Martes, 06 Octubre 2020 02:29

Retenciones a la soja: el reparo de los exportadores al decreto de la rebaja

Los exportadores de granos quedaron disconformes con la letra del decreto publicado hoy sobre la baja de retenciones a la soja. Interpretan, según pudo saber LA NACION, que al no poder registrar ventas para el próximo año con las nuevas alícuotas y tener que embarcar todo antes del 1° de enero llegarán menos dólares de los que podrían entrar. Según el decreto 790 conocido hoy, la rebaja de las retenciones es conforme a un cronograma y para las mercaderías "siempre que fueran embarcadas con anterioridad al 1° de enero de 2021".

En rigor, el grano de soja bajará de 33 a 30% este mes. En noviembre próximo subirá a 31,5%, en diciembre lo hará a 32% en tanto que en enero de 2021 regresará a 33%.

En cuanto al aceite y la harina de soja, dos subproductos, se oficializó un diferencial respecto del grano que a partir de enero será permanente. Por lo pronto, este mes esos subproductos bajarán de 33 a 28% de retenciones, después tendrán 29,5% en noviembre, 30% en diciembre y 31% permanente desde enero de 2021.

El Gobierno impulsó la reducción considerando que en el campo hay entre 16 y 19 millones de toneladas de la campaña pasada sin vender. Según los cálculos, se trata de US$7000 millones. Sin embargo, no se hizo referencia a la soja de la nueva campaña, que recién ahora se va a sembrar. Puntualmente de la soja nueva 2020/2021 ya hay unos 2,1 millones de toneladas comercializadas, el menor volumen de los últimos cuatro años para la misma época y bien por debajo de los 4,8 millones de toneladas a esta altura del año pasado.

Fuentes de la exportación, en este contexto, plantearon que es una "restricción" que no se pueda registrar soja de la nueva campaña y consideraron que esto de algún modo frena el ingreso de más divisas cuando se pagan las retenciones al momento de declarar las ventas.

"La baja de retenciones es solo para embarques en ese período, octubre, noviembre y diciembre, y no para registrar ventas para el próximo año. Eso va a reducir sensiblemente cualquier expectativa que tenía el Gobierno de tener mayores ingresos de pagos de derechos de exportación", confió un exportador.

Otro industrial agregó: "Hay que comprar ahora y salir corriendo a embarcar antes de fin de diciembre". Según esta fuente, por ese límite podría ser "mucho menos" el ingreso de divisas.

En el Gobierno han destacado que para acceder a las rebajas de las retenciones se debe operar en el período considerado y precisaron que no se afectan los negocios en las posiciones para la nueva cosecha.

"Han tenido miedo que los llenen de DJVE (Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior para la nueva campaña) y por eso pusieron lo de antes del 1° de enero", indicó otra fuente del sector comercial. "Yo no lo hubiera visto como un problema y una forma de adelantar", agregó.

En opinión de Eugenio Irazuegui, analista, la medida oficial "en sí busca acelerar la liquidación y ventas de soja física, es decir, que ya fue cosechada y está almacenada".

La Nación - Fernando Bertello