Jueves, 13 Agosto 2020 02:26

Herbicidas: disputa por un mercado local de 2600 millones de dólares

La empresa alemana de herbicidas DVA apunta a un objetivo claro basado en sus propias estimaciones: este año los productores argentinos van a gastar unos u$s2600 millones en productos destinados a evitar el crecimiento de malezas. La cifra del mercado de herbicidas es similar a la del 2019, y si no creció fue por el efecto de la cuarentena. El 65% de lo que gastan los productores argentinos en insumos lo constituyen los herbicidas. Es allí donde busca disputar una porción cada vez mayor de la torta del negocio, para lo cual lanzó nuevos productos.

Dardo Lizárraga, gerente general de DVA Argentina, y Daniel Maroni, gerente comercial de la firma, presentaron durante una conferencia de prensa un nuevo producto que por ahora se está desarrollando en Argentina y Paraguay, pero que espera llegar también a Brasil, Uruguay y Bolivia.

La empresa comenzó a operar en Argentina en el 2017 con una inversión de u$s30 millones. Compró una planta en el parque industrial de Pilar y desde allí desarrolló 150 puntos de venta, sobre todo en la zona núcleo de la Pampa Húmeda y Santa Fe.

El plan de negocios es seguir con inversiones por los próximos años hasta completar u$s100 millones. Lizárraga comenta que la irrupción de la pandemia de coronavirus alteró los planes de expansión de la empresa en el corto plazo, pero que mantienen los de mediano y largo.

¿Cuál es el objetivo? Tratar de expandir un nuevo tipo de herbicida para controlar la maleza, llamado Predeccesor, que permite una aplicación sencilla y rápida. Es en rigor una mezcla que evitar que el productor tenga que hacer el preparado en tanques, como son los productos tradicionales.

Lizárraga admitió que entre marzo y mayo el mercado estaba con incertidumbre por lo que idearon un sistema de preventa con garantía de entrega que les permitió atravesar el peor momento de la crisis. Ya desde el mes pasado empezaron con los planes de producción para atender los pedidos. Maroni advirtió que la firma hasta ahora no ha tenido problemas para importar insumos, pero que en el mercado se registraron algunas dificultades este año.

La empresa destaca en un informe que “en los 90 se registraron los primeros casos de malezas resistentes a herbicidas”. “Esto generó la necesidad de realizar mezclas de tanque de diferentes productos, con diferente modo de acción en cada aplicación, lo que deriva en dos dificultades: lo impráctico de generar las mismas y las incompatibilidades que se observan con mucha frecuencia en este tipo de mezclas”.

Ámbito Financiero – Carlos Lamiral