gremial del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros, Pablo Reguera expresó en el programa radial Puesteros por LT23: “Si el ministerio obra de buena fe, tenemos que arreglar”.

La Capital (Rosario)