Lunes, 28 Diciembre 2020 03:00

Paro en los puertos cerealeros: la promesa de los exportadores para terminar el conflicto

Luego de 18 días de paro en los puertos cerealeros, en medio de un conflicto inédito que paralizó la carga de más de 130 buques por unos US$1700 millones, la industria asegura que tiene una "propuesta" para cerrar la disputa y asegurar "la garantía de paz social para todo 2021". La definición se conoce de cara al encuentro que, convocado por el Ministerio de Trabajo de la Nación, mantendrán este martes representantes del sector industrial con los gremios que decretaron la medida de fuerza.

Los gremios que están llevando adelante la medida de fuerza son la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina (Ftciodyara) y el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros del Departamento San Lorenzo (SOEA). También está en la disputa la Unión de Recibidores de Granos y Anexos (Urgara).

Anteayer, SOEA, al ratificar la continuidad de la medida de fuerza, reclamó un "aumento al salario del 10% en el cierre de paritarias 2020", una mejora del 35% al bono anual y, para la paritaria 2021, un incremento del salario del 25% desde el 1° de enero para volver a revisar en agosto próximo. También pidió un bono pandemia.

Desde Ftciodyara, en tanto, piden que el sueldo inicial de los obreros sea de $93.000 desde el 1° de enero. Reciben un salario básico de $69.000, reclaman que pase a $82.000 para septiembre pasado y salte a los $93.000 mencionados el mes que viene. En los últimos días la Cámara de la Industria Aceitera (Ciara) hizo una propuesta que, según el gremio, implica cobrar esos $93.000 desde julio cuando ellos pretenden que sea desde enero próximo.

Hace unos días Ciara también ofreció un bono por la pandemia por única vez, no remunerativo de $60.000 en cuotas mensuales. Según esta cámara, los sindicatos habían reclamado un bono de $70.000 y otro por la pandemia de $100.000.

"Buscamos un acuerdo con los sindicatos que permita la operatoria eficiente, confiable y segura de nuestras fábricas y puertos preservando el trabajo argentino en el agregado de valor, evitando la pérdida de poder adquisitivo de las familias que forman la comunidad aceitera", señaló Gustavo Idígoras, presidente de Ciara, en declaraciones radiales.

Idígoras detalló sobre la oferta: "Ya acordamos un aumento del 35% para el 2020 y una actualización salarial en 2021 basada en el índice del costo de vida, reconociendo la contribución de los que trabajaron en 2020 a través de un bono anual equivalente a un sueldo adicional y, este año, un bono excepcional Covid-19 de 70.000 pesos (implica una mejora respecto de lo propuesto hace unos días) a los que contribuyeron con su esfuerzo diario en la pandemia".

El presidente de Ciara señaló que "toda la cadena agroalimentaria padece este paro prolongado". Señaló que se demora el ingreso de divisas al no permitirse recibir granos, procesarlos y exportarlos.

"A través de esta propuesta invocamos a una fuerte alianza de los trabajadores y las empresas en pos del país, que necesita atender urgencias de todo tipo y el sector donde ambas partes nos desarrollamos puede contribuir con trabajo, producción y exportación permanente e ininterrumpida todo el 2021", afirmó.

Según precisó el presidente de Ciara, los trabajadores del sector "deben tener la tranquilidad de que serán acompañados durante 2021 con los ajustes de inflación que los números del índice precios al consumidor del Indec arrojen mensualmente y a eso se comprometen las empresas".

"Este esfuerzo empresarial debe ser la garantía de paz social para todo 2021, así el país podrá exportar al mundo y recibir las divisas que necesita", detalló.

En Navidad, el dirigente social Juan Grabois viajó hasta una planta industrial en San Lorenzo, Santa Fe, para, según dijo en Twitter, "apoyar a los trabajadores aceiteros, marítimos y portuarios en su lucha contra la voracidad de las trasnacionales cerealeras que explotan, saquean y evaden".

En Ciara dicen que "no es momento de politizar" la negociación y remarcan que es tiempo de "alcanzar acuerdos sustentables y razonables a la realidad nacional".

La Nación – Fernando Bertello