Viernes, 25 Septiembre 2020 02:29

Vuelve a caer el estado del trigo nacional tras una semana sin lluvias

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que esta última semana la mala condición hídrica del trigo aumentó en 10 puntos porcentuales, “no sólo por la falta de registros de lluvias en la semana, sino también a la acción de fuertes vientos sobre el centro y sur de la región agrícola que incrementaron la transpiración del cultivo y aceleran el secado de los primeros centímetros del suelo”.

Las regiones más afectadas son las del norte del país donde “las expectativas de cosecha se reducen semana a semana”, pero de todas formas la Bolsa aclaró que “se espera recolectar la mayor cantidad de hectáreas posible para afrontar los costos de implantación del cereal”.

“En la franja central se han registrado focos de enfermedades, debiendo realizar las pertinentes aplicaciones de fungicidas en buena parte de los mismos, y también se esperan mermas del potencial debido al escaso macollaje y pobre crecimiento de las plantas”, informa el Panorama Agrícola Semanal, que te todas formas agregó que “de concretarse los pronósticos para este fin de semana, impactaría positivamente en el desarrollo de las espigas y el llenado de los granos”.

Finalmente, “al sur de la región debido a la falta de lluvias y los fuertes vientos, el cereal manifiesta signos de estrés. Sin embargo, aún no se esperan mermas importantes de rinde y, de contar con las lluvias pronosticadas, las expectativas se mantendrían estables”, concluyó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

 

La falta de agua frenó la siembra argentina de girasol

El Panorama Agrícola Semanal señaló que “en la última semana la siembra de girasol ha alcanzado a cubrir el 17,2% de la superficie proyectada en 1,4 MHa, donde el progreso intersemanal de siembra fue de 1,7 puntos porcentuales, concentrado en el Centro-Norte de Córdoba, Centro-Norte de Santa Fe, Núcleos Norte y Sur y Centro-Este de Entre Ríos”.

“No obstante, la incorporación de lotes permanece condicionada por la escasez de precipitaciones, y solo continúa en sectores aislados con humedad disponible en los primeros centímetros del perfil. En cuanto a la condición del cultivo, en la región NEA los cuadros presentan variabilidad entre sí, mientras que en el Centro-Norte de Santa Fe se han registrado daños por aves que obligan a resembrar algunos lotes”, informó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Para el caso del NEA, el PAS destaca que “se observa variabilidad tanto en el desarrollo como en el estado de las plantas”.

Por otro lado, “al sur del área agrícola los pronósticos de año Niña apuntalan la decisión de los productores, que prevén expandir el área de girasol en desmedro de otros cultivos de verano”, finalizó la Bolsa sobre la situación del girasol nacional.

 

Infocampo – Facundo Mesquida