Jueves, 08 Octubre 2020 02:44

Yapur, a Infocampo, sobre la aprobación de HB4: “Es un hito para la ciencia argentina que la deja a la altura de grandes multinacionales”

Ayer por la tarde se conoció una noticia distintiva para los agricultores argentinos, la ciencia y el poder de alcance que puede tener la vinculación público-privada. El gobierno argentino aprobó el único trigo del mundo con tolerancia a la sequía y resistencia al glufosinato de amonio: el trigo HB4. Ricardo Yapur, presidente de Rizobacter Argentina, empresa del Grupo Bioceres, habló con Infocampo.

“El Grupo está muy contento ya que venía luchando, invirtiendo y confiando en esta tecnología. Es un hito para la ciencia argentina a partir de un desarrollo de una investigadora argentina del Conicet, que luego lo toma una empresa privada para llevarlo al mercadoR30; esto es lo mejor que pudo suceder cuando hablamos de la vinculación público-privada”, destaca Yapur, refiriéndose a la investigación de la bioquímica Raquel Chan, del Instituto de Agrobiotecnología del Litoral (Santa Fe).

Según el directivo, este avance que dio el Gobierno también será reconocido a la brevedad por el mundo y, en particular, por los compradores de trigo argentino. “Esta aprobación es a referéndum de lo que diga Brasil, el principal comprador de trigo, y de la misma forma que está pasando con la soja y China”, explica.

Hasta el momento, la empresa viene trabajando en la multiplicación de variedades de trigo y soja HB4, bajo identidades preservadas y, este año, se están viendo claramente los beneficios de la tecnología de tolerancia a la sequía. Por esto aumentaron las consultas de productores, confiesan desde la empresa.

“Esta noticia, en el plano local, nos llega en un momento internacional muy bueno porque este proceso de aprobación está avanzando en Brasil, pero también avanza en Uruguay, Paraguay, Bolivia y Estados Unidos”, destaca Yapur.

Entre los aspectos que destaca el directivo, detrás de este hito, “el trigo HB4 hay llevarlo al mundo como una tecnología que permite producir más con menos. La tolerancia a la seca que porte permite cumplir con este objetivo”.

Finalmente, el directivo subraya que esta innovación deja a Bioceres y a la ciencia argentina a la altura de las grandes multinacionales del mundo que desarrollan genes de resistencia y tolerancia. “Hoy hay un avance nuevo en un cultivo en el que ninguna otra empresa había trabajado”, concluye.

Infocampo – Pablo Losada