Miércoles, 23 Diciembre 2020 02:29

La huelga aceitera sigue y más gremios paran en el cordón

Sin acuerdo en los contactos que se mantuvieron durante el día de ayer, el conflicto salarial en el sector agroexportador continúa y promete extenderse durante las Fiestas. La Federación Aceitera de la República Argentina, la Unión de Recibidores de Granos y el sindicato aceitero de San Lorenzo siguen firmes con la huelga nacional que comenzaron hace dos semanas en reclamo de aumentos salariales. Pero se van sumando más sindicatos a la pelea salarial. Es el caso de los gremios nucleados en la Intersindical Marítima Portuaria y Afines del Cordón Industrial (Impaci), que pararán hoy y mañana, profundizando la parálisis en el sector.

La intersindical nuclea, entre otros, al Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu) y el Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo. En respaldo, se suman al paro el Sindicato Unico de Serenos de Buques (SUSB); el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu), el Sindicato Unido de Trabajadores de la Vigilancia Privada (Sutravip), el Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (Supa) de San Lorenzo, Sindicato de Carga y Descarga; Asociación del Personal Jerárquico y Profesional de la Marina Mercante (Ajepromm) y la Unión de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra).

La medida también será en solidaridad con la huelga que llevan adelante desde más de 13 días la Unión Recibidores de Granos y Anexos de la República Argentina (Urgara), el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (Soea) y la Federación Aceitera y Desmotadora de Algodón (FTCIODyARA).

Este paro ya tiene paralizado al sector desde hace dos semanas, a raíz del conflicto con las patronales nucleadas en Ciara, CEC y Carbio.

La semana pasada hubo una extensa audiencia en el Ministerio de Trabajo para acercar a las partes, pero fracasó. El lunes y durante el día de ayer hubo contactos, pero tampoco hubo avances. Desde el sector gremial señalan que las empresas del sector se muestran intransigentes porque juegan su liderazgo en la lucha corporativa por las rebajas salariales y porque presionan al gobierno para obtener mejoras impositivas y cambiarias.

Lo cierto es que este conflicto, sólo equiparable a la larga pelea de 25 días en 2015, va a marcar de alguna forma lo que es la política salarial y la situación de los trabajadores para el año que viene.

“Después del paro de 25 días en 2015 vino el gobierno macrista y, pese que era el que más ajustaba a los trabajadores las empresas de la agroindustria siempre terminaron arreglando. Es extraño que hoy, estando este gobierno, esta gente se ponga más dura. Me parece que están especulando para tratar de lograr una mejor rentabilidad a través de una baja de impuestos y nos quieren tomar de rehenes”, especuló Daniel Yofra, secretario general de la Federación Nacional de Aceiteros, durante una entrevista con el programa radial La Banda Cambiaria.

Los aceiteros acordaron en abril pasado un básico de $ 69 mil l, lo cual representaba un aumento de un 25% del salario, y una cláusula de revisión en agosto, que se dilató hasta el 30 de septiembre, sin entendimiento hasta el momento.

El cálculo del salario mínimo

El gremio puso sobre la mesa su reclamo en base al criterio histórico: el cálculo del salario mínimo que cubra las necesidades básicas de un trabajador, a la luz del artículo 14 bis de la ley de contrato de trabajo y el 116 de la Constitución Nacional. Según el Indec, el salario mínimo debía ser de $ 82 mil. Conforme avanzaron los desacuerdos, esa cifra se fue actualizando por efecto inflacionario, y hoy el gremio pide $87 mil y un cierre de $93 mil en enero.

“Este petitorio en las paritarias la traemos desde 2009 a nivel nacional, es la cifra que equivale a un sueldo para todos los trabajadores, no sólo para los aceiteros, para satisfacer las necesidades que indica la ley”. A ello se suma el bono de fin de año.

“Las empresas se niegan, pretenden darnos un aumento que es un ajuste, nos quieren bajar el salario. quieren acompañar la inflación mes a mes pero con el salario de abril, lo que implica una rebaja salarial”, advirtió Daniel Yofra, secretario general del gremio aceitero.

La Capital (Rosario)