Viernes, 14 Agosto 2020 02:28

Se agrava la falta de lluvias y el trigo recorta su potencial cosecha récord

Por la falta de lluvias que desde hace meses afecta a gran parte del centro norte del país, la cosecha de trigo ya recorta su potencial récord previsto al inicio de la campaña. Luego de que la Bolsa de Cereales de Buenos Aires estimara una producción potencial de 21 millones de toneladas, lo que representaba un nuevo récord, ahora la recolección quedará por debajo de los 20 millones de toneladas. Podría ser incluso menos según cómo evolucione el clima en las próximas semanas.

"A corto plazo no hay lluvias que permitan revertir el horizonte de déficit hídrico o frenarlo", alertó Esteban Copati, jefe del Departamento de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales porteña. "Si preveíamos 21 millones de toneladas, hoy estaríamos por debajo de los 20 millones de toneladas", añadió. En el ciclo 2019/2020 se habían cosechado 18,8 millones de toneladas.

A nivel país, para el cereal hay realidades distintas según las regiones. En el norte, al comienzo de la campaña se dio un adelantamiento de la siembra, se avanzó con los planes de cobertura aunque no se completó el 100%.

"El centro y norte están muy comprometidos por el déficit hídrico, con meses sin lluvias", apuntó Copati. "Lo que se pudo sembrar está muy comprometido", añadió.

En Córdoba y en Santa Fe, provincias que hoy tienen un fuerte peso en la siembra porque recuperaron superficie cuando el gobierno anterior levantó las restricciones para exportar, no solo que no se completó la superficie, sino que el cereal "no repuso humedad".

"El trigo está próximo a encañar (en su estado). Mientras no se frene el déficit hídrico vamos a perder rinde de manera acelerada", apuntó Copati sobre Córdoba y Santa Fe. Agregó que hubo trigo en macollaje que, por la situación de estrés hídrico, no se fertilizó.

Además de la falta de agua, la semana pasada se dieron altas temperaturas que agravaron la situación del cultivo. Esto fue destacado por la Oficina de Riesgo Agropecuario (ORA) del Ministerio de Agricultura. "Hubo máximas superiores a 35°C en el norte del país, con temperatura media superior a la normal en la mitad norte del país", dijo el organismo.

Esta oficina remarcó, además, que "las reservas hídricas estimadas para trigo siguen siendo deficitarias en Córdoba y escasas en zona núcleo".

En tanto, según Copati, hay un contraste con la provincia de Buenos Aires, donde incluso se dieron excesos hídricos al sur de la línea de la ruta 5. Allí, incluso, según ORA "se mantienen las condiciones de humedad adecuada a óptima en el sur de Buenos Aires". El organismo agregó que para el "noroeste de Buenos Aires se ven algo disminuidas las reservas, permaneciendo en niveles escasos a regulares que se extienden más hacia el centro-norte de la provincia".

Toda esta situación plantea interrogantes de cara la siembra de granos gruesos, que el mes próximo se iniciará con el maíz y luego con la soja. Pablo Mercuri, director del Centro de Investigación de Recursos Natural del INTA, se refirió al respecto en la jornada Negocios del Campo organizada por LA NACION. Dijo: "Comenzamos en una situación vulnerable con respecto al agua. Salvo en el centro sur de la provincia de Buenos Aires y en Santa Fe, en el resto de las áreas de la región pampeana hay baja disponibilidad de agua y en el NOA sequía, agravada por el déficit del otoño y el verano previo. Aún continúa la incertidumbre y no podemos aseverar que vaya a haber una sequía regional. Puede haber precipitaciones en el inicio de la primavera, comportamientos bruscos, que se espacien los días entre lluvias o que sean graduales, pero débiles. Antes se hablaba de años secos, años húmedos, del fenómeno del niño, pero hoy ya hay mucha variabilidad dentro de la campaña".

Por la falta de agua, hoy la Bolsa de Cereales porteña ya recortó la siembra de girasol de 1,8 a 1,7 millones de hectáreas. Pese a esta merma de 100.000 hectáreas, la siembra del cultivo igual se expandiría 6,3% versus el ciclo pasado.

La Nación - Fernando Bertello