Viernes, 02 Octubre 2020 02:40

La reacción frente a las medidas: la agroindustria las destaca y los ruralistas las critican con dureza

Ante las nuevas medidas, la grieta en el sector agropecuario quedó aún más marcada. Mientras que la Mesa de Enlace criticó duramente las nuevas medidas al sector agroindustrial anunciadas por el ministro de Economía, Martín Guzmán, en Casa Rosada para incentivar las ventas de granos que tienen los productores guardados en los silobolsas, por el lado del Consejo Agroindustrial quedaron conformes más allá que remarcaron que son insuficientes.

Entre las medidas del Gobierno, se establece un esquema de derechos de exportación para el complejo sojero reduciendo las alícuotas de forma transitoria tanto para las ventas al exterior de grano de soja como para sus principales derivados hasta diciembre. En este sentido, el grano a partir de octubre tributará se reduce de 33% a 30% mientras que sufrirá una suba gradual hasta llegar a enero al 33% otra vez. Mientras que los derivados de la soja, como la harina y el aceite, bajarán al 27% a partir de este mes y en enero tributarán un 31%.

En este sentido, vuelve el diferencial arancelario entre los granos y los derivados de la oleaginosa que había sido eliminado por Mauricio Macri en 2018.

Además, se anunció el Programa de Compensaciones y Estímulo para Pequeños y Medianos Productores de Soja que integra a todos aquellos productores que hayan facturado durante el 2019 hasta 20 millones de pesos por todo concepto y que este año hayan declarado al 31 de julio hasta 400 hectáreas de superficie destinadas a cultivo de soja para la campaña 19/20.

“La baja de los derechos de exportación para la cadena de la soja es insuficiente pero es un inicio que el Gobierno reconozca la enorme carga tributaria que tiene el complejo oleaginoso. Y nos ha convocado el 14 de octubre a seguir discutiendo este tema a través del Consejo Agroindustrial”, dijo a Clarín Gustavo Idígoras, presidente de Ciara-Cec, la cámara que agrupa a las agroexportadoras y quien fue uno de los que participó del acto en Casa Rosada.

En este sentido, destacó que el diferencial arancelario entre los granos de soja y los derivados va a tener un beneficio directo al productor porque se va a trasladar a precio. "Queda claro que la industria argentina tiene una enorme capacidad ociosa y tiene compromisos internacionales. Todo beneficio impositivo será trasladado al productor”, insistió.

Pero la Mesa de Enlace salió a criticar duramente las medidas oficiales. “Los anuncios demuestran que no conocen la dinámica comercial y logística de la producción de granos”, apuntó el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Chemes. “Es una transferencia de recursos de la producción a la industria. Un subsidio por parte del sector productivo a la industria”, agregó sobre la vuelta del diferencial complejo sojero.

Por su parte, el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina, señaló que las medidas son peores de lo que había trascendido. “Era una cuestión que veníamos denunciando hace tiempo. Es una transferencia de dinero de los productores a los industrial Por eso no estuvimos en el Consejo Agroindustrial Argentino porque veíamos esta maniobra”, apuntó.

Además, sostuvo, que esta baja de las retenciones a la soja temporal no va a lograr que incentiven para que los productores vendan la mercadería. “Los dólares van a llegar de acá a febrero. Esa cosecha se va a vender pero lo que quieren es recibirlos ya y eso es imposible”, alertó criticando además las formas del Gobierno ya que aseguró que no se le consultó a la Mesa de Enlace.

“Seguimos con una política cambiaria frágil y sin rumbo. Las medidas anunciadas no tienen el rumbo que el productor espera, puesto que la temporalidad propuesta hace que el beneficio podría no ser captado por los productores”, destacó a su vez Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro.

“Decididamente, bajar las retenciones sobre soja es una medida fiscalista que difícilmente tenga impacto, puesto que hay varios factores como la brecha cambiaria que no acompañan esta medida, la situación macro sigue inconsistente, en resumen esto es más coyuntural que estratégico”, agregó.

Cabe señalar que participaron del acto los representantes del Consejo Agroindustrial Argentino, representado por Idígoras y José Martins (presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires). También está Dardo Chiesa, ex presidente de Cra y actual coordinador de la Mesa de las Carnes. Pero la Mesa de Enlace estuvo ausente porque explicaron que les llegó hoy la invitación y están en sus respectivas provincias.

Pero Pelegrina informó que no fue invitado formalmente. Según dijo, lo llamó 14:30 hs Gustavo Béliz (Secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia) para comentarle sobre el acto pero no las medidas con precisiones.

A propósito, el ministro de Agricultura, Luis Basterra, criticó duramente a la la Mesa de Enlace durante la conferencia de prensa en la Casa Rosada de oponerse a la segmentación de productores. “Tuvimos 10 reuniones y nunca terminamos a los portazos. Siempre estamos dispuestos al diálogo. Pero la segmentación de los productores es producto de las charlas con Federación Agraria. Las demás entidades se opusieron”, dijo criticando al resto de los integrantes ruralistas.

Clarín – Esteban Fuentes