Miércoles, 21 Octubre 2020 03:00

El precio de la soja volvió a subir en Rosario y acumuló una ganancia del 14,7% en lo que va de octubre

Mientras rige plena la baja de los derechos de exportación del 33 al 30% para el poroto de soja dispuesta por el Gobierno, la oleaginosa volvió a negociarse en alza ayer en el ámbito de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), donde los compradores elevaron sus propuestas de 320 a 327 dólares por tonelada disponible, un valor que resultó superior en un 14,7% al vigente en la última rueda de negocios de septiembre, de 285 dólares. La propuesta actual, que fue equivalente a 25.336 pesos por tonelada, en función del tipo de cambio comprador (cotización divisa) del Banco Nación, quedó muy por encima de los 23.994 pesos por tonelada calculados por la BCR como FAS teórico (capacidad de pago) para la industria aceitera exportadora y de los 24.146 pesos ponderados por el Ministerio de Agricultura de la Nación como FAS teórico para los exportadores de poroto de soja.

"Los precios suben en la plaza física (puertos) y en los mercados de futuros todos los días y esa prolongación de la tendencia alcista hace que muchos opten por diferir decisiones de venta ante la expectativa de ver más aumentos", comentó a LA NACION un operador rosarino, que calculó en 100.000 toneladas el volumen de soja al que se le puso valor ayer, entre nuevas operaciones por grano a remitir y "fijaciones".

Como reflejo de la tónica alcista que en la Bolsa de Chicago se inició tras el cierre de la rueda del 7 de agosto último, por la fortaleza de las compras chinas en Estados Unidos y, luego, por la reducción de las estimaciones de cosecha y de existencias estadounidenses, los 327 dólares ofrecidos ayer por los compradores por la soja argentina representaron una mejora del 39,1% respecto de los 235 dólares vigentes en aquella jornada que resultó un punto de inflexión para el mercado.

Por soja de la próxima cosecha, para las entregas entre abril y mayo, los interesados elevaron sus propuestas de 265 a 270 dólares por tonelada para la zona del Gran Rosario. En este caso, en lo que va de octubre el valor de la oleaginosa nueva en la plaza física creció un 5,9%, desde los 255 dólares vigentes al cierre de septiembre.

"Es muy poco lo que se negocia en ese nivel de precios. Todo lo que es cosecha nueva está mucho más firme en el mercado de futuros, que está prendido fuego", dijo el operador, en función de las subas constantes que se evidencian en esa plaza.

En el Matba Rofex la posición noviembre de la soja (cosecha vieja) subió ayer US$4,30 y cerró con un ajuste de 333,30 dólares por tonelada, valor que implicó un alza del 13,2% para lo que va del mes actual, contra los 294 dólares de fines de septiembre, y una ganancia del 37,3% desde los 242,80 dólares vigentes el 7 de agosto último.

En cuanto al contrato mayo, que marca la entrada formal de la soja de la nueva cosecha en el mercado, la rueda en el Matba Rofex cerró con una mejora de US$3 y con un ajuste de 277 dólares por tonelada, que marcó un aumento del 7,6% para lo que va de octubre respecto de los 257,50 dólares del fin de septiembre, y del 22,8% frente a los 225,50 dólares vigentes en el inicio del movimiento alcista.

Firmeza en Chicago

La soja también se negoció en alza ayer en la Bolsa de Chicago, donde las pizarras reflejaron subas de US$3,58 sobre las posiciones noviembre y enero, cuyos ajustes resultaron de 390,95 y de 390,86 dólares por tonelada. En lo que va de octubre estos contratos acumulan ganancias del 4 y del 3,6% frente a los 376,07 y a los 377,45 dólares del cierre del mes pasado, mientras que respecto de los ajustes de la rueda del 7 de agosto último, de 318,75 y de 321,14 dólares, los valores actuales representan aumentos del 22,8 y del 21,7%, respectivamente.

Entre los factores que alentaron las nuevas mejoras para la soja estadounidense se destacó la posibilidad de que los agricultores brasileños que sembraron sin la humedad necesaria deban resembrar una buena porción de esas tierras, en un contexto de muy escasa disponibilidad de semillas, dada las compras ya cerradas por los productores que esperan poder cubrir con la oleaginosa una superficie récord, de 37,88 millones de hectáreas.

Esa novedad en el inicio del ciclo 2020/2021 en Brasil amortiguó el impacto bajista del retorno de las lluvias, que podría posibilitar un importante avance de las labores, que hasta el cierre de la semana pasada habían progresado sobre el 6,1% del área estimada, contra el 17,3% promedio histórico, según informó la consultora Safras & Mercado.

El otro fundamento alcista que persiste es el interés de China por la soja estadounidense, cuando la disponibilidad de grano brasileño para la exportación es mínima. Entre los operadores comenzó a circular el rumor respecto de la posibilidad de que el USDA eleve de 100 a 105 millones de toneladas el volumen de las importaciones chinas 2020/2021 en su informe mensual del 10 de noviembre.

Molienda argentina de soja

En su reporte mensual, el Ministerio de Agricultura de la Nación relevó ayer la molienda argentina de soja de septiembre en 3.127.112 toneladas, un 8,8% por debajo de las 3.428.053 toneladas de agosto y un 0,8% abajo de las 3.153.285 toneladas de igual mes de 2019.

Según los datos oficiales, en los primeros nueve meses de 2020 se procesaron 29.139.810 toneladas de soja, un 7,9% menos que en igual segmento de 2019, cuando de molieron 31.630.210 toneladas de la oleaginosa.

En cuanto a las existencias de poroto de soja en poder de la industria, al 1º de octubre sumaban 2.727.497 toneladas, un 2,5% más que las 2.661.029 toneladas en stock al 1º de septiembre y un 20,8% arriba de las 2.257.414 toneladas disponibles al 1º de octubre de 2019.

La Nación - Dante Rofi