Miércoles, 16 Septiembre 2020 02:27

Reproducción bovina. Un laboratorio argentino logró una patente internacional por un desarrollo

Un laboratorio argentino que inventó un sistema de ovulación temprana para aumentar la preñez de las vacas un 20% obtuvo patentes en los Estados Unidos y Nueva Zelanda y ahora se prepara para exportar la tecnología. "Inventamos una progesterona inyectable y de liberación controlada que logra que la hormona se vaya liberando gradualmente en el animal. El objetivo es que esa progesterona dure más tiempo en el metabolismo de la vaca permitiendo sincronizar su ovulación. Es decir, que esto esté en el torrente sanguíneo de la vaca y se haga una lenta liberación controlada", detalló Daniel Sammartino, CEO del grupo Proinvesa. El desarrollo lo hizo su controlada ProinVet Innovations.

Esta tecnología es única en el mundo, al menos, que tenga conocimiento el Sistema Internacional de Patentes (PCT) en Estados Unidos, quienes le otorgaron la autorización a la firma argentina. "No había visto a nadie que se le haya ocurrido antes; investigamos si era patentable a nivel mundial y encontramos que sí. Empezamos en 2013 y en 2015 nos dieron el visto bueno después de un exhaustivo proceso de análisis", señaló

Con esta habilitación, el laboratorio podrá exportar la tecnología a todos los países miembros de la PCT. "Con esta aprobación, el invento va al resto de los países del mundo a solicitar la patente (local), porque ellos emiten una notice of allowance (aviso de asignación) para conceder la patente. EE.UU. y Nueva Zelanda nos la otorgaron. Esto sirve como un sistema de protección a la propiedad intelectual para nuestro proyecto", dijo.

Una de las ventajas de la tecnología, dicen en la firma, es que adelantará el ciclo ganadero. El producto estará en el mercado nacional en los próximos meses: "Se demoró la salida al mercado porque logramos un segundo uso. La solución saca a las vacas de sus anestros posparto; mientras dan de mamar al ternero no pueden quedar preñadas y hemos descubierto que este producto aplicado a esas vacas puede acelerar el ciclo de la vaca en el posparto", aseguró.

"Estamos tan entusiasmados con este producto que hicimos un nuevo laboratorio, porque si vamos a exportarlo a todo el mundo tenemos que tener todas las condiciones dadas para conseguirlo. Primero va a salir en la Argentina, estamos en los últimos dos meses de pruebas de protocolo y en tres estaremos en condiciones comerciales", planteó.

"Nos emociona que un país como la Argentina pueda conseguir esas patentes sobre una tecnología que se va a usar en todo el mundo. Estamos muy motivados por el espíritu de búsqueda e innovación, de hacer cosas nuevas", narró.

Entre otros proyectos, según adelantó el empresario, otra de las empresas del Grupo Proinvesa, Kheiron Biotech, actualmente la principal firma de clonación en el mundo, trabajará de la mano con Acceligen, una compañia norteamericana a la que le fue otorgado un subsidio por la Fundación Bill & Melinda Gates sobre la modificación genética de vacas para África Sub-Sahariana. "Vamos a trabajar en modificar vacas para hacerlas más resistentes al estrés térmico, diversas enfermedades y con alta capacidad de producción lechera en esos países", indicó.

La Nación - Belkis Martínez