Martes, 01 Diciembre 2020 02:27

Se judicializó la crisis del etanol y Bio 4 reactivó su planta

La crisis que atraviesa la industria del etanol de maíz, y que derivó en el cierre temporal de las plantas de Bio 4 (Río Cuarto) y de Diaser (Villa Mercedes, San Luis), sumó un nuevo capítulo inesperado: la judicialización. La semana pasada, el juez federal de Río Cuarto, Carlos Ochoa, hizo lugar a un reclamo formulado por Río Cuarto de que la Secretaría de Energía actualizara el precio según lo establece la ley de biocombustibles vigente, a través de una fórmula polinómica que le garantiza a las empresas del sector no solo cubrir sus costos sino tener rentabilidad.

Esa fórmula se utilizó hasta principios de 2019, cuando el Gobierno de Cambiemos decidió eliminarla y empezar a actualizar el valor según criterios discrecionales. Luego, cuando asumió la administración de Alberto Fernández, se ordenó un congelamiento de precios que también perjudicó a los biocombustibles.

Recién en octubre pasado, Energía aumentó un 10 por ciento el precio, un alza a todas luces insuficiente, teniendo en cuenta la inflación argentina y que el principal insumo de la industria del etanol que funciona en Córdoba, el maíz, se incrementó 77 por ciento desde julio, de 9.000 pesos la tonelada a 16.000.

En este marco, el diario Puntal de Río Cuarto reveló que el juez Ochoa remarcó que su decisión se toma luego de que el Gobierno nacional hiciera caso omiso a los reclamos por vía administrativa que había formulado Bio 4.

Pero sostuvo que bajo las actuales circunstancias es inviable que la demandante pueda continuar elaborando y vendiendo bioetanol a un precio con el que ni siquiera puede cubrir los costos.

Para Ochoa, la desatención por parte del Estado de los reclamos de Bio 4 configura un acto lesivo que afecta e impacta de manera directa en la empresa actora vulnerándose sus derechos constitucionales y convencionales, como el de ser oída, trabajar, ejercer industria lícita y derecho de propiedad.

Por eso, ordenó que “el régimen promocional establezca el precio de adquisición del bioetanol de maíz con ajuste a las pautas legales, esto es propendiendo a que se opere obteniendo ingresos suficientes para satisfacer costos operativos razonables aplicables a la producción, impuesto, amortizaciones y una rentabilidad razonable que sea similar a la de otras actividades de riesgo equiparable o comparable”.

Escenario

La respuesta inicial del Gobierno nacional fue acatar la orden. En la plataforma web en la que informa los precios oficiales del bioetanol, fijó un precio de 44,91 pesos exclusivamente para el combustible fabricado por Bio 4 entre el 20 y el 30 de noviembre.

Este valor configura un 37 por ciento de incremento en comparación con los 32,789 aprobados en octubre.

A raíz de esta situación, la empresa ACA Bio, de Villa María, elevó una demanda ante la Justicia Federal de Villa María para que determine una medida similar.

Según pudo establecer La Voz, la otra empresa que opera en Córdoba, Promaíz, seguirá el mismo camino si esta semana no hay novedades con respecto al precio del etanol.

La realidad es que este valor exclusivo para Bio 4 le otorga a la firma Río Cuarto una gran ventaja competitiva que distorsiona las condiciones del mercado (la ley de biocombustibles establece un precio regulado que deben pagar las petroleras y que es para todas las fábricas por igual).

La situación a la que ha llegado la crisis sectorial y la presión por la vía judicial alientan a los operadores a pensar que se va a lograr un acuerdo y que a partir de diciembre se va a fijar un nuevo precio acorde a las realidades del mercado. Según Ron, la fórmula polinómica da una cotización de 46,13 pesos.

“Trabajar bajo el paraguas de un amparo por medio de una cautelar no es sustentable, pero es lo que logró abrir un canal de diálogo y que se acuerden de nosotros”, remarcó Ron.

Del mismo modo, el director de la Cámara de Bioetanol de Maíz, Patrick Adam, indicó que tuvieron una reunión con Energía y que le hicieron una propuesta consensuada con todos los productores, para “alcanzar una salida de la crisis de precios que está llevando al sector a la ruina”.

La Voz del Interior – Favio Ré