Jueves, 29 Octubre 2020 02:27

Un sector en crisis: la ratio entre el etanol y el maíz cae a un mínimo histórico en la Argentina

La rentabilidad de las plantas de etanol se derrumbó en la Argentina por la combinación de dos factores: el aumento del precio del maíz y la decisión del Gobierno Nacional de no actualizar durante nueve meses las fórmula que se utiliza para calcular el valor que deben pagar las petroleras por el biocombustible (se lo utiliza para cortar la nafta).

Un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) recuerda que el precio fijado por la Secretaría de Energía de la Nación para el bioetanol fue de $ 29,808 por litro desde diciembre de 2019 hasta octubre de 2020. “La semana pasada, por primera vez en nueve meses, se publicó un nuevo precio de $ 32,789 por litro, que entró en vigencia a partir del 15 de octubre”, precisa el estudio que elaboraron Desiré Sigaudo y Emilce Terré.

Los referentes de las plantas de etanol aseguran que este valor no alcanza para compensar la crisis de rentabilidad que está paralizando las plantas. El informe de la Bolsa rosarina explica una de las principales causas: durante los nueves meses que el valor estuvo congelado, la cotización del maíz se incrementó un 44%.

“Naturalmente, ante tal aumento del valor de la materia prima y el estancamiento del precio del biocombustible, el ratio bioetanol/maíz fue deteriorándose mes a mes”, advierte la BCR.

Incluso, el nuevo valor fijado en octubre para el bioetanol hace que el ratio bioetanol/maíz toque un nuevo mínimo histórico de 2,37 kilos de maíz por litro de bioetanol.

La segunda dificultad que enfrenta el sector de los biocombustibles es la fuerte reducción de la demanda debido a la interrupción de gran número de actividades económicas, que tuvo su mayor impacto en Argentina en abril y mayo. La debilidad de la demanda impuso un fuerte límite a la producción tanto de etanol a base de maíz como de caña de azúcar.

“En abril de 2020, la industria del bioetanol produjo un 76% menos que en abril de 2019. La caída fue mayor en el segmento de la caña de azúcar, que se recortó en un 98%, versus el maíz que se replegó un 69%”, destaca el informe.

Mayo también fue un mes crítico con una caída productiva interanual del 69%, aunque tuvo lugar una recuperación parcial de la industria del bioetanol a base de caña de azúcar. Los meses de junio, julio y agosto marcaron caídas interanuales del 29%, 12% y 30%, respectivamente.

“Con la excepción de enero y febrero, la producción mensual en 2020 ha estado siempre por debajo del promedio de los últimos cinco años, según datos de la Secretaría de Energía”, concluye el informe de la Bolsa rosarina.

Clarín