Jueves, 10 Septiembre 2020 02:28

Seis cámaras que agrupan a empresas elaboradoras de biocombustibles pidieron a Guzmán que actualice los precios congelados desde 2019

Seis cámaras que nuclean a productores argentinos de biocombustibles advirtieron al ministro de Economía, Martín Guzmán, que sus asociados están “en una situación insostenible” después de “tres años de perjudiciales y sucesivas modificaciones en los procedimientos de determinación de precios (2017 a 2019)”, nueve meses de congelamiento y una caída de la demanda de más del 25% en 2020.

La Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno, la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), la Cámara de Bioetanol de Maíz, la Cámara de de Productores de Biocombustibles en Origen, la Cámara Santafesina de Energías Renovables y el Centro Azucarero Argentino (bioetanol de caña) solicitaron a Guzmán “la urgente publicación de un precio que compense costos y contemple una utilidad razonable”.

El mes pasado el equipo económico del gobierno de Alberto Fernández autorizó que la compañía petrolera YPF –controlada por el Estado argentino– ajuste los precios de los combustibles en un 4,5% promedio nacional luego del congelamiento dispuesto desde fines del año pasado. Sin embargo, aún no se pronunció al respecto sobre el valor del bioetanol y el biodiesel que se mezclan obligatoriamente con nafta y gasoil, respectivamente, cuyos precios permanecen congelados desde fines del año pasado.

Las entidades recordaron que todas las plantas de biodiesel que abastecen el mercado interno se encuentran paradas por el colapso consecuente del precio fijado en diciembre de 2019.

Las plantas de bioetanol de caña de azúcar, cultivo que se encuentra en plena zafra, registran costos muy por encima del precio congelado, mientras que las de bioetanol de maíz operan intermitentemente y registran quebrantos agravados por los importantes aumentos del maíz registrados en los últimos meses.

Las entidades indicaron que la Ley Nº 26.093 establece la obligación del Estado de establecer un precio oficial para los biocombustibles que compense los costos y genere una utilidad razonable, “lo que se incumple desde hace varios años, agravándose al extremo desde el congelamiento de diciembre pasado”.

Para urgir una solución, las cámaras solicitaron al ministro y al secretario una audiencia a la que “sería deseable que también sean convocados los ministros competentes de las provincias de la Liga de Provincias Bioenergéticas, quienes conocen perfectamente al sector”.

Valor Soja