Jueves, 22 Octubre 2020 02:27

La “guerra comercial” está más vigente que nunca: la soja brasileña ya vale 30 u$s/tonelada más que la estadounidense

La “guerra comercial” China-EE.UU. sigue más vigente que nunca si se observa la evolución de los precios internacionales del poroto de soja en los principales puertos de origen. La brecha de precios FOB de la soja brasileña –que se exporta desde el puerto de Paranaguá– respecto de la estadounidense (Golfo de México) superó los 30 u$s/tonelada debido a la extraordinaria presión de la demanda china sobre las exiguas existencias de soja brasileña. En cuanto a la soja Argentina, a pesar de contar con un menor nivel proteico, se encuentra en un nivel casi de paridad con el poroto estadounidense.

 

No es casual que las autoridades de la Cámara de Comercio Exterior de Brasil (Camex) procedieran a suspender temporalmente la aplicación del Arancel Externo Común (AEC) vigente sobre la harina, aceite y poroto de soja con el propósito de asegurar el pleno abastecimiento interno de tales productos en caso de quedarse sin stock antes del ingreso de la nueva cosecha (principios de 2021).

La venta frenética de soja por parte de los productores brasileños –que vendieron incluso por anticipado más de la mitad de la cosecha 2020/21 que se está sembrando por estos días– se potenció por la devaluación del real instrumentada por el equipo económico del presidente Jair Bolsonaro.

El precio FAS de referencia de la soja disponible Paranaguá se encuentra en 2657 R$/tonelada, una cifra 41% superior a la vigente apenas cuatro años atrás en una economía –recordemos– que tiene una inflación anual del 3,1% (hace más de dos décadas que Brasil tiene un inflación de un dígito gracias a una política monetaria profesional).

 

El nivel extraordinario de exportaciones agroindustriales que se viene registrando este año en Brasil –no sólo de granos sino también de productos cárnicos– es impulsado por una demanda inusualmente elevada por parte de China, la cual puede representar eventualmente un preaviso de un factor de inestabilidad global.

Luego del desastre productivo generado por la expansión de la fiebre porcina africana y de la desaceleración económica potenciada por la emergencia sanitaria del Covid-19, el gobierno central chino se propuso recomponer existencias de alimentos básicos frente a un probable nuevo escenario de conflicto político con EE.UU. en caso de una victoria electoral de Trump en las elecciones presidenciales del próximo 3 de noviembre.

Si bien China prioriza, por una cuestión geopolítica, las compras sudamericanas de poroto de soja en desmedro de las estadounidenses, la urgencia por abastecerse del poroto en las últimas semanas también comenzó a acelerar las exportaciones de EE.UU. para impulsar una suba considerable de los precios en ese mercado.

Valor Soja