Jueves, 24 Septiembre 2020 02:29

Las trabas para circular entre provincias complica a contratistas y piden a gobernadores que unifiquen protocolos

Los contratistas rurales volvieron a advertir sobre las complicaciones que tienen para trasladarse por las restricciones de cada provincia para que ingresen y alertan que la siembra de maíz y de soja puede complicarse si no se resuelve la problemática. Así lo planteó el presidente de la Federación Argentina de Contratistas de Máquinas Agrícolas (FACMA), Jorge Scoppa, a Clarín Rural. En este sentido, desde la organización que agrupa a los contratistas enviaron una presentación a los gobernadores de las provincias (salvo a las de la Patagonia), con carácter de urgente, para que coordinen un entendimiento entre ellas para los desplazamientos, traslados, ingresos y estadía del personal trabajando en el campo. El objetivo es llegar a un permiso con un solo protocolo entre las provincias limítrofes para evitar inconvenientes y poder sembrar el maíz en tiempo y forma.

Según el documento enviado a las provincias, Facma remarcó que por Decreto Presidencial Nº 297/2020 son considerados esenciales por pertenecer a la cadena de producción primaria, pero se sienten desguarnecidos e imposibilitados de cumplimentar su trabajo toda vez que no podemos movilizarnos libremente con nuestros equipos de maquinarias y personal para ingresar o salir de las provincias.

Continuando con el comunicado, aclara que "​nos encontramos con que los COE no responden ágilmente autorizando los ingresos, y por la demora los hisopados presentados pierden vigencia. Estamos observando que aún presentando hisopado obligatorio con vigencia de 72 horas y con resultado negativo al ingreso, se confinan a empleadores titulares de los equipos y su personal a hacer cuarentena en un hotel, lo cual es inviable para poder cumplir en tiempo con las tareas para las que fueron contratadas".

En este sentido,  el pedido de los contratistas es que esta cuarentena obligatoria se realice trabajando y produciendo en el campo, donde existe un verdadero aislamiento y cumplimiento estricto del protocolo, teniendo el apoyo y entendimiento de los organismos de salud, de producción y de seguridad de las Provincias y la Nación.

“Cuando cambiás de provincia hay muchos problemas. Nosotros vamos de campo a campo y no somos el problema del coronavirus. No tocamos el pueblo y hay lugares que piden cuarentena y no se puede. Además, no somos grandes cantidades de personas, cada equipo debe llevar entre 4 y 5 personas”, acotó Scoppa.

Este inconveniente se da en plena siembra de maíz, que según la proyección de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, se estima en 6,3 millones de hectáreas y se aproxima la implantación de la soja, el cultivo con mayor superficie en la Argentina, que se estima un área de 17,2 millones de hectáreas continuando con los números de la entidad porteña.

Y remarcó que entre el 60% y 65% de la superficie que se siembra de ranos en Argentina es realizada por contratistas mientras que los labores de cosecha trepan al 70%.

En paralelo, para el traslado de acoplados carretones que transportan la maquinaria agrícola también hubo problemas ya que Vialidad Nacional dejó de emitir los permisos a los camiones que son de chasis y acoplado. Hay 800 camiones a nivel país que hoy no tienen permiso.

“Estas unidades están previstas en la normativa vigente y se han tramitado permisos para las mismas por años sin ningún tipo de problema, así que no sabemos el motivo por el cual no otorgan los permisos de Vialidad”, dijo.

El conflicto más grande de la restricción al ingreso de las provincias se da en San Luis. Desde que comenzó la cuarentena dictada por el Gobierno hace 6 meses atrás el gobernador Alberto Rodríguez Saá cerró todas las fronteras (con montículos de tierra en algunos casos) para aislar a la provincia. puntana.

Ante los conflictos que les generó a productores y contratistas de otras provincias que trabajan en San Luis y la imposibilidad de poder ingresar, realizaron cortes de ruta en señal de protesta y avisaron que si no hay novedades, el martes 29 cortarán todos los accesos a San Luis.

Clarín – Esteban Fuentes