Viernes, 02 Octubre 2020 02:45

El Gobierno anunció una baja temporal de las retenciones a la soja y otras medidas para conseguir dólares

El Gobierno nacional anunció este jueves un abanico de medidas económicas, que se complementan con cambios en la política monetaria del Banco Central y que apuntan fundamentalmente a frenar la sangría de las reservas internacionales por las extremas dificultades para satisfacer la demanda de dólares. "Se busca fortalecer el frente externo, las reservas internacionales", resumió el ministro de Economía, Martín Guzmán, al detallar cada una de las acciones que se pondrán en marcha para fomentar el ahorro en pesos, estimular en consumo interno y apuntalar la recuperación de la economía, y fundamentalmente las exportaciones para incrementar el ingreso de los dólares.

Una de las acciones que implementará el Gobierno consiste en una reducción en los derechos de exportación, sobre todo, en las retenciones sobre la soja. Según se indicó, ese canon bajará "del 33% actual al 30% en octubre, creciendo a 31,5 en noviembre, 32 en diciembre, convergiendo al 33% en el mes de enero".

"Hay reducciones para aceites de soja crudo, aceites de soja refinado envasado, cáscaras de soja y biodiesel, para aceites la reducción llega al 27% en octubre, convergiendo a entre el 30-31% en enero del 2021, estableciendo una brecha entre el grano y los aceites. Y para el biodiesel se reduce la alícuota del 30% al 26% en octubre del 2020, convergiendo al 29% en enero del 2021", se detalló.

El ministro de Economía se ocupó de remarcar que todas las gestiones apuntan a contener las "fuertes presiones en el frente cambiario". "Estas sin medidas defensivas, son medidas que tienen que ver con una situación de transición, para poder cambiar el esquema de regulaciones necesitamos tener más fortaleza y la forma de lograr eso es acumulando reservas", completó.

"Lo que ahora se está buscando en primer lugar es detener la caída de reservas, para luego poder acumular reservas. Se han presentado medidas que van en esa dirección. Estabilizar la economía argentina es un proceso", agregó.

Guzmán se encargó de la presentación junto a su par de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; y de Agricultura, Luis Basterra.

"Anunciamos un conjunto de medidas que tiene que ver con el sendero del manejo de la macroeconomía, con el promover sectores clave para el desarrollo de bienes exportables y promover el mercado interno, especialmente la construcción", puntualizó Guzmán.

Señaló que "el Banco Central de la República Argentina ha anunciado un sendero para el rumbo de la política monetaria que implica una armonización para la estructura de la tasa de interés".

"Reafirmamos nuestro compromiso con una política de mantener la estabilidad del tipo de cambio real", enfatizó Guzmán.

También indicó que están tomando medidas vinculadas al sector industrial para "incentivar la producción con mayor valor agregado, incentivar las exportaciones y diversificar la canasta productiva".

"Se bajarán los derechos de exportación de bienes finales industriales, exceptuando el automotriz, al 0% y los insumos elaborados industriales al 3%", sostuvo.

En la presentación de las medidas también estuvieron los presidentes de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo; de las Confederaciones Rurales Argentinas, Dardo Chiesa; y de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros, Alberto Carlocchia, entre otros.

La batería de acciones incluye la puesta en marcha de un fondo de 11.550 millones de pesos para compensar a los pequeños productores de soja y a las cooperativas; la reglamentación de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva que estableció un tope del 8% para los derechos de exportación de los metales; y la implementación de beneficios para promover la construcción, como la exención en el pago de Bienes Personales durante tres años sobre los activos financieros que se apliquen a nuevos emprendimientos

"En particular, la construcción va a jugar un rol clave en la recuperación económica", apostó Guzmán.

Durante la presentación, el titular de la cartera económica destacó que la recaudación impositiva de agosto y de septiembre "han transitado un sendero más positivo que el que proyectábamos" en materia de ingresos fiscales en medio de las medidas tomadas por la pandemia de coronavirus.

En una entrevista antes de los anuncios Guzmán había dicho que el nivel de actividad "muestra signos de mejoras", después de la abrupta importante caída del PBI registrada en el segundo trimestre del año, al tiempo que reconoció que la situación "sigue siendo dura".

"Estamos viviendo una realidad dura en todo el mundo. Estamos viviendo en una pandemia que provocó una caída en todo el mundo y obviamente una caída en Argentina", dijo Guzmán esta tarde en una entrevista web con el diario Ámbito Financiero.

Además "estas medidas económicas que hemos tomado como el IFE, el ATP, han ayudado fuertemente a contener estos efectos" negativos de la caída de la actividad económica, agregó el ministro.

Clarín