Martes, 13 Octubre 2020 02:28

Córdoba negocia un cupo para exportar bioetanol a Brasil

CÓRDOBA.- En los últimos días, el gobierno de Juan Schiaretti en esta provincia avanzó con algunas medidas que buscan beneficiar al sector de los biocombustibles que atraviesa una coyuntura de incertidumbre a nivel nacional por los precios congelados desde noviembre pasado. Por un lado, impulsó un proyecto de ley para su uso en el transporte público de pasajeros, de carga y en las flotas de vehículos oficiales provinciales y, por el otro, negocia la exportación de 50.000 metros cúbicos de bioetanol a Brasil.

Las decisiones llegaron después de una reunión de Schiaretti con representantes de la Cámara de Industrializadores de Granos y Productores de Biocombustible en Origen (Cigbo) y de la Cámara Empresaria de Bioetanol de Maíz (Biomaíz). El objetivo del gobierno cordobés es aumentar la demanda y promover la instalación en Córdoba de más plantas que transformen biomasa en bioenergía.

El encargado de las gestiones con Brasil es el ministro de Industria, Eduardo Accastello, en contacto con el embajador de la Argentina en Brasil, Daniel Scioli. Deben conseguir un cupo para la venta de biocombustibles.

Accastello explicó a LA NACION que Brasil importa bioetanol desde Estados Unidos, son unos 600.000 metros cúbicos al año. "A lo que aspiramos es que entre enero y marzo, cuando la zafra brasilera está más alejada, podamos participar con unos 50.000 metros cúbicos. Es un volumen para nosotros muy importante que nos generaría un diferencial", explicó.

Indicó que esa cantidad permitiría a las empresas bajar costos de producción y colocar excedentes. Las gestiones las realiza Scioli y la provincia. ACABio ya tuvo una experiencia y eso sirve de base de aprendizaje. "Lograr el cupo en Brasil sería muy interesante", dijo Accastello quien se definió como "optimista" porque el bioetanol argentino "tiene condiciones; lo más trabajoso será lograr entrar al mercado, pero se está articulando".

La expectativa es llegar a exportar a comienzos de 2021 y las negociaciones se aceleran por la coyuntura crítica que atraviesan las empresas del sector. ACABio exportó junto a ProMaíz unos 7500 metros cúbicos el año pasado.

Santiago Acquarolli, gerente general de ACABio, explicó a este diario que es un mercado "muy interesante" pero también "difícil". Repasó que Brasil produce alcohol para biocombustible desde 1939 y se requiere ser "muy competitivos" para ingresar.

"Hay que tener buena infraestructura, logística y no olvidar que tenemos retenciones -continuó-. El inicio del año es un período interesante porque están lejos de la zafra y puede abrirse ahí una chance. Entre alcohol deshidratado y corte de 27,5% de las naftas, tienen una alta demanda". Respecto de la relación con el gobierno cordobés, afirmó que se sienten "acompañados" en especial en "momentos difíciles, donde tenemos precios congelados y nuestra materia prima registra precios récord".

Para Accastello, la producción de biocombustibles en Córdoba "potencia una dinámica virtuosa porque favorece el valor agregado en origen del maíz, potenciando toda la cadena de producción y, a la vez, la fabricación de los biocombustibles". Indicó que el bioetanol puede ser producido en pequeñas plantas o mini destilerías que "pueden multiplicarse en cada campo con una inversión de bajo costo, para autoconsumo o para venta".

"Además del agregado de valor en origen y la dinamización de la cadena productiva, permite diversificar la matriz energética provincial y cuidar el medioambiente, ya que esta producción contamina un 80 % menos en relación con los combustibles fósiles. La posibilidad de exportar a Brasil no solo significaría un gran comienzo para esta tarea de promoción de biocombustibles a partir de una ley provincial, sino que constituiría un gran impulso para la producción local", añadió.

La Nación - Gabriela Origlia