Martes, 15 Diciembre 2020 02:29

Fracasó una negociación y crece la tensión por un paro en los puertos

Luego de más de ocho horas de reuniones en el Ministerio de Trabajo de la Nación entre los exportadores de granos y subproductos con los gremios que desde el miércoles pasado paralizan los puertos, fracasó la posibilidad de un entendimiento entre las partes. El sábado pasado, Trabajo convocó a la Cámara de la Industria Aceitera (Ciara) y a dos gremios: la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina (Ftciodyara) y el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros del Departamento San Lorenzo (SOEA).

Los gremios vienen reclamando una mejora salarial. En Ftciodyara, por ejemplo, piden que el básico de $69.000 salte a $82.000 por septiembre pasado y consideran que en enero próximo los trabajadores deberían estar en torno de $92.000.

Los exportadores, en tanto, han venido ofreciendo una recomposición siguiendo la inflación y asegurar una paritaria hasta agosto de 2021.

En este contexto, los gremios y Ciara coincidieron en Trabajo. A último momento había dudas sobre si Ciara iba a concurrir porque los sindicatos mantienen la protesta sin haberla levantado como para abrir paso a la negociación.

"Estancadas", respondió una fuente de la industria a la tarde sobre las charlas en la cartera oficial de Trabajo. "No trajeron un ofrecimiento mejor", contestó, por su parte, una fuente gremial.

Finalmente, sobre la noche fracasó el encuentro. "Estuvimos más de 8 horas, lamentablemente nunca logramos concretar la mesa de negociación. Mientras estábamos en el Ministerio para buscar alternativas SOEA declaró la continuidad del paro y lo acompañó la Federación", dijo una fuente de la industria. "No generaron ninguna propuesta formal", agregó sobre los gremios. "Nosotros descontaremos todos los días (no trabajados)", alertó.

En un comunicado, Ciara dijo que la negociación fracasó porque "los gremios involucrados se presentaron con reclamos salariales aún superiores a los anteriores y no cumplieron con el pedido de levantamiento de las medidas formulado por los funcionarios gubernamentales, demostrando la falta de voluntad de diálogo".

"Ciara acudió a la convocatoria ministerial pero, tras 8 horas, no se logró conformar una mesa de negociaciones efectiva y real, como consecuencia que los dos sindicatos aceiteros (Federación y Sindicato de San Lorenzo) incrementaron aún más los reclamos salariales originales" agregó.

Según Ciara, "los gremios profundizaron las medidas de fuerza e impidieron, lisa y llanamente, el ingreso de todo tipo de personal a las plantas industriales facultado para tomar medidas de seguridad para prevenir riesgos ambientales y daños a las instalaciones. Esas medidas exceden el legítimo ejercicio del derecho a huelga".

Mientras el paro sigue, se conocieron más rechazos al paro de parte de entidades de la cadena agroindustrial.

"Las medidas adoptadas, en estos momentos en que se desarrollan las tareas de recolección de cosecha fina, complican a toda la cadena comercial agropecuaria, perjudicando no solo al productor, sino extendiendo los problemas al resto de los actores de su cadena; la red de acopios viendo cómo resolver el problema de espacios físicos o no poder entregar granos en un puerto, la red de logística perdiendo la posibilidad de realizar más facturación de fletes al ser demorados en playa de camiones colapsadas, descoordinadas, buscando quién se haga responsable de estas situaciones, o buques demorados en radas ocasionando mayores costos de estadías por demoras en sus cargas, etc", dijo en un comunicado la Bolsa de Cereales, Oleaginosos, Frutos y Productos de Bahía Blanca.

"Son momentos oportunos para captar trabajo, y por tales razones, existiendo instancias negociadoras ya iniciadas, desde la entidad se exhorta a las partes involucradas en la negociación colectiva a que extremen los esfuerzos tendientes a terminar con la situación conflictiva, manteniendo la paz social, permitiendo de tal forma el normal desenvolvimiento de la actividad agroexportadora, todo lo cual redundará en un mejor beneficio para todos los trabajadores y operadores del sector agroalimentario y de nuestra Nación", agregó la entidad.

La Nación - Fernando Bertello