Jueves, 24 Septiembre 2020 02:26

Exitoso debut de un fideicomiso ganadero que promete 10% anual

De existir, el "carne linked" sería un índice que en un lapso de cuatro años empareja la inflación y al dólar. Y gestionado por un grupo de expertos ganaderos y en inversiones, Invernea presentó un fideicomiso para la producción ganadera con una rentabilidad anual del 8% al 10%. Por su estructura y características, en menos de un mes levantó $ 459 millones de una primera serie de $ 600 millones. Fueron seis inversores institucionales, y otros tres ingresarán pronto. Mayormente compañías de seguros, cuyos fondos de reserva deben constituirse con inversiones de este tipo.

"Algunas son parte del proyecto", explica su director Martín Voss. Junto con Juan Pazo, ex superintendente de Seguros de la Nación, encabezan el proyecto al que le añade un know how particular. "Para las compañías de seguros es atractivo por su estabilidad, porque permite computar inversiones bajo el inciso M y por los diferimientos de Ganancias", explica Voss a El Cronista Apuntan a crecer significativamente, y muy pronto.

Con lo levantado hasta ahora con Sancor Seguros, Iaser, Río Uruguay, Prevención ART, Fianzas y Créditos y Sol Naciente, llevan compradas 1800 cabezas y aplicaron el 15% a la compra de granos para alimentar la hacienda. "Tenemos un 25% de límite para aplicar, pero hay que tener en cuenta que este instrumento y todas las operaciones están definidas por el contexto dólar, con lo cual, la cobertura de la inversión también abarca a estos insumos", explicó Voss. 

El grueso, sin embargo, fue destinado a ganado en establecimientos de General Madariaga (cría), Baradero (feed lot), Gualeguay (la mitad de la inversión en do s establecimientos de recría y feed lot) y en Gualeguay (recría). En lo que queda de septiembre están incorporando otras 3000 cabezas y, si todo va bien en la integración, comprarán entre 3000 y 4000 cabezas más en octubre.

El fideicomiso tiene una duración de 12 años. Pero hay un mínimo de permanencia de la inversión -establecida por la ley de Inversiones Productivas de dos años antes de retirarse y poder concretar los diferimientos impositivos. Pero siempre queda la opción de la venta en el mercado secundario. 

La estructura del negocio está pensada en pesos para inversores estables con una rentabilidad sobre kilo de carne de hasta 10% anual, por lo cual es ideal para inversores institucionales. Sin embargo, en pocos días más Invernea dará dos pasos relevantes: presentarán el prospecto para pasar a ser un fideicomiso público. Y a la vez ampliarán la serie a $ 1000 millones.

A partir de ahí, Invernea se propone expandirse al mercado retail. Lo harán de la mano de su socio estratégico Crowdium, especializado en crowfunding para el real estate. La firma le provee la plataforma de seguimiento y trazabilidad para los inversores, pero cuenta con 50.000 inversores activos, a quienes se dirigirán para ofrecer la inversión.

El Cronista – Ariel Cohen