Jueves, 10 Diciembre 2020 03:00

Tras dos ruedas negativas, repuntó el precio de la soja en Chicago

Luego de caer entre el lunes y el martes un 1,5%, el valor de la soja repuntó ayer poco más del 1% en la Bolsa de Chicago, donde las pizarras reflejaron mejoras de 4,69 y de 4,41 dólares sobre las posiciones enero y marzo, cuyos ajustes resultaron de 425,68 y de 427,51 dólares por tonelada. La previsión de una menor cosecha de soja en Brasil y la expectativa de los operadores por un posible nuevo recorte de las existencias finales estadounidenses de la oleaginosa fueron los principales factores alcistas en la jornada previa a la publicación del nuevo informe mensual de estimaciones agrícolas del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés).

Sobre este último fundamento, el promedio de las estimaciones privadas ubicó el stock final de soja 2020/2021 en 4,57 millones de toneladas, por debajo de los 5,17 millones previstos por el USDA el mes pasado y un 67,9% abajo de los 14,25 millones de toneladas dejados como remanente por la campaña 2019/2020.

Más allá de la pausa de las ventas externas estadounidenses en las última jornadas, la rápida evolución de las exportaciones es el factor que sigue presionando sobre las existencias. En ese sentido, ya está comprometido el 87% del saldo exportable previsto por el USDA (59,87 millones de toneladas), cuando recién transcurre el cuarto mes del ciclo comercial.

Respecto de Brasil, donde las lluvias irregulares de las últimas semanas mejoraron las perspectivas de los cultivos pero no evitaron el impacto de la falta de humedad inicial sobre áreas sembradas en forma temprana, un relevamiento de la agencia Reuters entre estimadores privados dejó como promedio de las diversas cifras un volumen de 132,29 millones de toneladas para la cosecha 2020/2021, por debajo de los 133 millones previstos el noviembre por el USDA y de los 134,95 millones proyectados por la Compañía Nacional de Abastecimiento, dependiente del Ministerio de Agricultura brasileño, que también hoy difundirá sus nuevas estimaciones mensuales.

Ayer, el Departamento de Economía Rural de Paraná ponderó el 75% de la soja de dicho Estado en condición buena, por encima del 72% de la semana pasada, pero por debajo del 82% de igual fecha de 2019. El organismo, que confirmó el cierre de la siembra, estimó en 20,40 millones de toneladas la cosecha en el segundo mayor productor de la oleaginosa en Brasil (detrás de Mato Grosso), levemente por detrás de los 20,70 millones del año pasado.

Los pronósticos meteorológicos auguran buenas lluvias para hoy sobre buena parte de Mato Grosso, pero no contemplan aportes de humedad importantes sobre Paraná y el resto de las zonas productoras del sur de Brasil.

Reuters también relevó las estimaciones de los privados sobre el volumen de la cosecha argentina de soja y el promedio se ubicó en 50,41 millones de toneladas, por debajo de los 51 millones proyectados por el USDA en noviembre.

En materia de precios locales, los compradores ofrecieron ayer 325 dólares por tonelada de soja con entrega inmediata sobre las terminales del Gran Rosario, sin cambios respecto del viernes pasado. Vale destacar que por acción de la devaluación del peso frente al dólar, la equivalencia en pesos pasó de 26.471 a 26.598 pesos por tonelada.

Por la soja de la próxima cosecha, para las entregas entre abril y mayo, los interesados volvieron a proponer entre 290 y 300 dólares por tonelada.

Las pizarras del Matba Rofex reflejaron ayer las bajas registradas en Chicago entre el lunes y el martes. En efecto, las posiciones enero y mayo de la soja resignaron US$6 y 2,10, al cerrar con ajustes de 326,50 y de 299,90 dólares por tonelada.

Subas para el maíz

El maíz, que entre el lunes y el martes alternó subas y bajas en Chicago, cerró ayer con saldo positivo. Las pizarras mostraron alzas de US$1,97 y de 1,57 sobre los contratos diciembre y marzo, cuyos ajustes resultaron de 166,13 y de 166,82 dólares por tonelada.

De cara al informe mensual que el USDA publicará hoy, el promedio de las estimaciones privadas ubicó las existencias finales de maíz estadounidense 2020/2021 en 42,95 millones de toneladas, debajo de los 43,23 millones previstos por el organismo en noviembre y un 15,3% abajo de los 50,68 millones de toneladas que quedaron como remanente tras la campaña 2019/2020.

Al igual que con la soja, los operadores prevén cosechas sudamericanas de maíz inferiores a las previstas por el USDA el mes pasado. Según el relevamiento de la agencia Reuters, el promedio de las proyecciones ubicó el volumen de la producción de Brasil en 109,10 millones de toneladas y el de la Argentina, en 49,25 millones, por debajo de los 110 y de los 50 millones de toneladas proyectados por el organismo estadounidense, respectivamente.

En cuanto a los precios locales, los exportadores ofrecieron 195 dólares por tonelada de maíz disponible para las terminales del Gran Rosario, por encima de los 190 dólares del viernes pasado. La equivalencia en pesos mejoró de 15.476 a 15.960 pesos. Para Bahía Blanca y Necochea las propuestas de los compradores fueron de 195 y de 190 dólares, sin variantes respecto del cierre de la semana anterior.

El maíz de la próxima cosecha, para las descargas entre marzo y abril, se cotizó a 180 dólares por tonelada pare el Gran Rosario y para Bahía Blanca, y a 175 dólares para Necochea, sin cambios.

La jornada fue positiva para el maíz en el Matba Rofex, dado que los contratos diciembre y abril sumaron US$2,50 y 0,30, al cerrar con ajustes de 201,50 y de 182,50 dólares por tonelada.

La Nación – Dante Rofi