Jueves, 15 Octubre 2020 02:27

Agroquímicos. Gran debate de la Comisión de Agricultura y Ganadería, con desempate a lo “125” en el último minuto

En la mañana de este miércoles se desarrolló la última reunión de la Comisión de Agricultura y Ganadería de la Cámara de Diputados de la Nación, presidida por José “Pitín” Ruiz Aragón (Frente de Todos Corrientes). La sesión comenzó de forma pacífica con la votación de las declaraciones de Emergencia y/o Desastre Agropecuario para varias provincias con diferentes inclemencias climáticas. Más adelante, se trató de manera virtual el proyecto de Ley para la creación del “Observatorio Integral de Agroquímicos de la República Argentina”, que fue presentado por su autora, la diputada Daniela Vilar (Frente de Todos Buenos Aires).

La iniciativa de Vilar se desprende del trabajo que comenzó en febrero de este año la provincia de Buenos Aires, a través del Ministerio de Desarrollo Agrario, cuando creó el “Observatorio Técnico de Agroquímicos”, precisamente para recopilar información científica y técnica sobre las aplicaciones con el agregado de que el aporte de información a documentar provenía tanto de organismos públicos como de ONG, organizaciones ambientales y fuentes privadas.

El debate

“El Observatorio es un espacio para poder realizar un diagnóstico a nivel nacional sobre la utilización de agroquímicos en el país, pero no busca regular las aplicaciones, sino generar material científico que le sirva de sustento a las futuras políticas públicas dirigidas al sector agroindustrial y agroalimentario”, destacóVilar, quien además aclaró que “se promueve la integración público privada, con información abierta para todo el público en general“.

Luego de la exposición de la diputada, rápidamente comenzaron a escucharse las voces y argumentos en contra de la aprobación y posterior creación del Observatorio.

El primero en mostrar y explicar su oposición fue el vicepresidente 1° de la Comisión, el diputado Pablo Torello (Pro Buenos Aires), quien expresó en primer lugar que “el Senasa tiene las mismas facultades que le quieren atribuir al Observatorio, con lo cual acá sólo veo que se duplican las funciones”.

En segundo lugar, Torello explicó que no entiende “por qué este Observatorio dependería del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, porque tendría más sentido que dependa del Ministerio de Salud, de Agricultura, o en todo caso de Ambiente”.

La segunda en oponerse fue Gisela Scaglia (PRO Santa Fe), quien cruzó al presidente de la Comisión y dijo: “Me da vergüenza estar tratando estos temas y que en todo el año no hayamos podido debatir la rotura de las silobolsas en el país. Esto no es una prioridad para el campo, ni para la provincia que represento mientras nos cruza una sequía feroz. Además, el proyecto no aclara de dónde van a salir los fondos, o si los integrantes del Observatorio van a cobrar o no”.

En tercer lugar tomó la palabra Ricardo Buryaile (UCR Formosa) y exministro de Agroindustria, quien aseguró: “Me llena de satisfacción como argentino el servicio del Senasa y este proyecto sólo se superpone a la función del Senasa. No quisiera de ninguna manera restarle atribuciones al organismo público, por eso considero importante invitar al presidente del Senasa para que pueda darnos su opinión y creo también necesario que el Ministerio de Agricultura de la Nación pueda expresar su postura frente a este tema”.

Fabio Quetglas (UCR Buenos Aires) expresó: “Superponer organismos públicos no ha resuelto nada, no sólo en la Argentina, sino en el mundo. Tenemos que cuidar el servicio público que tenemos, y en todo caso debatir cómo podemos hacer para que funcione mejor. Lo que abunda puede dañar y mucho”.

Luis Contigiani (Frente Progresista Santa Fe), aseguró: “Estamos ante un proyecto que es mejorable, que puede ser más federal, uno que nos permita determinar un parámetro serio para luego no caer en la discrecionalidad. Apurarse en aprobar este tipo de proyectos va a generar que terminemos discutiendo cualquier otra cosa, que no es el objetivo de la ley. Argentina tiene que tener un puente entre Ambiente, Salud y Agricultura, pero tenemos que tener una visión mucho más grande que realizar informes, sino prepararnos para dentro de 10 años. Tenemos muchas leyes provinciales sobre aplicaciones de agroquímicos, pero no tenemos una Ley nacional“.

Alfredo Schiavoni (Juntos por el Cambio Misiones), indicó: “No me parece necesario hacer un observatorio de agroquímicos existiendo un organismo como el Senasa que acredita solvencia técnica y experiencia en la materia. Ya tiene consagradas por ley de creación esas incumbencias. En todo caso habría que dotar de más presupuesto al Senasa, antes que crear otro organismo para hacer lo mismo”.

Javier Campos (Coalición Cívica Buenos Aires), luego de enumerar la creación de los últimos observatorios en diferentes órbitas del Estado, se preguntó: “¿Qué le pasa el Estado argentino que tenemos que andar creando Observatorios por todos lados?”, y se respondió: “Tenemos que parar con crear nuevos organismos y fortalecer la gestión de los que ya tenemos como el Senasa”.

El empate y un final inesperado

Finalizada la etapa de argumentos se procedió a la votación de forma virtual. Todo parecía indicar que la creación del Observatorio iba a ser algo imposible de lograr, pero segundo a segundo se iban escuchando votos a favor y en contra.

¿El resultado? Un empate 17 a 17, que obligó a Ruiz Aragón a dar su voto final para destrabar por sí o por no la aprobación del proyecto.

“Voto a favor del proyecto”, dijo el diputado del Frente de Todos, pero cuando los que estaban en contra perdían las esperanzas, apareció Buryaile.

“Pitín, ¿me permitís dos segundos? ¿Si todos estamos de acuerdo que es un tema muy importante, por qué no le damos más tiempo para pensarlo y mejorarlo, y lo volvemos a chalar nuevamente?”, le dijo.

Ruiz Aragón se tomó unos segundos para repensar su voto, hasta que la autora del proyecto de ley, Daniela Vilar, los sacó de sus pensamientos y dijo: “El observatorio es un espacio que no resuelve las aplicaciones de agroquímicos, sino que genera un diagnóstico país para saber dónde estamos, qué podemos mejorar y que toda la ciudadanía quede conforme en cómo se produce alimentos. Con lo cual, me parece bien si le quieren dar más tiempo para analizar esto e invito a todos los que quieran contribuir al proyecto para mejorarlo”.

Al escuchar las palabras de Vilar, Aragón cambió su voto a último minuto y mandó el proyecto nuevamente a Asesores y prometió que será tratado nuevamente en la próxima sesión de la Comisión que se realizará los primeros días de noviembre, y antes de concluir, aseguró que “Warrants y Fertilizantes también tendrán su lugar en la próxima sesión”.

Sin dudas fue una de las mejores sesiones del año de la Comisión, donde se pudieron escuchar los argumentos de todos los bloques y de muchos diputados, pero por sobre todo, la democracia tuvo hoy su día de gloria gracias al debate con altura y argumentado de los integrantes de la Comisión de Agricultura y Ganadería de Diputados. Resta preguntarse: ¿Llegará en noviembre el debate de la tan esperada Ley Nacional de Fertilizantes?

Infocampo – Facundo Mesquida