Jueves, 10 Diciembre 2020 02:36

Acuerdo del Gobierno con la agroindustria: qué se anunció, lo que vendrá y qué suerte tendrá una ley

Referentes del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), que conforman casi 60 entidades ligadas al campo, y el gabinete económico del Gobierno, encabezado por el ministro de Economía Martín Guzmán, acordaron trabajar sobre "34 problemáticas", con temas que involucran tanto a la Aduana como a AFIP y el Senasa, para así desburocratizar el comercio exterior y bajar costos. "Se avanzó con acuerdos para resolver en el corto y mediano plazo 34 de las problemáticas identificadas, según el grado de complejidad que representen. Se acordó también hacer públicas las problemáticas identificadas, los organismos responsables de las mismas y las fechas tentativas para alcanzar una solución, a fin de facilitar un mejor seguimiento de los distintos actores que participan en las operaciones del comercio exterior", dijo en un comunicado el gabinete económico.

Una fuente señaló que las 34 problemáticas abordadas forman parte de un paquete de 48 que habían sido identificadas. Se seguirá trabajando sobre las restantes. Lo analizado tiene que ver con cuestiones administrativas, regulaciones, trámites, entre otros puntos que hacen al comercio. "La solución de estas problemáticas posibilitará ahorro de costos al sector exportador, optimización de tiempos y federalización de la actividad exportadora. Las herramientas para lograr estos objetivos vienen de la mano de la simplificación de trámites y posterior digitalización mediante el desarrollo de sistemas", señaló el gabinete económico.

Cuando se presentó formalmente, en julio pasado, el CAA dio a conocer como uno de sus objetivos centrales la sanción de una ley de fomento para la agroindustria, con beneficios para la actividad y estabilidad fiscal por 10 años. El CAA se puso como objetivo la sanción de la ley este mismo año, algo que ya no dan los tiempos.

Sobre esto último, una fuente del CAA le dijo a LA NACION "que el proyecto de ley está escrito y semi acordado en un 80%". Agregó que hasta que el Gobierno no termine un paquete impositivo más general no irá al Congreso. "Calculamos lo va a hacer en marzo, al inicio de las sesiones legislativas del año que viene".

El gabinete económico expresó en un comunicado que "se debatieron los avances" para la elaboración de la ley. Y José Martins, presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, señaló que "quedan por definir unos pequeños puntos" de la ley.

"La idea es tenerlo listo para cuando el Ministerio de Economía tenga también la negociación cerrada con el Fondo Monetario Internacional y arme ese proyecto de programa plurianual para la estabilización económica. Iría en conjunto al Congreso con este que enviaría Guzmán; esto va a ser en los próximos meses porque dependemos de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional. Esto sigue avanzando", afirmó Martins a LA NACION.

Sin embargo, Jorge Chemes, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), otro de los asistentes al encuentro, expresó que "no va a salir el proyecto" de ley como tal sino "medidas" en base a lo que planteó el sector.

De acuerdo a Chemes, desde el Gobierno fueron claros que no habría que esperar grandes anuncios, sino por partes. "No va a salir el proyecto que presentamos sino medidas en base a lo que presentamos", señaló a LA NACION.

El presidente de CRA dijo que lo próximo que se abordaría serían medidas de desgravaciones para inversiones, la compra de fertilizantes y el ajuste por inflación para la ganadería. "El ajuste (por inflación) nos permitiría no pagar Ganancias por una ganancia ficticia", afirmó.

Entre otros puntos, Chemes planteó "que no se avanzó en economías regionales" y que una producción como la producción lechera "necesita financiamiento".

Según el dirigente de CRA, el Gobierno sigue con un planteo de que no se puede tomar medidas que generen una baja en la recaudación. Añadió que en la relación con el Gobierno "no se pudo avanzar más" hasta el momento por una "falta de confianza".

"No tienen confianza en el planteo de que aumentar las exportaciones compensa una baja de impuestos. No terminan de tener confianza en el sector", apuntó Chemes. En el gobierno anterior, cuando se bajaron las retenciones al maíz y el trigo hubo una explosión de producción, más exportaciones y recaudación.

Por su parte, Martins destacó el ámbito de reuniones del CAA con el Gobierno como un "espacio de diálogo", "instalado" para seguir abordando temas.

La Nación – Fernando Bertello