Viernes, 09 Octubre 2020 02:28

La advertencia de un grupo de expertos al Gobierno por aprobar el trigo transgénico tolerante a sequía

Un grupo de expertos ligados al trigo del sector público y privado les enviaron a los ministros de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza, y al ministro de Agricultura, Luis Basterra, una carta para expresar sus "preocupaciones" por la posible inscripción de las variedades del cereal tolerante a sequía de Bioceres luego de una aprobación condicionada del Gobierno. Temen problemas para la comercialización ya que advierten sobre una mezcla entre el cereal común y el transgénico. Los expertos integran el Comité de Cereales de Invierno, un comité del Instituto Nacional de Semillas (Inase) que asesora sobre la inscripción cultivares, principalmente de trigo, a la Comisión del Inase que aprueba la inscripción de cultivares. Ese comité posee miembros de organismos públicos y de la actividad privada.

La carta fue firmada por Néstor G. Machado, mejorador de trigo; Pablo Eduardo Campos, especialista en fitopatología; Pablo Eduardo Abbate, especialista en ecofisiología de trigo; Leticia Mir, experta en calidad industrial; Daniel J. Miralles, especialista es ecofisiología de cultivos; Mario Cattaneo, especialista en cebada; Leandro Ignacio Ortis, fitomejorador; Lisardo J. González, especialista en mejoramiento de trigo pan y candeal; Mario J.F. Scasso, mejorador de trigo y Miguel José Cardos, especialista en Calidad Industrial.

En la carta plantean: "Desde hace aproximadamente 20 años se han obtenido variedades transgénicas de trigo en programas radicados en países productores y exportadores de trigo, sin embargo, ninguno de esos países decidió aprobar el uso de estas variedades debido a (i) la no aceptación por parte de los consumidores locales y/o extranjeros de los productos elaborados con cultivos transgénicos y (ii) la dificultad de mantener separada la producción transgénica de la no transgénica. Argentina sería el primer país productor de trigo en el mundo en aceptar la producción y el consumo de trigo transgénico (OGM), y es de suponer que esto, más que ser una ventaja, generará un problema relevante en la comercialización de nuestro trigo tanto dentro como hacia afuera del país ya que no se ha implementado ningún sistema comercial que permita segregar (separar) y controlar la trazabilidad de los granos provenientes de variedades OGM y no OGM".

"Actualmente hay 6000 ha de multiplicación de trigo OGM distribuidas en 30 localidades que se conducen con metodologías particulares a fin de minimizar su difusión y la potencial contaminación con trigo no OGM. No obstante, una vez aprobado el trigo OGM ya no será obligatorio tomar recaudos especiales para evitar las mezclas entre lotes de trigo OGM y no OGM y ni siquiera será obligatorio no mezclar granos OGM con no OGM. Por lo cual, es de esperar que las mezclas ocurran y que la población de Argentina va a disponer de trigo mezclado para su consumo, sin tener la posibilidad de elegir trigo no OGM, o un gran aumento del precio del trigo no OGM, todo lo cual reduciría el consumo interno de panificados", agregan.

De acuerdo a los expertos, más allá de beneficios productivos, podría haber "un efecto negativo en la exportación argentina de trigo".

"Se ha condicionado la aprobación final de evento a la aprobación de comercialización y consumo por parte de Brasil. Sin embargo, la aprobación por parte del gobierno de Brasil no garantiza que los molinos, panificadoras y consumidores particulares acepten comprar nuestro trigo OGM y si lo hicieran no hay garantías que lo hagan sin descuento de precio. Es más, según entendemos cada estado brasilero tiene suficiente autonomía como para rechazar individualmente la comercialización y consumo de trigo OGM, por lo cual la aprobación por parte del gobierno central de Brasil no asegura que Argentina tenga serios problemas de exportación del trigo producido en el país. Por su parte, Brasil tiene poco que perder aprobando la comercialización y consumo de trigo OGM ya que podrá importarlo o no según sea su interés", precisan.

Para los expertos, "el evento HB4 es un avance científico relevante y podrá ser un aporte importante en soja, maíz y otros cultivos, pero por ahora no en trigo". Luego remarcan: "Nos preocupa cuál será el método a aplicar para garantizar la destrucción de las 6000 ha de multiplicación de trigo HB4 en caso de que se decida la no aprobación del mencionado evento en trigo".

La Nación