Viernes, 11 Septiembre 2020 20:00

Récord nominal. Se pagaron $20.000 por tonelada de soja en Rosario

El precio de la soja volvió a subir hoy en la Bolsa de Chicago, donde completó la quinta semana alcista consecutiva, luego que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) recortó sus previsiones sobre la cosecha y sobre las existencias finales de la oleaginosa estadounidense de la campaña 2020/2021. Y la corriente alcista externa tuvo su correlato en el mercado doméstico, donde las fábricas sumaron $400 a la propuesta del jueves y pagaron 20.000 pesos por tonelada de soja para las terminales del Gran Rosario, un valor nominal récord, equivalente a 268 dólares.

Las pizarras de la Bolsa de Chicago hoy reflejaron subas de US$7,53 y de 6,80 sobre los contratos septiembre y noviembre de la soja, cuyos ajustes resultaron de 369,46 y de 365,97 dólares por tonelada. En el balance semanal, estas posiciones ganaron un 3,7 y un 2,9% frente a los valores vigentes el viernes anterior, de 356,23 y de 355,68 dólares por tonelada. Pero desde el inicio de la secuencia de cinco semanas alcistas consecutivas las mejoras se amplían al 16,1 y al 14,8% frente a los 318,11 y a los 318,75 dólares del cierre del 7 de agosto último.

Para sustentar la firmeza de los precios el mercado cuenta con una sólida demanda de China, que casi agotó la oferta de Brasil y que desde hace cerca de dos meses se abocó a comprar grano de los Estados Unidos, más por necesidad que por un apego al acuerdo de "fase uno" firmado en enero último con los negociadores estadounidenses. Tal es esa necesidad, enfocada en abastecer con harina de soja a los productores de cerdos que están en pleno resurgir tras la pérdida de existencias provocada por la gripe porcina africana, que el actual ritmo de compras chino es récord.

Así lo señaló Karen Braun, especialista en el mercado agrícola de Thomson Reuters, al advertir que con los 9,60 millones de toneladas de poroto de soja importados por China en agosto, sumó "un récord de 64,70 millones de toneladas en los primeros ocho meses del año, un 15% por encima del mismo segmento del año anterior y un 2% arriba del mismo período de 2017", que hasta ahora era la marca más grande.

Hoy, en el inicio de la jornada, el USDA relevó ventas semanales estadounidenses de soja por 3.161.800 toneladas, por encima de las 1.762.800 toneladas del reporte anterior y lejos del rango calculado por los operadores, que iba de 1,10 y 1,90 millones de toneladas. De ese volumen total, las compras de China sumaron 1.592.900 toneladas, pero otras 926.000 toneladas fueron reportadas hacia destinos no especificados, que el mercado asume con destino cierto hacia puertos chinos.

El otro fundamentos alcista, con el que el mercado ya venía operando, fue la confirmación por parte del USDA que el clima les jugó una mala pasada a los cultivos estadounidenses, no solo por el tiempo seco que golpeó con fuerza sobre Iowa, el Estado agrícola más importante de Estados Unidos (1er. productor de maíz y 2º de soja), sino por la tormenta de vientos que a principios de agosto dejó plantas malheridas en Iowa y en Illinois. En su informe mensual de estimaciones agrícolas, el organismo recortó de 120,42 a 117,38 millones de toneladas su proyección sobre la cosecha de la oleaginosa -comenzará durante la próxima semana- al ajustar el rinde promedio de 35,84 a 34,90 quintales por hectárea.

Además, producto de un incremento en la estimación de las exportaciones estadounidenses 2019/2020, que a su vez recortaron las existencias iniciales 2020/2021 de 16,73 a 15,64 millones, el USDA redujo de 16,59 a 12,52 millones de toneladas el stock final de la nueva campaña y lo ubicó debajo de los 12,76 millones previstos, en promedio, por el mercado.

Los operadores consideran que la actual proyección de existencias finales hará que durante el tiempo de la cosecha en Estados Unidos el mercado siga muy pendiente del clima, en cuanto a que de darse tiempo húmedo podrían registrarse nuevas mermas de volumen que tendrían un rápido correlato sobre los precios, que ya están en el nivel más alto desde principios de junio de 2018.

Alzas vertiginosas

Como se señaló anteriormente, los 20.000 pesos pagados por las fábricas por la tonelada de soja disponible para las entregas sobre el Gran Rosario representaron un récord nominal para la oleaginosa argentina. Su equivalencia en moneda estadounidense, de 268 dólares, marcó un alza semanal del 3,5% frente a los 259 dólares vigentes el viernes anterior.

Pero con la referencia usada para el inicio de la tendencia alcista en Chicago, del 7 de agosto último, la suba acumulada del precio de la soja disponible es del 14%, respecto de los 235 dólares vigentes por entonces en la plaza local. En el mismo segmento, las posiciones noviembre y mayo de la oleaginosa en el Matba Rofex crecieron un 10,6 y un 8,1%, de 242,80 a 268,50 y de 225,50 a 243,80 dólares por tonelada.

Con el mismo punto de referencia, las noticias son alentadoras para el ingreso de divisas, dado que el valor FOB en los puertos argentinos para el poroto de soja creció un 13,8%, de 356 a 405 dólares por tonelada; el del aceite de soja, un 5,2%, de 754 a 793 dólares, y el de la harina de soja, un 13,5%, de 327 a 371 dólares, según los datos publicados a diario por el Ministerio de Agricultura de la Nación.

La tónica alcista actual de los precios de los granos también se extiende al maíz argentino, que si bien hoy se mantuvo estable en 155 dólares por tonelada disponible para el Gran Rosario, en el balance semanal reflejó una ganancia del 2,6% frente a los 151 dólares del viernes anterior. Con la referencia del 7 de agosto pasado, la mejora del valor del cereal crece hasta el 19,2% respecto de los 130 dólares vigentes entonces.

Al igual que en el caso del complejo sojero, en el período alcista de poco más de un mes, el valor FOB del maíz en los puertos argentinos creció un 19,5%, de 154 a 184 dólares por tonelada. Y sin la estridencia de los granos gruesos, el FOB del trigo para los embarques entre diciembre y enero aumentó un 7%, de 213 a 228 dólares.

La Nación - Dante Rofi