Miércoles, 12 Agosto 2020 02:30

Expectativa en el mercado de granos por el nuevo informe mensual del USDA

Hoy el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) publicará su nuevo informe mensual de oferta y demanda de granos en el nivel mundial. Las cifras sobre rindes y cosechas estadounidense de maíz y de soja son los datos más esperados por los privados, en medio de un clima que se presenta mayormente favorable para los cultivos del ciclo 2020/2021. Tal fue el interés de los operadores por los datos oficiales que ayer la rueda de negocios en la Bolsa de Chicago cerró casi sin cambios para ambos productos. En efecto, las posiciones septiembre y diciembre del maíz sumaron US$0,39 y 0,20, tras cerrar con ajustes de 122,63 y de 127,36 dólares por tonelada. En tanto que los contratos septiembre y noviembre de la soja subieron US$0,18 y 0,10, al terminar la jornada con valores de 319,85 y de 320,96 dólares.

En el mercado de maíz, el promedio de las estimaciones privadas augura la cosecha de los Estados Unidos en 385,33 millones de toneladas, producto de un rinde medio récord, de 113,23 quintales por hectárea. En tanto que las existencias finales 2020/2021 fueron proyectadas por los operadores en 71,73 millones de toneladas.

Todos los datos anteriores resultan superiores a los publicados por el USDA el mes pasado, cuando calculó la cosecha de maíz en 381,02 millones de toneladas; el rinde promedio en 112,04 quintales y el stock final, en 67,26 millones. A diferencia de lo ocurrido entre mayo y julio, cuando la proyección de rindes se hizo según la ponderación de promedios históricos, en este nuevo informe los técnicos del organismo tendrán en cuenta los reportes de campo.

Anteayer, en su informe semanal, el USDA redujo del 72 al 71% la proporción de maíz en estado bueno/excelente, un dato que se mantuvo por encima del 57% vigente un año atrás.

En cuanto a Brasil, ayer la Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab), dependiente del Ministerio de Agricultura brasileño, elevó de 100,56 a 102,14 millones de toneladas su estimación sobre la cosecha de maíz 2019/2020, un volumen que quedó por encima de los 101 millones estima proyectados por el USDA el mes pasado.

Respecto de la soja estadounidense, el promedio de las estimaciones privadas ubicó la cosecha 2020/2021 en 115,86 millones de toneladas, en virtud de un rendimiento promedio de 34,50 quintales por hectárea. Las existencias finales, en tanto, fueron calculadas en 14,32 millones de toneladas. También en el caso de la oleaginosa las cifras de los operadores resultaron mayores a las publicadas por el USDA en julio, de 112,54 millones de toneladas; de 33,49 quintales, y de 11,56 millones.

En su informe semanal sobre cultivos, anteayer el USDA elevó del 73 al 74% la proporción de soja en estado bueno/excelente, un dato que estiró la brecha respecto del 54% vigente un año atrás.

Ayer la Conab elevó levemente, de 120,88 a 120,94 millones de toneladas, su estimación sobre el volumen de la cosecha 2019/2020 de soja en Brasil. Ese volumen se mantuvo lejos de los 126 millones proyectados por el USDA en su informe de julio.

Subas para el maíz argentino

En el mercado doméstico, con la cosecha de maíz ya finalizada y con un volumen estimado por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires en 50 millones de toneladas, en línea con la proyección hecha por el USDA en julio, ayer se registró una importante suba del valor del cereal disponible, producto de la necesidad de los exportadores por completar los embarques comprometidos.

El maíz para las entregas sobre el Gran Rosario se negoció a 136 dólares por tonelada, con un alza de US$6. La mejora fue de US$5 para Necochea, donde la exportación ofreció hasta 145 dólares por tonelada del grano grueso. Ese mismo valor fue propuesto para Bahía Blanca, pero no implicó cambios respecto del lunes.

La corriente alcista también favoreció a los negocios con el maíz de la próxima cosecha, dado que las ofertas por las entregas entre marzo y mayo sobre el Gran Rosario crecieron de 135 a 140 dólares por tonelada. La jornada cerró sin cambios en Bahía Blanca y en Necochea, donde los interesados volvieron a proponer 145 y 140 dólares, respectivamente.

En el Matba Rofex el saldo fue positivo para los precios del maíz. Los contratos septiembre y diciembre sumaron US$1,70 y 1,40, al cerrar con ajustes de 138,80 y de 141,40 dólares por tonelada. La posición abril, que marca la entrada forman de la nueva cosecha, ganó US$1 y terminó la rueda con un valor de 138,50 dólares.

Tras las subas de anteayer, la soja se negoció en baja en el mercado doméstico. Las fábricas ofrecieron 236 dólares por tonelada disponible para el Gran Rosario, US$4 menos que el lunes. En Bahía Blanca y en Necochea la oleaginosa se negoció sin variantes, en 230 dólares.

En el Matba Rofex la posición noviembre de la soja bajó US$0,50, al cerrar con un ajuste de 243,50 dólares por tonelada, mientras que el contrato mayo terminó la jornada sin cambios, en 228,50 dólares.

La Nación – Dante Rofi