Viernes, 18 Diciembre 2020 02:27

El sector que en 2020 mostró el mejor desempeño a nivel de la industria

CÓRDOBA.- La producción de maquinaria agrícola, con el 81,2% de uso de la capacidad instalada, en octubre pasado se destacó entre los indicadores industriales: se ubicó por encima de otros rubros, como automotores, que registró un 54%. En la comparación con otros sectores, según datos oficiales la industria en su conjunto (IPI manufacturero) redujo su nivel de producción en 9,9%, mientras que solo cuatro sectores presentaron cifras positivas: la fabricación de maquinaria agrícola registró una expansión del 37,2% y logró la mayor capacidad de uso instalada mencionada, lo que la convirtió en el rubro de mejor desempeño en 2020.

Por productos, en el acumulado de nueve meses, los implementos agrícolas incrementaron sus niveles de ventas el 33,1%, las sembradoras el 21,7% (en estos dos rubros se concentra un gran número de empresas en el país) y los tractores el 4,9%. Por el contrario, las cosechadoras mostraron un rojo del 2,5%.

En la medición desestacionalizada, sólo crecieron en comparación al segundo trimestre los implementos (27,3%). En cambio, el resto cayó: tractores 14,6%; cosechadoras, 17,8% y sembradoras, 30,3%.

En tanto, en la comparación del tercer trimestre de este año con el mismo de 2019, cosechadoras y tractores cayeron 7,6% y 7,7%, respectivamente.

Por qué caen tractores y cosechadoras

Marcos Cohen, economista del Ieral y autor del trabajo, explicó a LA NACION que las bajas en las operaciones de tractores y cosechadoras se puede adjudicar a que son las máquinas más costosas, que requieren una decisión de inversión "más importante".

"El contexto general macro impacta en decisiones de más envergadura, hay falta de confianza y eso afecta más que la disponibilidad de créditos. En las ferias hubo presentaciones de líneas, no sería el financiamiento el punto crucial que explique la baja de ventas de cosechadoras y tractores", agregó.

También apuntó que en ambos casos hay una mayor participación de importados: son maquinarias que dependen básicamente de empresas internacionales y eso se tradujo en mayores precios.

En tanto, las pulverizadoras en lo que va del año crecieron un 74,9%. Por otra parte, el nivel de ventas acumulado al tercer trimestre es el más alto desde 2011 en implementos y sembradoras. En tractores solo es menor a los registros de 2013 y 2017.

De cara a 2021, Cohen indicó que difícilmente las ventas vuelvan a crecer a los niveles de este año, aunque mucho dependerá de la situación productiva y de los precios internacionales. "Ese punto es el driver fundamental", describió.

La Nación – Gabriela Origlia