Miércoles, 04 Noviembre 2020 02:26

Un frigorífico de Quilmes pasó a manos de una cadena de carnes de Estados Unidos

Un frigorífico de Quilmes pasó a manos de una cadena de carnes de los Estados Unidos. Se trata del matarife y frigorífico Penta, que fue absorbido por la firma American Meat Company, instalada en la Argentina como AMT Sud SA desde hace cuatro años. No se difundieron detalles de la inversión realizada. En su lugar, los nuevos dueños segregaron parte del funcionamiento y las tareas que realizaba el antiguo establecimiento en tres empresas que canalizarán todo el trabajo: Ganadera de las Pampas, Ganadera Arenales y Ganadera Varela. Esas firmas asumieron la responsabilidad formal del matarife y el frigorífico.

La firma está dirigida por Ricardo Bruzzese, el mismo empresario que figuraba como titular del frigorífico donde hace unos meses hubo un enfrentamiento entre la policía de la provincia y empleados adheridos a un gremio de la carne que reclamaban el retorno de sus puestos de trabajo y el pago de salarios adeudados.

"No hay más frigorífico Penta en Quilmes. La administración tuvo que devolver la propiedad que pertenecía a un grupo empresarial de Uruguay. El frigorífico sigue teniendo su Cuit, pero no opera más", dijo a LA NACION Sergio Luca, exapoderado legal de Penta.

Según indicó una fuente de la firma, la decisión se debió a una estrategia comercial y no está relacionada con las acciones. Indicó que si bien Bruzzese es el administrador del holding, está por fuera del frigorífico. Por otro lado, aclararon que Penta no quebró.

Bruzzese es el empresario que junto a Cristina Kirchner y Guillermo Moreno lanzaron el plan carne para todos, un programa que ofrecía cortes a precios populares y que dependía de la Secretaría de Comercio Interior.

Según expresó Luca, la empresa tenía una "deuda muy grande con los propietarios" de la planta. "Se iban a ejecutar las garantías porque la deuda era muy importante y ante este hecho la empresa decidió entregar las llaves de la propiedad", apuntó.

No obstante, según pudo saber LA NACION de una fuente oficial, luego del conflicto gremial, Penta fue declarado en quiebra. Por ese motivo, apareció una nueva sociedad que fue recientemente inscripta ante la AFIP donde Ganadera de las Pampas figura como la principal planta frigorífica del grupo que sustituirá a Penta. Mientras que Avellaneda Carnes, que anteriormente formaba parte del holding empresarial, ahora pasó a llamarse Ganadera Varela. Las tres plantas cuentan con servicio de matarife y frigorífico.

Según señaló Luca, por el parate en la actividad que sufrió la planta, sumado a las deudas que ya arrastraba la empresa, entre gastos, por "valores locativos" del establecimiento donde operaba, se decidió de manera pacífica abandonar el lugar. En medio de una delicada situación, intervino AMT Sud, la empresa que representa la firma de origen estadounidense, que en ese país provee de carne a grandes cadenas de restaurantes, hoteles y la industria en general.

Cuando se desató el conflicto en el que los empleados de la planta exigían la restitución de sus puestos de trabajo, la empresa estaba operando solo con la parte de frío y otras áreas que no dependían directamente de los matarifes. Si bien la Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Carne (Fesitcara) sigue representando a los empleados de la planta, en ese lugar ya no está dirigida por el secretario general, Gabriel Vallejos.

La Nación - Belkis Martínez