Lunes, 24 Agosto 2020 02:26

Ignacio Bartolomé: "En el mundo que se viene hay que ser abiertos"

Ignacio Bartolomé, Director de GDM Seeds, contó que la compañía trabaja en aplicar tecnología de vanguardia para la investigación, el desarrollo y la comercialización de variedades de alta productividad de soja y otros cultivos extensivos y mencionó la importancia de ser abiertos para afrontar lo que se viene. Destacó la necesidad de "un enfoque colaborativo". Remarcó: "No hay una empresa que pueda hacer lo mejor en absolutamente todas las etapas del proceso de producción agrícola. Por lo tanto, en el mundo que se viene hay que ser abiertos y colaborar para poder generar un sistema que al fin y al cabo le agregue valor al agricultor".

Bartolomé participó del encuentro "Argentina Visión 2020/40", organizado por ADBlickAgro, Bioceres y el Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral a beneficio de Bisblick Talento Joven, en el turno de los CEOs de compañías relacionadas al agro. Además de Bartolomé también habló Javier Goñi, CEO de Ledesma; Hugo Sigman, fundador y CEO de Grupo Insud, y Alec Oxenford, fundador y CEO de LetGo.

El ejecutivo de GDM señaló que trabajan en aspectos como la innovación, la agilidad y la flexibilidad, además del enfoque colaborativo. "Creemos que son claves para poder innovar y desarrollar tecnologías para que sean comercializadas", manifestó.

Recordó los comienzos en la década del 80 como Asociados Don Mario y su tránsito hasta convertirse en una compañía global, "que en lugar de ser un semillero es una proveedora de tecnología dentro de la industria agrícola", según expresó.

"Si bien la transformación de la compañía fue significativa, hubo tres pilares que mantuvimos y que nos guiaron en este camino de evolución: hacemos mejoramiento vegetal y posicionamiento agronómico, todo sustentado por la relación con el agricultor, que siempre procuramos que sea cercana, ya que es nuestro cliente final y a quien tratamos de brindarle soluciones", agregó.

Sigman, que fabricará la vacuna contra el coronavirus en el país, habló de la importancia de la cooperación del sector científico y la estructuración público privada para que el país logre "producir con valor agregado y generar exportaciones" para "no depender más del dólar".

Luego, Goñi, CEO de Ledesma, se refirió al actual proceso de transformación digital, al que calificó como "un pilar para la competitividad" y opinó que debe venir acompañado de una transformación cultural. "Quiero hacer foco en la innovación, no solamente como una innovación ofensiva para el crecimiento, para el desarrollo, sino también una innovación defensiva para poder ser cada vez más competitivos, porque es lo que hoy el mundo está exigiendo, y si nosotros no somos cada vez más competitivos, nos quedamos atrás", añadió.

Tras detallar el proceso que llevaron a cabo en la empresa, indicó que "hay una tremenda oportunidad en la Argentina, el campo se ha ido tecnificando, hay mucho más para hacer. Ahora se agrega la biotecnología, que aporta también en la parte de semillas, con lo cual nosotros somos muy optimistas sobre lo que se puede hacer a partir de esta transformación digital y cultural".

Por último, Oxenford, CEO LetGo hizo una evaluación de los efectos que viene provocando la pandemia de Covid-19, las consecuencias de la desigualdad social en el mundo y cómo impacta el avance de la tecnología. En cuanto a la Argentina, dijo, llamó la atención sobre lo relegado que está el país en el ranking de innovación y dijo que los problemas más graves en ese aspecto son las leyes laborales, la inestabilidad macroeconómica, principalmente por la inflación y el déficit, y los temas institucionales.

"Del lado positivo están las habilidades de los recursos humanos, que son importantes, y el potencial innovador que se ve en el ecosistema entrepreneur, en la actitud y diversidad que demuestran", señaló. Y puso especial énfasis en los inconvenientes que trae "la grieta". En ese punto, dijo que "el sector que más aporta a las exportaciones, el sector más productivo, el que genera más riqueza, que es el campo, para una parte muy grande de la población es un sector al que ve con una connotación muy negativa".

Lamentó también que "hayamos destruido la cultura del trabajo en la Argentina. Estamos siempre como sociedad buscando más feriados, menos horas de trabajo, más distribución de la riqueza y menos foco en la productividad y el esfuerzo".

La Nación