Lunes, 14 Diciembre 2020 02:28

Alertan que el paro en los puertos de granos afecta la cadena de pagos en plena cosecha de trigo

Unas 16 entidades agroindustriales expresaron su profunda preocupación frente a las medidas de fuerza, con cese de actividades en todos los puertos, que comenzó este miércoles en todos los puertos granarios del país adoptadas por la Unión Recibidores de Granos y Anexos de la República Argentina (URGARA), la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina (FTCIODyARA) y el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros del Departamento de San Lorenzo (SOEA) en el marco de las negociaciones colectivas con las entidades empresarias.

"Las medidas adoptadas, en momentos en que se encuentran desarrollando las tareas de la cosecha fina, además de afectar el normal desarrollo de la actividad agropecuaria y alterar el desenvolvimiento de todos los eslabones de la cadena agroindustrial en general, perjudican especialmente a los productores, en momentos en que deben comercializar naturalmente sus cosechas con el consiguiente impacto negativo en la cadena de pagos", explicaron en un comunicado.

Por otra parte, las entidades agroindustriales remarcaron que afectan seriamente el ingreso de divisas, las que resultan indispensables para afrontar la grave crisis económica y social en la que se encuentra inmersa el país.

"Por tales razones, existiendo instancias negociadoras ya iniciadas, desde las entidades exhortan a las partes involucradas en la negociación colectiva a que extremen los esfuerzos tendientes a terminar con la situación conflictiva, manteniendo la paz social, permitiendo de tal forma el normal desenvolvimiento de la actividad agroindustrial, todo lo cual redundará en un mejor beneficio para todos los trabajadores y operadores del sector agroalimentario y de nuestra Nación en general", indicaron.

Las entidades que firman el comunicado son: la Asociación de Semilleros Argentinos, la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, la Bolsa de Cereales de Córdoba, la Bolsa de Cereales de Entre Ríos, la Bolsa de Comercio de Chaco, Bolsa de Comercio de Rosario, la Bolsa de Comercio de Santa Fe, la Cámara Argentina de Biocombustibles, la Cámara de Industriales Molineros, los Centros de Corredores del país, el Centro de Empresas Procesadoras Avícolas, el Centro de Entregadores de Cereales, Oleaginosas y Afines, Confederación de Asociaciones Rurales de Bs As y La Pampa, la Federación de Centros y Entidades Gremiales de Acopiadores y la Federación Argentina de la Industria Molinera.

Los gremios realizan desde el miércoles un paro que según cifras del sector agroindustrial estiman pérdidas por 100 millones de dólares por día: deberían ingresar 3.300 camiones por jornada a los puertos a descargar los granos y solo lo hacen 1.000. A esto, hay que sumarle los barcos que están parados esperando ser cargados.

“Es urgente que recapaciten y reconozcan la labor de los miles de trabajadores que ven cómo su salario se erosiona día a día, cuando el aumento paritario lleva más de 5 meses de atraso”, dijeron el viernes desde Urgara, el gremio conducido por Pablo Palacio, cuando se decidió extender el paro que comenzó el miércoles.

La Cámara de Puertos Privados Comerciales (CPPC) también lanzó un comunicado aclarando que las medidas de fuerza, según las comunicaciones oficiales del gremio, tendrían la motivación aparente en la “falta de propuestas para mejorar la situación laboral de los trabajadores” así como el no reconocimiento “del derecho a un salario digno” de los trabajadores. Sin embargo, desde la organización destacaron que los salarios de estos trabajadores son de los más altos que tiene el sector trabajador en el país ya que en los niveles más altos promedian sueldos de $ 100.000.-

La Cámara, a su vez, desmintió que no se hayan hecho propuestas salariales sino que, por el contrario, se han realizado numerosos ofrecimientos que garantizan el mantenimiento del poder adquisitivo de los trabajadores, en cumplimiento de compromisos asumidos con el gremio.

Asimismo, la CPPC subrayó que ha hecho ofrecimientos en consonancia con la inflación para que los trabajadores no pierdan poder adquisitivo, incluso con premios de fin de año muy superiores a la media, que fueron rechazados sistemáticamente aduciendo que no se ajustaban a la realidad.

Clarín