Miércoles, 23 Septiembre 2020 02:27

Los incendios en las islas no cesan y el humo vuelve a intoxicar el aire de Rosario

Medio centenar de brigadistas trabajan para extinguir los incendios en la zona de islas del Delta del Paraná frente a la ribera de Rosario, mientras la gran combustión se hace presente en la ciudad y transforma el aire absolutamente nocivo para los rosarinos. Los focos volvieron a reactivarse hace unos días en las islas entrerrianas, lo cual demanda la tarea de más de 50 brigadistas de Parques Nacionales, Policía Federal, policía de las islas entrerrianas y del Plan Nacional de Manejo del Fuego. "Tenemos 25 brigadistas trabajando desde Alvear y otros 28 desde la nueva base operativa ubicada entre Puerto Gaboto y Oliveros", indicó este martes a La Capital el director de Protección Civil, Roberto Rioja.

Rioja aseguró que, pese a la densidad del humo presente en Rosario y la región, están tratando de controlar los focos activos presentes en los diferentes sectores del humedal. "Estamos trabajando desde esta nueva base operativa con un helicóptero con helibalde, un avión hidrante y otro avión vigía porque no solo hay mucho fuego, sino que vemos muchas viviendas que pueden correr riesgo", alertó Rioja.

A su vez, comentó: "Decidimos volar sobre esa zona porque los vuelos son más rápidos y tenemos mayor eficacia para combatir los incendios en esa zona de islas".

Desde Protección Civil confían en poder controlar los incendios activos en la zona de las islas y son optimistas con que las precipitaciones anunciadas para el fin de semana puedan ayudar a extinguir las llamas.

"Esperamos mantenerlo bajo control y que el pronóstico de lluvias acompañe para el fin de semana", acotó Rioja.

Por su parte, un isleño advirtió sobre el peligro que acecha a escasos metros de su vivienda a raíz de las llamas que se desataron en una zona distante a 20 kilómetros del puente, frente a San Lorenzo.

"Esto es terrible porque de acá no veo más nada, sólo veo las llamas del fuego. Ahora estoy esperando que el fuego no pase de este lado porque voy a estar complicado yo también", indicó este martes por la tarde en Radio 2.

A su vez, sentenció: "En este momento no hay ganado, no hay nada. Es mentira que están prendiendo fuego". Y sostuvo que ayer vio "pasar un avión e inmediatamente comenzó a arder el fuego sobre la misma ruta que llevaba el avión", en alusión a que a su entender el foco ígneo había sido provocado de manera intencional en esa zona.

Mientras esto ocurre, la Multisectorial por la Ley de Humedales marchó desde la sede local de Gobernación hacia la Bolsa de Comercio y el viernes hará el recorrido inverso. El motivo: exigir un tratamiento a la problemática que se viene desatando en el Delta del Paraná.

La semana pasada, el secretario de Control Ambiental de la Nación, Sergio Federovisky, fue categórico a la hora de explicar a La Capital el fenómeno que arrasa sobre el humedal.

Es razonable y lógico que ocurra por lo que vengo denunciando desde el principio: esto no es quema de pastizales, es desmonte con fuego ante el avance de la frontera agropecuaria. Porque atrás del fuego, una vez que se apaga, aprovechan la bajante para endicar y convertir un humedal en un campo arable, es un verdadero disparate que no tiene razón de ser”, sentenció el funcionario al ser consultado por la aparición de máquinas agrícolas en una zona de islas.

La Capital (Rosario) – Matías Petisce

 

Cabandié dijo en el Delta del Paraná los incendios los provocan los "isleños, a instancias de los productores"

El ministro de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable, Juan Cabandié, sostuvo hoy que los incendios de campos y bosques en distintos puntos del país son “muy preocupantes” y aseguró que “el 95 por ciento de los fuegos son intencionales y provocados”.

Cabandié señaló que “hay provincias que tienen un buen sistema de manejo del fuego” para combatir los incendios, entre las que mencionó a Córdoba, e hizo hincapié en que “el caso del Delta del Paraná es distinto al del resto del país”, donde reclamó la actuación de la Justicia “para que esto termine” porque “los ciudadanos de la costa en esa zona están respirando humo hace seis meses”.

El ministro hizo declaraciones en la Casa Rosada al término de una reunión del Gabinete Nacional de Cambio Climático, en la cual se analizó el desarrollo de políticas públicas para reducir los riesgos y el impacto del cambio climático y las acciones y metas para disminuir la emisión de gases de efecto invernadero.

Dijo que el tema de los incendios forestales y de campos “es muy, pero muy preocupante” y destacó que en todo el país al fuego se lo “ataca con brigadistas, a veces nacionales cuando lo solicitan las provincias”.

Pero diferenció estos casos de lo que ocurre en el Delta del Paraná, que “es muy distinto al resto”.

Precisó que “en otros lugares del país se ataca el fuego y en tres, cuatro o cinco días, según la magnitud se termina, pero ahí en el Delta en forma permanente hay fuego. Apagamos el fuego y los mismos isleños, a instancias de los productores, vuelven a encenderlo al otro día”.

Cabandié sostuvo que esta actitud responde a “intereses obviamente productivos, para renovar las pasturas, pero con un método que va contra el ambiente, la flora, la fauna y los humanos.

“No se trata de desmontar, porque no son bosques nativos, ni tampoco implantados, son pastizales que tienen una altura tal que le impide acceder al ganado vacuno”, apuntó.

Reclamó en ese punto la acción de la justicia, porque “si no se detiene a los que inician el fuego, es difícil que eso termine”.

“Es injusto que los ciudadanos de la costa del Paraná, decenas de miles de rosarinos, de Gálvez, de San Lorenzo, de Baigorria, de San Nicolás, están respirando humo, hace seis meses, y es insólito que la Justicia no puede resolver algo que lo podría hacer en horas”, enfatizó.

Señaló que el 16 de junio pasado, presentó una denuncia penal en el marco de la cual el juez federal de Paraná, Daniel Alonso, debería ordenar “cruzar el catastro con la geolocalización del fuego”.

Cabandié afirmó además que en la cuestión de los incendios “hay situaciones ocultas que no se quieren dar a conocer: Quiénes son los titulares de esas tierras?”, se preguntó.

Al respecto, apuntó que “el intendente de San Nicolás, (Manuel) Passaglia, es uno de los que tiene 840 hectáreas y, además, en los campos de su hermano que es diputado provincial, hubo incendios”.

Al referirse a la lucha contra el fuego en el país, indicó que “tenemos 6 aviones en Córdoba del Sistema Federal de Manejo del Fuego, pero la provincia cuenta con un sistema de manejo de fuego muy robusto, con 3.000 hombres, entre bomberos, voluntarios brigadistas y personal específico, Defensa Civil y entonces lo aborda muy bien”.

Subrayó que por este tema la reciente reunión que mantuvo con todos los ministros de Ambiente de las provincias donde “propusimos que, dado el calentamiento global, el cambio climático, las provincias van a tener que robustecer sus sistemas de manejo del fuego, al igual que a Nación”.

Comentó Cabandié que junto con el presidente Alberto Fernández “ayer anunciamos que la Nación se comprometió a incrementar nuevos brigadistas para el Sistema Federal de Manejo de Fuego y también abrir dos nuevos puntos estratégicos, uno en Embalse, Córdoba y otro en Apóstoles, Misiones, para cubrir estas regiones de la Argentina”.

La Capital (Rosario)