Viernes, 23 Octubre 2020 02:29

Las últimas lluvias impulsan la siembra de granos gruesos en la zona central del país

Las últimas lluvias que vienen dando en los últimos días y los próximas tormentas que se aproximan hicieron repuntar la siembra de soja y girasol y ayuda a que siga cayendo los rindes de trigo, que según datos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, la cosecha cae a 16,8 millones de toneladas luego de los primero lotes recolectados en el norte del país. En el oeste de Buenos Aires y este de La Pampa, los productores se lanzaron a sembrar girasol los primeros días del mes previo a las lluvias de esta semana, arriesgándose para que no les suceda lo del año pasado que esperando las precipitaciones tuvieron que implantar el cultivo mucho más tarde perdiendo kilos.

"Las lluvias variaron entre 10 a 50 milímetros por lo que pudimos seguir sembrando. Ahora sí estamos en une fecha adecuada para la zona", remarcó Aldo Riesco, asesor privado que maneja 6.000 hectáreas de la oleaginosa en esta campaña.

"Las lluvias vinieron muy bien para el primer periodo crítico del girasol, como es la emergencia. Va a nacer todo lo sembrado en la zona", adelantó Riesco.

Según datos de la Bolsa de Cereales porteña, ya se encuentra implantado el 35 % de las 1,4 millones de hectáreas estimadas para el ciclo 2020/21 de girasol.

Córdoba era una de las zonas más necesitadas en cuanto a lluvias. Si bien cayeron algunas lluvias, en varias zonas todavía no alcanza el agua caída o directamente las tormentas no llegaron.

Según los registros de la corredora Zeni, los registros de lluvias en Monte Maíz fueron de 27 mm, La Puerta, 80 mm y Marcos Juárez, 17 mm, entre otras localidades.

Luis Verri, dirige “Agronomy Tech,precisó que en los últimos 5 días llovió en Rio Cuarto hacia el norte y al oeste mientras que para el lado del sur y este las tormentas pasaron de largo. "Estamos prácticamente parados con la siembra. Estamos esperando arrancar con el girasol, e inmediatamente luego seguir con soja".

"Los mejores lotes destinados a soja se siembran el 25 de octubre pero nos falta mucha agua en los lotes. El panorama no es bueno", agregó.

Según dijo Verri, se pudieron sembrar lotes de maíz de primera con las lluvias que llegaron el 20 de setiembre. "En la mayoria de los campos bajaron la superficie planeada de maiz de primera y cambiaron a maíz tardío", dijo.

Asimismo, alertó que los trigo tuvieron un desarrollo muy malo porque llovió muy poco en el sur de Córdoba. "Algunos se han quemado con químicos directamente para que esos lotes sean destinados a cultivos de gruesa", indicó.

Más al norte, Alicia Rodich fue una de las productoras beneficiadas por las lluvias en el norte del país, una de las zonas más castigadas por la sequía de los últimos meses.

En la zona de Las Garcitas, Chaco, donde produce agricultura y ganadería, llovieron 92 mm pero remarcó que "ni se sienten", "Es un alivio porque recargaron las represas pero los animales siguen sin tener pasto", dijo.

"Estamos acostumbrados en el Chaco. Pasamos de inundaciones a sequía. No hay término medio", agregó.

Clarín – Esteban Fuentes